Get the money

2014, apetito por el riesgo: Bolsa, deuda periférica y crecimiento España

Entre polvorones, copas de cava, cenas con compañeros y amigos, y festivales de los niños... este mes de diciembre se nos ha pasado volao. En un par de días se nos echa encima la Nochebuena y después de tomarnos las doce uvas, una tras otra, esperaremos que 2014 borre por completo este tortuoso 2013. 

Los analistas de bolsa están convencidos de que el año que viene será bueno. Me cantan una y otra vez bolsa, deuda periférica y crecimiento España. Unos hablan de subidas del 10% para el Ibex, otros lo sitúan en los 10.700 al término del próximo año y los más audaces incluso hablan de una revalorización del 40% en los próximos tres años. ¡De aquí a 2016, todos calvos! Lo que sí está claro es que hay apetito por el riesgo, que la bolsa española convence y que los sectores bancario y los cíclicos son los favoritos. Porque hemos dejado atrás la recesión, porque tiran las exportaciones, porque funciona el turismo, porque los precios se han desplomado y porque la confianza llama a nuestra puerta. Dicen además que nuestra bolsa da una jugosa rentabilidad por dividendo y que los españoles colocan poco porcentaje de sus ahorros –un 7,3%- en acciones.

Sopla a favor por el último mensaje de Bernanke, el presidente de la FED: dijo que confía en una recuperación sólida de la economía, que mantendrá los tipos de interés bajos y que retirará los estímulos a la economía a partir del 1 de enero poco a poco. Al mercado le convencieron las palabras del todopoderoso, sobre todo por la claridad del calendario y porque avanza una recuperación de la actividad. Los expertos con los que hablo me dicen que hay que tener bolsa americana a pesar de la subida de este año, bolsa europea y aderezarlo con un poquito de renta variable japonesa. Nada de emergentes. 

Pero ojo. Una incertidumbre resuelta, la del famoso tapering o, el taper-ware como chistosamente le llaman en algunos foros- y otra que se abre. Me refiero a los resultados que las empresas comenzarán a publicar a principios de enero. Se esperan que todas ellas pasen por el confesionario de la bolsa y nos cuenten cuánto han facturado en 2013, cuánto han ganado realmente y, sobre todo, cuánto esperan ganar el próximo ejercicio. Dicen los analistas financieros que ahí está la clave para garantizar que 2014 será alcista en los mercados de acciones, aunque todos ellos dan por hecho que habrá efecto enero. Los fondos de inversión están posicionados como auténticas fieras dispuestos a lanzarse sobre todo lo que se mueva en las pantallas. 

La música suena bien, pero ¡ojo!, los niveles alcanzados dan vértigo. El Ibex acumula una subida desde principios de año del 15% y hay valores como FCC, Indra o Mediaset que acumulan plusvalías superiores al 50%. En Nueva York los índices están que se salen: el Dow Jones sube más de un 24%, el Nasdaq un 35% y en Europa el Dax de Frankfourt adelanta al resto de indicadores con una revalorización desde el pasado dos de enero del 20%.

Así que... en bolsa, como dice un amigo mío, hay que colocar el dinero que uno no necesita. Para ganar, me contaba, hay que entrar en el parqué con dos fortunas: una de ellas dispuestos a perderla. Señores, el año está finiquitado y la suerte echada. ¡A por 2014!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba