Get the money

España: 1.766 ultrarricos. Ricos sí, pero sin tarjetas black

¿Ricos? ¿Son muchos los ricos que hay en España?  Según el ‘Informe sobre riqueza mundial’ elaborado por la entidad financiera suiza Credit Suisse hay 1.766 ultrarricos, es decir, personas que atesoran un patrimonio superior a los 39 millones de euros.

Los de Podemos dirían que son demasiados y que a mayor número de ricos en un país, mayor número de pobres. Que los ricos esquilman, explotan y pisotean a los trabajadores y que, por ello, hay que acabar con ellos con más impuestos. Discurso intervencionista y arcaico, discurso que suele calar en una capa de la sociedad indignada con el paro desorbitado que soporta nuestro país y con el sinfín de escándalos de corrupción que salpican las portadas: desde los Eres en Andalucía, hasta los Pujol y Millet en Cataluña pasando por Urdangarin. La corrupción salpica a todas las instituciones: empresarios, sindicatos, políticos, Casa Real… Y está presente en todas las comunidades autónomas: de norte a sur, desde Galicia a Valencia pasando por Sevilla, Madrid y Barcelona.

¿Ricos? Si uno le pone sentido común, lo que está claro es que cuántos más ricos mejor siempre que hayan creado su fortuna en un mercado en competencia, sin concesiones políticas ni cohechos ni tarjetas black.  Un país para crecer necesita empresarios que trabajen en libertad de mercado para crear negocios, crear puestos de trabajo y pagar nóminas. También para pagar impuestos ¡Y llegó Montoro! ¡Montoro siempre está presente! Montoro ha atracado a la clase media aquí en España desde que se colocó al frente del Ministerio de Hacienda. La presión fiscal que soportamos los trabajadores es confiscatoria y desincentiva a más no poder el trabajo y el ahorro. Pagamos impuestos por todo: por lo que trabajamos, por lo que ahorramos, por lo que donamos, heredamos, compramos o tenemos. ¡Es una barbaridad!

Para que un país salga adelante, para que sea más próspero y sus ciudadanos gocen de una mayor calidad de vida es necesario que haya una importante clase media que trabaje con aspiraciones a vivir mejor y que pague impuestos, los justos. Pero es imprescindible también ricos, ultrarricos al estilo Amancio Ortega o Joan Roig. Necesitamos en este país empresarios que en libertad de mercado y competencia de mercado trabajen, que generen puestos de trabajo y que cumplan con sus empleados, sus accionistas y también con el fisco.

Fuera discursos populistas y fuera también mensajes tipo: vamos a subir los impuestos a los ricos para bajárselos a los pobres. Eso ya no se lo cree nadie. Los ricos, los ultrarricos, tienen instrumentos más que suficientes para pagar lo justo al fisco sin incumplir la ley. Los pobres ¡con suerte en esta España que soporta un paro del 24%!, están atados a una nómina y lo de esquivar la presión fiscal ¡ni en los mejores de sus sueños!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba