Get the money

Ni lotería, ni milagros… ¡Un avestruz!

Pide un deseo! Me dice el otro día un buen amigo. No pensé en la lotería ni en el gordo de Navidad, dicen que las probabilidades de que toque son del 0,001%. Tampoco en cancelar mi hipoteca ni cogerme unas largas vacaciones con mi familia destino al fin del mundo. No. Pensé en un avestruz. Pensé en meter la cabeza bajo tierra y no sacarla durante una larga temporada. ¿Porqué? Porque llevo días, ¡qué digo!, llevo semanas e incluso meses escuchando a todo el mundo decir que 2012 va a ser terrible.

Lo dijo Juan Roig presidente de Mercadona. Lo dijo también el presidente del Instituto de la Empresa Familiar Isaac Andic. Y también el presidente del BBVA, del Santander, el de Bankia... lo dicen los autónomos cada  vez que cuentan cuántos empleos destruye la falta de pago de las adminstraciones. Lo vocean los hosteleros que este explican que el macro-puente de la Constitución  pasó sin pena ni gloria. Lo cuentan los taxistas que tienen que estar más horas al volante  para sacar un 30% menos que hace tres años. Lo sentimos todos los españoles y más los 5 millones de parados que deja en herencia Zapatero. Todos, sin excepción, ven 2012 peor que 2011. ¡Hasta el propio Rey!  El Monarca, en su despedida oficial del Gobierno en funciones, aprovechó el brindis del  almuerzo para lanzar un mensaje a la clase política, pero no sólo a ella.

Advirtió de que “llegan tiempos muy duros”: se refería - además de ETA - a la batalla que todos los españoles tendremos que vencer contra el paro. La primera intervención como presidente del Congreso de Jesús Posada tuvo el mismo aire: sumar esfuerzos para afrontar lo que está por llegar. Y en los mismos términos se viene pronunciando Mariano Rajoy, el presidente electo, desde hace ya meses. ¡Parece un disco rallado! Que si 2012 va a ser complicado,que la tarea que tenemos por delante no es sólo de un gobierno sino de una nación entera, que si la austeridad, que si los recortes… ¡Qué miedo! ¡Que escondo la cabeza bajo tierra y no lo saco hasta 2013! ¿Que te parece la idea? Para lo que hay que ver…

En Nochevieja, cuando choquemos nuestras copas, no diremos Feliz 2012… ¡Y sí 2013! Doce meses para esconder la cabeza, para no mirar, para no sentir, para callar… ¡Qué pasen pronto! 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba