Get the money

El IVA será la próxima promesa incumplida

Nos están crujiendo por todas partes, y... ¡lo que nos queda! Nos crujen por la subida del IRPF y del IBI: esto fue en diciembre y ya lo estamos notando en nuestras nóminas. Nos crujen por la subida de la luz, del gas, de los transportes -clama al cielo, por cierto el tarifazo de Aguirre al metro y al autobús- de la gasolina... Y nos crujen tambien por el mal llamado copago farmacéutico. Sí que es cierto que hay que ponerle freno al despilfarro en medicamentos: no es lógico que todos los españoles tengamos en casa un cajón lleno de apirinas, ibuprofenos, nolotiles y crema para los moratones. Dicen que cada año tiramos a la basura 1.000 millones de euros en medicamentos caducados y que llegamos a almacenar 3.700 toneladas de fármacos pasados de fecha. ¡Una barbaridad! Sí que es cierto que hay que ponerle freno al despifarro en sanidad, en farmacia y tambien en educación. España invierte mucho – de los países que más en educacion de la UE- y sin embargo estamos en el furgón de cola cuando a nuestros chicos les preguntamos por historia, matemáticas o les pedimos una redacción sin faltas. ¡Otra barbaridad!

Nos crujen y más que lo van a hacer. La Comisión Europea ya le ha advertido a Rajoy que tendrá que subir el IVA, o las tasas ambientales o sobre la vivienda si quieremos cumplir el presupuesto. Lo mismo decía esta semana el gobernador del Banco de España: habrá que subir el IVA para taponar la sangría del déficit, porque no hay ingresos por la actividad economica. Mucho me temo que Rajoy tendrá, una vez más que incumplir su promesa. Dijo que no subiría impuestos al trabajo ni al ahorro, que no habría copago, que nada del IVA... y tenemos alza en el IRPF, tenemos repago y tendremos también alza en el IVA hasta el 21 o quizá el 23%.

Todos los españoles entendemos que hay que taponar la sangría del déficit. Sabemos que estos años hemos vivido todos – Estado, empresas y familias- por encima de nuestras posibilidades y que ahora hay que pagar la fiesta. Con subida de impuestos, con copago farmacéutico, con más tasas universitarias, con más alumnos en las clases de infantil, primaria y secundaria… pagamos más no para vivir mejor y sí para devolver lo que debemos. Hasta aquí todo claro: los españoles entendemos que el ajuste es necesario, pero le pedimos al gobierno frenar otras vías de despilfarro. ¿qué pasa con el derroche de las autonomias? ¿Y de los ayuntamientos? ¿Porqué mirar a otro lado cada vez que alguién propone devolver las competencias al Estado o fusionar ayuntamientos? ¿Qué ocurre con los miles de asesores que tienen los políticos, con los llamados puestos de confianza? ¿Qué pasa con las subvenciones a partidos políticos, empresarios y sindicatos? Porqué no fulminarlas? No sé a qué espera el presidente… ¡Mariano,ya estás tardando!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba