Get the money

Funcionarios. ¿Son muchos? ¿Sobran?

Funcionarios. ¿Son muchos? ¿Sobran? ¿Son unos privilegiados porque tienen el puesto asegurado? ¿Privilegiados porque cobran puntualmente todos los meses, su empresa nunca va a quebrar,  y tienen puesto y salario hasta la jubilación? Qué difícil es no hacer demagogia con este tema.

Esta semana los funcionarios convocaban una rueda de prensa para decir que en esta campaña electoral se sienten totalmente abandonados. Que los políticos no cuentan con ellos y que, además, se han sentido maltratados desde que arrancó la crisis. Sobre la campaña electoral, sobran las palabras. Los candidatos de los dos partidos mayoritarios y el resto también piensan en clave nacional, apenas hablan de Europa y lo que hacen es lanzarse dardos unos a los otros sin contenido y sin apenas chispa ni creatividad.

¿Sobre los funcionarios? Cierto es que cuando las cosas van mal son una diana fácil. Son 2,6 millones de funcionarios los que trabajan para la Administración Pública. Su número se ha reducido en algo más de 300.000 desde que arrancó la crisis y su poderadquisitivo –entre descenso de salario, eliminación de pagas extras y recorte de moscosos y demás privilegios- ha caído un 30%. Y usted dirá, como dije yo: ¡Como el resto de mortales! Todos padecemos el recorte de salarios, la subida de impuestos, la eliminación de ciertos 'privilegios' como vales de comida, cheques guardería o bonus y, para colmo, sufrimos la amenaza constante del paro. Es ver la cola del INEM y muchos nos echamos a temblar.

2,6 millones de funcionarios. ¿Muchos? Hablamos de policías, jueces, maestros, médicos ... también bomberos, barrenderos, enfermeras, inspectores de hacienda. Hablamos también de personal administrativo. Quizás lo que sobran son empleados públicos nombrados a dedo por el político de turno que necesita su corte de palmeros. Asesores, secretarias y chóferes, personal de confianza que llaman ellos. Sobran ellos y sobran las duplicidades, triplicidades o cuadruplicidades. ¡Menuda palabreja! NO es lógico que existan comunidades autónomas, ayuntamientos, diputaciones... que haya 17 de las primeras y miles de los segundos. Que existan consorcios, fundaciones, defensores del pueblo en Extremadura, en Madrid, a nivel nacional... que ocurra lo mismo con los servicios de meteorología: uno en Murcia otro en Valencia y otro para todos. Lo mismo con las televisiones y radios públicas que se han creído privadas con grandes producciones y contrataciones millonarias con el dinero de los contribuyentes. Como dice un buen amigo, no  sobran las personas. Sobra el gasto y no es lo mismo aunque vaya asociado.

Mientras unos se forraban soldando tuberías o poniendo ladrillos, y facturando en negro, otros sobrevivían con sueldos de poco más de 1.000 euros. Esto lo dice otro de mis amigos. Funcionario que en los años de bonanza se sentía pobre y ahora, con trabajo fijo, se siente más que afortunado y duerme a pierna suelta cada noche. Sobra el gasto y falta la eficiencia. Sobran asesores y falta mejor y mayor servicio al ciudadano que paga cada mes, cada día, de su trabajo de su consumo y de su ahorro un buen pico para mantener una casta que a día de hoy debería estar en la calle.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba