Get the money

¡'To pal' pueblo! El espíritu de Chávez se instala en Andalucía

¡Si Chávez levantara la cabeza vería cómo su espíritu ha volado hasta Andalucía! El pajarico chiquitico que revoloteó sobre Nicolás Maduro ha volado a Sevilla para piarle a José Antonio Griñán su más que célebre “¡exprópiese!”. Habla Griñán de “repartir mejor la riqueza tras la estafa inmobiliaria”, de “medida excepcional ante una situación de emergencia”… El presidente de la Junta y sus secuaces quieren convertirse en el Robin Hood de los desahucios, acompañado por sindicatos y aplaudido por Ada Colau. Todos a una han emprendido una auténtica carrera populista en su lucha por ver quién es más de izquierdas y quién es más radical.

Mucha demagogia pero poco dato contrastado. Esta semana el Banco de España y el Poder Judicial contaban  que el 99% de los procesos de desahucios corresponden a la etapa del PSOE, que el 83% de los desahucios de 2012 fueron locales y sólo el 10% fueron de primera vivienda. Y lo más importante: el número de desahucios de vivienda habitual entre enero y octubre del pasado ejercicio fue de 14.368, el 0,3% del total de hipotecas. Es decir, el mercado hipotecario español funciona y la mayoría de los españoles cumplimos con el banco. Es por ello que el 85% de las familias tienen piso en propiedad: porque los bancos han prestado dinero y porque los ciudadanos hemos cumplido -y en la inmensa mayoría seguimos cumpliendo- con nuestras obligaciones como deudores. En tiempos de bonanza y también ahora, aunque ello suponga sacar a los niños del colegio privado, comprar menos yogures o ir de vacaciones al pueblo. 

En Andalucía lo llaman Plan de Choque para frenar la sangría social de los desahucios pero no es más que un ataque directo a la seguridad jurídica y a la propiedad privada. Es el desahucio de la libertad que va a provocar una huida rápida de inversión extranjera, un mayor repunte del desempleo y por tanto un empobrecimiento de los ciudadanos. Tanto atacar al comandante  Chávez  por robar a las empresas españolas que cruzaban el charco para hacer negocios, crear riqueza y generar empleo y ahora… ¡toma dos tazas!

¡’To pal’ pueblo, que diría Sánchez Gordillo! Muchos se echan las manos a la cabeza al ver la expropiación de pisos vacíos a bancos e inmobiliarias que Griñán pretende poner en marcha… pero esto se veía venir. ¿Qué pasó este verano cuando Sánchez Gordillo emprendió un ataque directo a la propiedad privada asaltando supermercados y piscinas privadas? Nada, no pasó nada… hizo road-show por las televisiones gritando que hay que robar a los ricos para atenuar el drama de los pobres y… muchos se convirtieron en altavoces de su locura intervencionista. Nada pasó entonces y, mucho me temo, que nada pasará ahora.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba