Get the money

Los españoles quieren más Estado: ¿ignorancia o irresponsabilidad?

¿Sabemos lo que queremos? ¿Sabemos qué significa más Estado? ¿Cuáles son las consecuencias de que el Estado tenga un mayor peso en la economía, en la educación y en toda la sociedad? Quiero pensar que por ignorancia los españoles quieren, en su inmensa mayoría, que el Estado tenga mayor peso en nuestras vidas. La Fundación BBVA ha desvelado a través de una encuesta que el 81% de los ciudadanos quiere que el Estado sea más activo en sanidad, en dependencia, en investigación, en educación… más peso, que se invierta más dinero aunque para ello nos suban los impuestos.

A más Estado menos libertad

Quiero pensar que los españoles hablamos de más Estado porque no sabemos que a más peso del Estado, más intervención, menos libertad, menos competitividad y por lo tanto más pobreza. Porque los españoles queremos -quieren- que el Estado se ocupe de la sanidad y de la educación y también que controle los precios, los beneficios empresariales, los sueldos…

Quiero pensar que muchos no son conscientes de que si el peso del Estado es excesivo, la empresa privada tiene menos margen para crecer, para invertir y por lo tanto para crear empleo. Quiero pensar que muchos no son conscientes de que la fiscalidad que soportamos a día de hoy es confiscatoria y que la empresa privada puede -y de hecho casi siempre lo consigue- hacer más con menos dinero: es más eficiente y más rentable porque se juega su propio dinero.

Es por ignorancia pero, ¿y si nuestra pasión por el Estado es fruto de la cesión de nuestra responsabilidad individual al Estado? Puede que los españoles detestemos la iniciativa, el riesgo y la responsabilidad. Puede que, simplemente, no queramos tomar decisiones y que nos sea más cómodo perder libertad a cambio de ganar en comodidad y seguridad.

Más Estado, ¿gestionado por políticos que detestamos?

Más Estado aunque haya que pagar más impuestos. ¡Muchos pensarán que los paguen otros, claro está! Más impuestos, sin embargo, para unos políticos que detestamos porque son -según el barómetro del CIS de cada mes- el grupo social que más desconfianza genera entre los ciudadanos. Gritamos contra ellos pero luego estamos dispuestos a darles nuestro trabajo y dinero para que decidan cómo y en qué lo gastan. No entiendo nada.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba