Get the money

Renault y Legaz: ¿Medidas desesperadas?

Si uno mira las grandes cifras le entran ganas de llorar. Los casi 6 millones de parados que soportamos, los más de 8 millones de pensionistas que tenemos, los 56.000 ERES que se han realizado desde principios de este año, los cientos de miles de desahucios que se han ejecutado desde el inico de la crisis… para echarse a llorar, temblar y para salir huyendo del país. Sin embargo me quedo con una imagen y una apuesta.

a imagen se tomó en Palencia, en la planta que Renault tiene allí. El presidente del gobierno Mariano Rajoy paseaba con los responsables del fabricante francés de coches y con los empleados y, ante los medios de comunicación, decía que la reforma laboral puesta en marcha hace casi un año está dando sus frutos. Cierto es. Renault apuesta por España frente a Turquía y su propio país como destino de sus inversiones. Refuerza su apuesta por las plantas de Palencia, Valladolid y Sevilla y por los 10.000 trabajadores que ya tiene en España. El fabricante de coches del rombo se suma a anuncios similares de Nissan, Iveco, Ford o Seat que apuestan por plantillas de empleados flexibles y competitivas: los trabajadores cuentan con una remuneración por objetivos y productividad, han bajado sus costes laborales y los sindicatos han ayudado a ello. Olé, olé, olé.

Uno de los objetivos de todo gobierno ha de ser atraer inversiones para reducir el déficit y crear empleo. Mariano Rajoy con su reciente visita a Marruecos, el Rey con su viaje a la India o la última Cumbre Iberoamericana en Cádiz pretenden tender puentes para atraer dinero y hacer negocio. En definitiva, generar confianza y credibilidad . Vender a nuestros futuros inversoes y también a nuestros acreedores reformas sólidas y detalladas.

La música suena bien pero desafinó algo esta semana. Desafinó cuando Jaimee García Legaz habló de facilitar la residencia a aquellos que compren vivienda por más de 160.000 euros. Está claro que hay que dar salida al stock que soporta España, que muchas se concentran en la costa de Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana, y que la demanda nacional está congelada por el paro y la fálta de crédito. Hay que atraer a las grandes empresas y también a inversores chinos, rusos o de cualquier lugar del mundo para que que monten negocios o compren pisos o disfruten del sol de la playa y la paella… Pero lo de Legaz sonó a medida desesperada. Ojo con las formas porque pueden echar al traste una buena idea. Lo peor que puede hacer España es dar la imagen de una gallina hambrienta buscando comida angustiada y atormentada. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba