Get the money

Pacto PP-PSOE frente a Europa: ¿A quién pretenden engañar?

Muchos alumnos se presentan estos días a las pruebas de selectividad. Los profesores que les han entrenado durante los últimos meses en matemáticas, ciencias o literatura les habrán repetido en más de una ocasión que sean directos y claros. Que haya contenido en sus respuestas y que huyan de la paja. Buen consejo que debería extenderse no sólo a los alumnos que estos días deambulan por las universidades, también a los políticos que se pasean por los pasillos del Congreso.

Ahora Rajoy y Rubalcaba se descuelgan con un gran pacto. Nos venden la idea de que los dos grandes partidos políticos han alcanzado un acuerdo táctico para presentarse unidos y defender una posición común ante el Consejo Europeo de finales de junio. Suena bien que ambos quieran defender la unión bancaria y pidan ayuda para frenar la sangría del paro juvenil, pero es auténtico humo. Mucho ruido para un pacto que tiene más vocación doméstica que proyección internacional porque la voz de España en Europa es la voz del Gobierno español que goza de una mayoría absoluta.

Ayer jueves fue un auténtico esperpento lo que ocurrió en el congreso. Rubalcaba y Rajoy pactan por teléfono un acuerdo de 8 puntos y el resto de grupos, los de izquierdas y los nacionalistas, dicen que ellos se descuelgan, que no conocen la letra pequeña, que no lo apoyan… bla, bla, bla.. ¡Qué manera de perder el tiempo y enredarnos con debates estériles!

Rajoy no necesita ni de pactos ni de apoyos para pedirle a Angela Merkel, ‘Angie’ más tiempo y más dinero. ¿Creen que Merkel, al ver a Rubalcaba y Rajoy cogidos de la mano llegar a Bruselas, va a moderar sus exigencias? Ja, ja, ja, ja... me parto. Lo que sí tendría efecto en Europa sería una gran alianza entre España y otros países como Francia o Italia: ellos sí que podrían impresionar a la canciller alemana y ésta podría moderar sus exigencias.

El uno y el otro pierden el tiempo, hacen ruido y escenifican un acuerdo vacío de contenido y nada efectivo. Los grandes acuerdos de Estado son deseables e incluso en ocasiones necesarios. A día de hoy para lo que necesitamos un pacto es para acabar con el despilfarro autonómico y reducir el Estado en su justa dimensión. Un pacto para reformar -que no parchear- el actual sistema de pensiones. Pero para eso, el pacto ni está ni se le espera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba