Get the money

Españoles: entre el cabreo y la resignación

Para salir corriendo, así está el panorama. Coger el mapa, señalar cualquier parte del mundo y escapar. Lejos, muy lejos: Australia, Estados Unidos, Brasil o algún lugar del continente asiático. Sales a la calle y se palpa el pesimismo y la derrota: sanitarios, profesores, abogados, empleados de banca, estudiantes… todos protestan por los ajustes del Gobierno. Se palpa indignación y decepción. Indignación por la subida del IRPF, por la subida del IVA, por el recorte del sueldo a los funcionarios; cabreo por la rebeldía del País Vasco y de Extremadura que van contra el Gobierno central y sí pagan la extra a los funcionarios; y resignación porque vemos que los escándalos de corrupción salpican toda la geografía española, a políticos de todos los colores y aquí no pasa nada.

Todos corruptosEn Andalucía con los ERES fraudulentos, en Galicia con la Operación Campeón, en Sabadell con la Mercurio. Son muchos pueblos y comunidades de España en los que suenan los nombres rocambolescos de operaciones contra las “mordidas” urbanísticas, pero en ninguna parte se cargan a político alguno. Corrupción que salpica incluso al yerno del Rey y quién sabe si a la fiscalía, ¿porqué actuó dos días después del 25N en Sabadell cuando las investigaciones se iniciaron hace más de dos años? ¿Acaso se amolda la justicia a los tiempos políticos?

El panorama es desalentador y nos lo recuerdan día sí día también diferentes organismos internacionales. La semana pasada fueron la OCDE y también el FMI que auguraron más recesión el próximo año; también más paro y no mucho menos déficit. Días atrás fueron otros organismos nacionales: Funcas, el servicio de estudios del BBVA, Fedea, AFI, y ninguno de ellos ve aún la recuperación. Yo tampoco. El consumo está bajo tierra, en octubre se desplomó un 10%. Gastamos cada vez menos en ropa, calzado pero también en coches, electrodomésticos y no quiero ni pensar lo de la vivienda.

ERE va, ERE viene

Mucho me temo que ni el encendido de las luces navideñas animará nuestro bolsillo. ¡Imposible! Hay seis millones de parados y ahora nueve millones de pensionistas que verán mermado el próximo año su poder adquisitivo. Hay 3 millones de funcionarios que ganan hoy menos que hace un año y los asalariados también soportan el recorte de sus sueldos y el miedo a los ERES. ¡Menuda plaga! ERE en IBERIA, en Adif y Renfe, en los bancos rescatados, en las televisiones públicas, hasta en el zoo de Madrid; en todos los sectores y en todas las empresas, grandes y pequeñas. Hace años nadie sabía lo que era un ERE, tampoco un interino y ahora son el pan nuestro de cada día. ¡Cómo han cambiado las cosas! De estar en las Champions League de los bancos a necesitar 37.000 millones de euros de Bruselas y agachar la cabeza cuando nos dicen cuántas oficinas cerrar y cuánto personal despedir. No fuimos capaces de hacer nosotros la reforma así que vienen de fuera y nos dicen cómo y por cuánto hacerla. Eso sí, de responsabilidades nada dijo Almunia cuando tenía a muchos que señalar: Banco de España, CNMV, políticos, sindicalistas, por mencionar a unos pocos.¡El cabreo es ya de aúpa! ¿Cuánto tardaremos en explotar?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba