Get the money

Daniel Lacalle ni confirma ni desmiente a Aguirre

Menuda ha liado Esperanza Aguirre. Siempre un paso por delante, siempre inteligente a la hora de medir los tiempos y utilizar la comunicación. En esta ocasión ha sido a través de un tuit directo lanzado a media mañana del martes. En 140 caracteres anunciaba el fichaje de Daniel Lacalle: “Estoy encantada de anunciar el fichaje del brillante economista Daniel Lacalle para colaborar en mi candidatura al ayuntamiento de Madrid”. Golpe de efecto de la candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid: escoge a un economista liberal, con mucho prestigio en los mercados, quien a su vez lidera uno de las gestoras internacionales de mayor prestigio tal y como es PIMCO; tipo mediático, comunicador y azote de los economistas más conservadores y progres que desfilan por los programas de la Sexta.

Silencio ante el micrófono y también en su cuenta de twitter, muy activa en comentarios y críticas hasta que fichó por PIMCO. Mientras, las redes sociales arden

Ella anuncia y él calla. ¿Sospechoso? Mucho. Daniel Lacalle aterrizaba en Madrid el mismo día del anuncio, el martes 31 de marzo. Él callado, ni una palabra en Twitter. Silencio que desconcertaba a muchos y descolocaba a todos. Venía a España a presentar la estrategia de PIMCO y las previsiones macro para Europa. Antes de su comparecencia ante los medios tuve la oportunidad de hablar con él, pero ni confirma ni desmiente, simplemente dice que no es momento. Silencio ante el micrófono y también en su cuenta de twitter, muy activa en comentarios y críticas hasta que fichó por PIMCO. Mientras, las redes sociales arden. “Lo normal es que uno se meta en política y luego le nombren consejero de una empresa, no al revés”, “No le veo de funcionario en Cibeles de 9 a 5 y manteniendo sus negocios y familia en Londres”, escriben algunos de los twitteros.

La verdad es que esto de utilizar economistas de prestigio para apoyar a los candidatos a las próximas elecciones se ha convertido en más que una moda. Podemos utilizó a Vicenç Navarro y Juan Torres; Ciudadanos ha vendido el fichaje de Garicano y de Conthe; UPyD cuenta con los consejos de Nemesio Fernández Cuesta; y ahora Aguirre echa mano de un liberal de pura cepa para reforzar su apuesta por la economía. Cada partido busca un pata negra en economía, a un galáctico para darle consistencia a sus propuestas económicas. Son triunfadores, cosmopolitas y mediáticos y, además, su especialidad es la que más vende. “Es la economía, idiota”. Importa y mucho lo que los españoles pensamos y sentimos sobre el estado de nuestro bolsillo. Lo cierto es que las grandes cifras dicen que el PIB crecerá un 3% este año o incluso más. Aumentan las ventas de coches, el turismo marca nuevos récords, sube la recaudación por IVA e IRPF, el ladrillo deja de ser un lastre, el consumo despierta y la confianza regresa. Suena bien, pero  la macro va en avión y la micro en metro: el taxista, el pequeño comerciante, la enfermera o el maestro apenas perciben esa tan cacareada recuperación que nos vende el PP y que niegan el resto de partidos políticos.

La economía importa, pero los partidos políticos deben tener mucho cuidado con abusar de la “venta”, es decir, de la venta de economistas de prestigio para dotarse de un halo de solvencia, para demostrar que tienen propuestas y que éstas están bien fundamentadas. Lo del paseíllo de galácticos económicos para dar solvencia y fundamento a las ideas de los políticos puede ser una apuesta acertada. Todo dependerá de si  no es solo marketing y foto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba