Godivaciones

Políticos S.A.: los gestores de la responsabilidad

Este fin de semana El País publicaba un reportaje de la candidata a la secretaría general del PSOE, Carmen Chacón, con el nombre de “Chacón y compañía.”. Aunque el contenido no era realmente hiriente, los fans más recalcitrantes han creído ver una puñalada de Ferraz a su ídolo. Tanto es así que Rubalcaba ha tenido que asegurar que él no ha tenido nada que ver.

Lo que más me ha llamado la atención es el título del artículo, que si bien parece claro que trataba de asociar la propuesta de Carmen Chacón con sus intereses particulares (en lugar de identificarse con los intereses del partido), a mi se me antoja inapropiado justo por lo contrario: es demasiado positivo. Una sociedad anónima es esa institución en la que los accionistas y dueños se juegan sus cuartos para sacar beneficios. ¿Qué está poniendo Chacón en el juego, qué puede perder? Tiempo, tal vez. El candidato que gane la jefatura de la oposición se quemará junto con el equipo pepero en el gobierno, porque esta recesión va para largo. Así que tampoco es para tanto. Queda mucha vida política por delante.

Y ampliando el ángulo de visión ¿qué se juegan nuestros representantes políticos en este juego de poderes? Nada. Los dineros salen de nuestros bolsillos, seamos ricos o pobres, educados o analfabetos, en mayor o menor medida, somos nosotros quienes financiamos el teatrillo, las marionetas y el guión. Como se suele decir, encima... pongo la cama. A diferencia de los empresarios o propietarios de acciones de una empresa, ellos no se juegan más que su continuidad en la carrera política. Y digo carrera no como profesión, sino en el sentido de competición que, además, es de esas que despierta los peores instintos de cada cual y reúne a lo peorcito de cada casa. No obstante, hay que aclarar que no es algo intrínseco a la política, aunque probablemente sí que va con estos tiempos que corren.

En el siglo XXI, lo que se lleva es delegar aún a costa de sacrificar nuestra libertad. Por que si entendemos que la libertad parte del simple hecho de elegir, ni siquiera el sistema electoral es limpio. Tampoco elegimos la educación de nuestros hijos, ni qué hacemos con nuestros ahorrillos, ni con nuestra pobreza, con nuestras habilidades... siempre está algún tentáculo del Estado obligándonos a comportamos en función de lo que “quienes dicen que saben” consideran. De la misma forma que los representantes de artistas principiantes sangran el talento ajeno, nuestros representantes nos exprimen mediante impuestos que utilizan para mantenerse en el poder, como objetivo fundamental.

Como muestra un botón: la ayuda al desarrollo. Se nos pide dinero por solidaridad con los países africanos menos favorecidos. Nosotros, solidarios voluntariamente o simplemente obedientes por temor al castigo por no pagar impuestos, delegamos nuestra responsabilidad real o supuesta con los otros en el gobierno de turno (da igual el color). ¿Cuáles son los países agraciados con el dinero español? Entre otros Mozambique y Namibia, que a todos nos parece muy bien porque como no sabemos nada de África nos da la sensación de que todos son pobres negritos. Pero resulta que esos países, cuya principal actividad es la pesca, son dominados por empresas privadas pero privilegiadas por los gobiernos, al más puro estilo mercantilista del XVII. Y ahí la palma se la lleva Pescanova, como me contaba el domingo Chema Caballero. La conclusión es previsible: los pescadores locales son desplazados por nuestros barcos porque los gobiernos de Mozambique y Namibia han hecho concesiones a cambio de dinero. Y ese dinero que arruina a los africanos es el que usted y yo hemos aportado porque somos solidarios.

¿Quiénes son los responsables? Los gobiernos y Pescanova, claro. ¿Y nosotros que sabemos cómo se gestiona nuestro dinero y seguimos delegando la virtud, la libertad y el futuro? No, nosotros somos ingenuos votantes dispuestos a pagar los impuestos que nos digan y a sentirnos culpables si cuestionamos a quienes nos expolian, exactamente como los artistillas novatos que acaban de salir del pueblo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba