Get the money

Queridos Reyes Magos...

Sé que es aún pronto para escribir mis deseos para el Año Nuevo, pero éste 2011 se me está haciendo taaaannnn largo que he pensado que cuanto antes mande esta carta antes tocarán las campadas. 2011 toca a su fin, y menos mal! Apenas quedan 30 días y mucho me temo que se me van a hacer una eternidad. Con la vista puesta en la macrocumbre del día 9 en Bruselas y con la esperanza de que Sarko y Angie nos saquen del agujero del déficit y la crisis de deuda, los malos datos siguen siendo el chorreo de cada día. Que si las ventas de coches caen un 6,4% en noviembre, que si el sector ha perdido más de 40.000 empleos desde 2008, que si Rajoy va a implantar un taquillazo en todas las autopistas, que si Artur Mas le planta guerra a los funcionarios en Cataluña ... y no sigo porque me deprimo! El país está para coger el pasaporte y largarse a cualquier lugar del mundo.

Mi deseo? Australia. Pero parece que hay trabajo en Noruega. Me cuentan que Noruega quiere reclutar a través de Infojobs hasta 5.000 ingenieros españoles dispuestos a trabajar en el sector petrolífero en el Mar del Norte. ¡Hay trabajo más allá de nuestras fronteras! Ah! Olvidaba un pequeño detalle, no soy ingeniera. Me quedo en periodista, lo mío es oír, ver, preguntar y contar. 2011 ha sido un auténtico desastre, y como dijo hace meses Juan Roig presidente de Mercadona y después recalcó Isaac Andic, presidente de Mango, 2012 será mucho peor. Desde el verano España se ha convertido en un auténtico secarral: ni consumo, ni inversión, ni empleo y mucho me temo que los próximos meses van a ser una auténtica travesía en el desierto. Más vale que Rajoy comience a gobernar cuanto antes! Me parecía muy tarde el 22 de diciembre para la toma de posesión como presidente del gobierno y más tarde aún me parece el 6 de enero para que sindicatos y patronal se pongan de acuerdo para la reforma laboral. ¿habrá acuerdo?

Patronal y sindicatos tienen 5 millones de razones para pactar la reforma laboral. España no puede soportar una tasa de paro por encima del 21%. Desde el punto de vista social es una ruina – más de la mitad de los parados son de larga duración y casi la mitad de los jóvenes en edad de trabajar no encuentran empleo- y desde el punto de vista económico es un desastre. La meteórica tasa de paro afecta a la morosidad de la banca -que alcanza el 7,16%, niveles no vistos desde 1994- y a las cuentas públicas. Se recortan los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social e impuestos al tiempo que crecen los gastos que genera el subsidio de desempleo. Por no decir el desplome en picado del consumo privado. ¡Estas navidades toca gastar lo justo en jamón, polvorones y regalos!Pero, a lo que iba … Queridos Reyes Magos, podéis hacer milagros?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba