Godivaciones

Quo Vadis, Susan George?

Esta semana ha visitado nuestro país Susan George, presidenta de honor de la organización ATTAC en Francia, doctora en Ciencias Políticas, licenciada en Filosofía, ex-miembro del comité de Greenpeace en Francia, consultora de un montón de agencias especializadas de la ONU, miembro del grupo de Lisboa, presidenta del comité de planificación del Transnational Institute de Amsterdam. Un acontecimiento en toda regla.

El mensaje salvífico: no pasarán

Las ideas expuestas por Susan George no pueden haber sorprendido a nadie. Es lo de siempre. Los bancos son los que han vivido por encima de sus posibilidades y han sido rescatados a lomos de la gente común que somos quienes estamos sufriendo los rigores de los recortes, el paro y el empobrecimiento. Y ante eso, hay que denunciar la situación y hacer frente a ese maquiavélico sistema financiero, alimentado y engordado a espaldas de los ciudadanos quienes asistimos, impávidos, a la brutal capacidad de manipulación para la supervivencia del monstruo.

Yo añadiría que ese terrorífico sistema es el que nutre a los gobiernos de todos los países, quienes son los que han decidido entrar en el equipo de diseño del mecanismo diabólico de las finanzas internacionales. Ese sistema capitalista en el que Susan George ha crecido y alcanzado el estrellato.

También ha habido un reclamo primario y ancestral a la oposición frente al perro extranjero,que en este caso es Alemania con la troika a las maracas, que nos imponen muerte y destrucción a los inocentes, y están experimentando con Grecia como si fueran ratas de laboratorio. Ese ejemplo es de Susan, ella cree que los troikos, como si fueran orcos sádicos, están analizando como cuánto aguante tienen los griegos, como cuánto sufrimiento pueden soportar.

Un mensaje verdaderamente apocalíptico con una única puerta de salida: resistirse.

Salir a la calle, oponerse al rescate bancario, oponerse a las medidas, renegar de esa deuda que dice ella que no debemos. Nuestros deudores deben estar con los pelos de punta.

La falla moral de las instituciones

Pero, claro, uno rasca un poco y no termina de entender mucho. Porque la institución que la encumbró, ATTAC, de fama internacional, un prestigio inexplicable y la simpatía de tantos rebeldes de última hornada con poca información, tiene severos agujeros morales. Por ejemplo, uno de sus reputados miembros es el subcomandante Marcos, ideólogo, portavoz y mando militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, grupo terrorista mexicano, denunciado por la organización Human Right Watch por utilizar niños como soldados. Esa práctica, más conocida por ser habitual entre terroristas en conflictos de determinadas zonas de África, y que a todos nos hace palidecer, no constituye, al parecer, una razón de peso para negarle la membresía a nadie en ATTAC. Otros miembros de ATTAC, como Ignacio Ramonet, han participado en actos de apoyo y han rendido bochornosa pleitesía a dictadores, también con las manos manchadas de sangre, como Hugo Chávez.

Eso, solamente como aperitivo, por ser lo más evidente. Hay más. En cada declaración de Susan George hay una alusión a los sindicatos, como instituciones que apoyan en esta lucha anti sistema, al pobre sometido, al ciudadano en paro, al trabajador en precario. Hay referencias al Fondo Monetario Internacional como fuente fidedigna, no solamente de datos, sino de consejos de política económica. Sorprendente. No tengo claro si, con su mejor intención, Susan George no se da cuenta de que esas instituciones están dentro del saco de la corrupción y el maridaje político financiero, o qué.

 La parte de verdad de Susan George

Sin embargo, hay algunas ideas en las que creo que acierta. Dice que las 50 empresas más grandes del mundo están interrelacionadas. Pues es probable. Lo que no explica es que las grandes multinacionales internacionales son la media naranja de los gobiernos del mundo. Y no porque les obliguen, a punta de pistola, a aceptar nada, sino porque todos los gobiernos intercambian prebendas del tipo que sea con esas empresas. Es un "tu rascas mi espalda y yo rasco la tuya". No hay coacción.

También explica que hay un grupo de mega poderosos que, al más puro estilo villano de cómic, quieren mantener el capitalismo a costa de la democracia. Puede ser, pero los ejemplos que se me ocurren no son los Estados Unidos o Alemania, sino Cuba, Argentina y Venezuela, e incluso China, donde los tiranos, con el poder financiero, empresarial, político en su mano, con el secuestro de los medios de comunicación, han logrado cuadrar el círculo y, manteniendo una democracia ficticia, desarrollar una economía pseudo capitalista.

Y digo "pseudo" porque el capitalismo es el sistema económico que se basa en la propiedad privada, la libre empresa y el libre mercado. Y, pregúntenle a un argentino como cuánto es su mercado de libre. O a un cubano qué libertad de comunicación tiene, o las empresas que libremente se crean anualmente. Y así podemos revisar, uno tras otro, los países en los que el poder político corrupto asfixia lo que sí es el capitalismo y que no tiene que ver con la asociación gobiernos-capital.

Estoy de acuerdo con Susan George en que de esta no salimos simplemente mirándonos a los ojos, pero su solución, sinceramente, me parece no más de lo mismo, sino salir de Málaga para llegar a Malagón.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba