Madrid

Cifuentes denuncia la “intolerable persecución” que sufren los agentes en Cataluña

Nunca el pabellón de Ifema, donde se celebra el acto, había llenado las instalaciones como en la celebración de este año del patrón de la Policía.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, durante los actos del Día de la Policía.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, durante los actos del Día de la Policía. Pedro Blasco

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, destinó de forma monográfica su discurso del Día de la Policía a la difícil situación que viven estos agentes y los guardias civiles en Cataluña.

Este año la fiesta de los Ángeles Custodios llenó, como nunca, el pabellón de Ifema donde habitualmente se celebra el acto. No había sitios libres.

Sólo los reservados a los parlamentarios y concejales de Podemos estaban vacíos. El concejal de Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, estuvo presente en la sala, pero se mantuvo apartado con el resto de la delegación oficial. Se limitó a hablar con agentes municipales y con personal del Samur.

Algún ‘tuit’ mostraba su extrañeza por el hecho de que Barbero no estuviera en la presidencia. En la sala alguno se atrevía a decir que estaba “en un lugar más prudente” (mezclado con los invitados) vistas las últimas declaraciones de sus compañeros de Podemos contra los funcionarios.

Cifuentes denunció en su discurso la "intolerable persecución" que están sufriendo estos días los policías nacionales y guardias civiles en Cataluña. En dos ocasiones sus palabras fueron interrumpidas por un público compuesto en su mayor parte por agentes y familiares.

La presidenta de la Comunidad acusó de "cobardía y deslealtad" de los Mossos y tuvo también palabras muy duras contra el Gobierno de la Generalitat que ha provocado una "fractura" no conocida hasta la fecha en la sociedad catalana y la repulsa del resto de España. En todo caso consideró que "no van a conseguir que se rompa España".

Un momento del acto celebrado este miércoles.
Un momento del acto celebrado este miércoles. EFE

El jefe superior de Policía, Germán Castiñeira, llegó a afirmar, aunque sin citar a Cataluña, que los agentes cumplirán su deber a pesar de que se "agitan los vientos del nacional-populismo más reaccionario".

Sus palabras también fueron acogidas con fuertes aplausos de los presentes, mucho mayores que los que se destinaron al director general de la Policía Nacional, Germán López Iglesias, que dijo: "Nunca os va a faltar el apoyo ni vamos a permitir que se calumnie o se ponga en duda vuestro trabajo".

La delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, también defendió el trabajo de los funcionarios de los cuerpos de Seguridad que trabajan estos días en Cataluña.

Este año el ambiente del acto de Ifema era diferente a otras ediciones. No era festivo. Se palpaba la preocupación por el futuro próximo y por el posible envío de más fuerzas a Cataluña. No había corrillo o conversación que no tuviera como argumento la situación de Cataluña y el acoso del que están siendo objeto los funcionarios y sus familiares.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba