Get the money

Bankia: los buitres planean sobre el cadáver

No salgo de mi asombro. El cadaver aún está caliente y los  buitres ya se han lanzado a sacarle las tripas. Bankia ha centrado la atención de medio mundo durante toda esta semana. En España 10 millones de clientes, 400.000 accionistas y 20.000 empleados han estado con el corazón en un puño desde el pasado lunes. Unos porque temían por sus depósitos; otros porque sus acciones se despeñaban por un precipicio sin fondo; los trabajadores porque temen más cierres de oficinas y despidos... todos inquietos. Todos menos dos.

El gobernador del Banco de España, callado y el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores desaparecido. ¿No tienen alguna responsabilidad en todo este asunto? MAFO por permitir e incluso animar a fusiones durante todos estos meses creyendo que dos más dos son cinco. Y el otro, Julio Segura, por no hacer nada mientras las acciones de Bankia se desplomaban estos días. ¿No tendría que haber suspendido la cotización de  Bankia tras anunciar Rato que abandonaba el barco? La verdad es que todo se ha hecho mal desde un principio, ha sido una cadena de errores que mucho me temo vamos a terminar pagando todos los españoles.

Los errores vienen de lejos. Desde que el MAFO guardó en el cajón los informes de los inspectores del Banco de España desaconsejando la fusión con Bancaja. Desde que Elena Salgado nos vendió la idea de las fusiones frías pensado que con los matrimonios de conveniencia se mantenían todos los amiguetes de turno al tiempo que se tapaban los agujeros del ladrillo, de los aeropuertos y de las ciudades de a las artes y las letras varias.  Desde que se permitió que las cajas recibieran ayudas públicas y mantuvieran en sus consejos de administración a sindicalistas y politicos que poco o nada saben de conceder créditos o de gestionar campañas comerciales. Todo y más, y ¿ahora?

Ahora todos aprovechan para lanzarse los trastos. Desde el PP, Martínez Pujalte  acusa al gobernador del Banco de España Miguel Angel Fernández Ordóñez de obligar a Rodrigo Rato a fusionarse con Bancaja. Desde el PSOE Rubalcaba arremete contra el gobierno pero calla sobre MAFO. Esperanza Aguirre dice que ella apoyó la fusion entre Bankia y La Caixa, y también desde el PP de Madrid acusan a MAFO, a Salgado y a Zapatero. ¡Una vergüenza! Cruce de acusaciones y de reproches, el típico "y tú más" para yo salir indemne. Me temo, sin embargo,que ellos se irán de rositas mientras usted y yo pagamos la cuenta. La cuestión es saber quién se llevará la tajada más grande y jugosa. No sabemos quién, el enigma se resolverá en unos años pero hay ya tres candidatos a zamparse el pastel, los mismos que se reunieron el pasado viernes con Luis de Guindos y con Rodrigo Rato: Fainé, Botín y Francisco González.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba