Get the money

Stop desahucios. ¿Medida social o política?

Por la izquierda le está adelantando Rajoy a Zapatero. ¡Quién lo hubiera dicho! Cayo Lara está tan sorprendido que se ha quedado sin palabras.Ha sido gobierno de derechas el que ha limitado el sueldo de los presidentes de las Cajas y Bancos intervenidos.Ha sido un gobierno del PP el que ha puesto techo a la remuneración de los presidentes de las empresas públicas. Y ha sido Mariano Rajoy el que a través de su Ministro de Economía Luis de Gindos el que pide a la banca que flexibilice los deshaucios.

Es de cajón. Con 160.000 deshaucios en marcha, el gobienro ha actuado. Promueve, que no obliga, la dación en pago de quienes no tengan ingresos. En España un 3% de los hogares no mete ni un euro en casa y hay 580.000 familias que no tienen dinero para saldar sus deudas. Ante tal drama, de Guindos invita a los bancos a seguir un código de buena conducta. La clave de lo que se ha anunciado son los incentivos fiscales a la banca: en la medida que sea más barato proceder a la dacion en pago que al embargo + deshaucio la banca optará por ella.Es el mejor camino posible de los que había. Lo demás es paja para conseguir un titular. La dación en pago obligatoria, generalizada y retroactiva sería un caos para todas las hipotecas titulizadas, sería considerarlas subprime. Esto elevaría la morosidad y cerraría aún más el acceso a la financiación. Es lo mejor y lo más practico que se puede hacer.

La medida es social porque calma el clamor de la calle, cada vez más intenso. Se nos rompía el alma cuando veíamos a familias con niños pequeños y abuelos en sillas de ruedas abandonar sus viviendas. Con maletas, en pijama y arropados por vecimos y algún que otro rasta-hippie de la “Plataforma STOP Deshaucios”. Nos crujía el corazón al ver que el banquero hacía efectivo el deshaucio y dejaba el piso vacío y al inquilino a la intemperie. La medida es también politica. ¿Qué cara se le habrá puesto a Elena Salgado al ver que ha sido Luis de Guindos el que invita a los bancos a quedarse con las llaves y olvidarse de la deuda? De Guindos, un ministro con toque claramente pijo, bien relacionado con los banqueros y que trabajó incluso en Lehman Brothers? A Salgado seguro que sí le cruje el corazón. Perdió la oportunidad y quizá le tembló el pulso al poner freno a una injusticia social que ha llevado ya a más de 350.000 familias a la calle.La medida, bien encaminada a mi juicio, debería si no callar sí apaciguar y hacer reflexionar a esos radicales que estos días toman las calles.Sin embargo, mucho me temo que ellos, para reflexiones, no están.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba