Europa, parque temático

Más de lo mismo

Las nuevas medidas dictadas recientemente por el Gobierno en la búsqueda del equilibrio financiero del sistema eléctrico en 2013 son “más de lo mismo”. Eso sí, pueden evitar que se agrave más el problema pero están lejos de solucionarlo. El mismo diagnóstico se hizo en 2009, 2010 y 2011 y las medidas sirvieron para poco, como tampoco servirán las medidas acordadas en el 2012, año en que la situación ha empeorado, con cerca de 30.000 millones de déficit tarifario. (Les recuerdo mis dos artículos sobre el tema publicados en este blog el 31 de marzo y el 19 de septiembre del 2012).

Ninguna de las medidas hasta ahora tomadas ha sido acertada

Da la impresión de que se proponen y se promulgan muchas cosas, pero que ninguna “da en el clavo”. De ninguna medida podemos decir con rotundidad que esa sí es la acertada. Y eso crea desánimo, dado que, en lugar de contribuir a solucionar, crea nuevos problemas. La situación es grave y las medidas no son “ni buenas ni malas”, en todo caso, textualmente, solo son “paliativas”. No se abordan los grandes temas pendientes, las cuestiones cruciales. Como podrán fácilmente deducir, continuarán las reuniones a todos los niveles políticos y empresariales con muchos asesores, mientras, nosotros, los ciudadanos, seguiremos soñando en buscar soluciones con la esperanza de que, algún día, no nos despertemos hasta haberlas encontrado.

Veamos en qué consisten las medidas urgentes en el sistema eléctrico acordadas en el RDL de 1 de febrero del 2013, y comencemos reflejando parte del contenido de la exposición de motivos del mismo cuando, culpando a las energías renovables, dice que las desviaciones del déficit “se deben en gran medida a un mayor crecimiento del coste del régimen especial por un incremento en las horas de funcionamiento superior a las previstas y por un incremento de los valores retributivos por su indexación a la cotización del Brent, y a una minoración de los ingresos por peajes por una caída de la demanda muy acusada que se consolida para este ejercicio. La alternativa que se plantea sería un nuevo incremento de los peajes de acceso que pagan los consumidores eléctricos. Esta medida afectaría de manera directa a las economías domésticas y a lacompetitividad de las empresas, ambas en una delicada situación, dada la actual coyuntura económica".

¿Cuáles son las medidas?

Ante este escenario, el Gobierno ha adoptado las siguientes medidas que paso a comentar:

  1. Cambio en la actualización de todos los costes del sistema eléctrico. Sustituyen el IPC, como referencia para actualizar las retribuciones (tanto primas renovables como pagos por transporte y distribución), por un IPC subyacente a precios constantes, es decir, sin tener en cuenta el impacto de los incrementos de precios de la energía, alimentos e impuestos en el IPC. Esto evita aumentar los pagos un 3%.
  2. Fórmula única de retribución a las instalaciones de régimen especial. De esto se queja APPA, la patronal fotovoltaica. Se pretende poner fin al derroche de recursos que se destinan a las renovables. Hay que evitar la posible producción de una “burbuja”.
  3. Estos recortes van acompañados de un Anteproyecto de Ley para la concesión de un crédito extraordinario por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas al Ministerio de Industria, Energía y Turismo para financiar, si fuera necesario, las primas al régimen especial de 2013 por un importe máximo de 2.200 millones de euros. De esa forma las renovables en lugar de cargarlas y financiarlas vía tarifa, con cargo al sistema y generando déficit tarifario, se financiarían vía presupuestos generales del Estado. Pienso que sacar las renovables del mercado por completo y empezar a financiarlas con los PGE puede suponer un error en cuanto a su idoneidad para la generación de incentivos.

Hace falta un cambio radical

En definitiva, y en mi opinión, ninguna de las tres medidas sirve para solucionar definitivamente el llamado déficit de tarifa. Hace falta un cambio totalmente radical del sistema eléctrico y no parches menores como los que suponen las medidas adoptadas en el referido Real Decreto, que alivian el problema en 800 millones de euros pero no sanan, con lo que el problema seguirá sin resolverse. Algunas voces del sector sostienen que el libre mercado no ha funcionado y lo que deberían cobrar cada una de las  eléctricas es  lo que han ofertado al “pool” para cada una de las tecnologias y no el “pool marginal”. Pero creo que a esta idea se opondrán radicalmente las grandes eléctricas.

En el año 2012 cerraremos con un incremento del déficit tarifario de 5.000 millones de euros frente a los 4.000 del 2011, y esto es ingobernable.

Y termino, como siempre, y en estos momentos más que nunca, animando a que todos colaboremos en acabar con la corrupción. Como ha dicho Guilherme D'Oliveira, Presidente del Tribunal de Cuentas de Portugal, “la corrupción empieza en un favor y acaba en un crimen”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba