rapapolvo por no tener una "listas de sancionados"

EEUU criticó a España en abril por no hacer los 'deberes' contra el yihadismo

Los representantes estadounidenses del Grupo de Trabajo sobre Combatientes Terroristas Extranjeros que se reunió el 7 de abril en Estambul (Turquía) echaron en cara a la delegación de nuestro país que no hubiera elaborado una "listas de sancionados" por actividades ligadas al Estado Islámico. Interior y fuentes de la lucha antiterrorista niegan las acusaciones e insisten en que todos los sospechosos están incluidos en una base de datos europea desde hace tiempo. 

Agentes de la Guardia Civil custodian a un arrestado en una reciente operación contra el yihadismo.
Agentes de la Guardia Civil custodian a un arrestado en una reciente operación contra el yihadismo. EFE

Rapapolvo de Estados Unidos a España a cuenta de la lucha contra el yihadismo. Los representantes de Washington en la reunión de uno de los grupos de trabajo de la llamada Coalición Internacional contra el Daesh que se celebró la pasada primavera en la ciudad turca de Estambul criticaron que nuestro país no hubiera hecho todos los 'deberes' para combatir a esta organización terrorista. En concreto, recriminaron a la delegación española la no elaboración de "listas de sancionados" por su supuesta relación con el grupo autor de los últimos atentados en París, según confirman a Vozpópuli fuentes conocedoras de lo tratado en aquel encuentro. Altos mandos de la lucha antiterrorista niegan a este diario ninguna deficiencia en la actuación reciente de la Policía y la Guardia Civil, y añaden que España actualiza las bases de datos de retornados de Siria e Irak que comparten con otros estados. Una afirmación que es respaldada desde el Ministerio del Interior. Ni unas fuentes ni otras, sin embargo, desmienten la existencia de dichas críticas.

Las críticas se produjeron en la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Combatientes Terroristas Extranjeros, celebrada el 7 de abril en Estambul

Estas se produjeron, en concreto, en el primer encuentro que celebraba el llamado Grupo de Trabajo sobre Combatientes Terroristas Extranjeros, conocido por sus siglas CTE. Éste es uno de los cinco creados por dicha coalición para coordinar las estrategias contra el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). Los otros cuatro se centran en combatir la "financiación del terrorismo", diseñar las "contranarrativas" para hacer frente a la propaganda islamista, organizar el "trabajo militar" y, finalmente, centrarse en la "estabilización" de Siria e Irak, los países donde se asienta el grupo terrorista. En todos ellos, España tiene representante, salvo en el último, aunque al mismo ya ha sido invitado a participar.

Dicha reunión del CET tuvo lugar, el 7 de abril en Turquía, un país convertido en zona de tránsito de los cada vez más numerosos ciudadanos residentes en países occidentales que combaten en las filas del ISIS y cuyo retorno les convierte en potenciales terroristas muy peligrosos por su adiestramiento militar. Al encuentro, de hecho, asistieron gran parte de los estados de la Unión Europea, los principales afectados por este 'regreso', pero "escasos" países árabes o de población mayoritariamente musulmana, un detalle que no pasó inadvertido a los asistentes, según destacan las fuentes consultadas. De hecho, en el mismo se trató esta cuestión y, sobre todo, el papel supuestamente insuficiente del propio anfitrión, Turquía, en el control de esos viajes de vuelta de los yihadistas.

Existencia de un "memorándum"

En ese escenario, los representantes de Washington recriminaron que Madrid no hubiera elaborado entonces las listas de presuntos implicados en actividades del Estado Islámico detectados en España pese a existir un "memorándum" para ello en el que tiene un papel clave el Ministerio del Interior que dirige Jorge Fernández Díaz. El rapapolvo sólo fue en parte compensado por el halago que recibió en la reunión la reciente reforma del Código Penal que ha introducido en el ordenamiento español el delito de autoadiestramiento a través de Internet y, sobre todo, el castigo con penas de cárcel para los que viajan a zonas controladas por organizaciones terroristas con fines delictivos.

En el mismo encuentro, se alabó la reforma del Código Penal español que permite encarcelar a los que viajan a zonas controladas por organizaciones terroristas

Las críticas de Estados Unidos fueron tratadas en una reunión que meses después mantuvieron en Madrid para coordinar la participación española en la Coalición contra el Daesh representantes de los cinco ministerios implicados en la misma: Interior, Justicia, Defensa, Asuntos Exteriores y Economía. En dicho encuentro también estuvieron presentes miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), dependiente este último del departamento de Fernández Díaz. En la misma se le recordó precisamente a Interior su papel en la elaboración de dichas listas.

Las críticas de EEUU han sorprendido a las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas, que aseguraron desconocer incluso su existencia hasta que fueron preguntadas por este diario. De hecho, altos cargos policiales consultados negaron ninguna deficiencia "en ningún tipo de listas" y recalcaron que las bases de datos sobre ciudadanos residentes en España sobre los que hay sospechas que se han desplazado a Siria e Irak se actualiza semanalmente. Para ello, añaden, mantienen frecuentes reuniones con el CNI. "Todo ello se comparte con el resto de países europeos inmediatamente", recalcan. Desde el propio Ministerio del Interior se insiste en esta misma línea.

139 españoles en las filas del ISIS 

El número de extranjeros que se han unido a las filas del Estado Islámico se cuentan ya por millares. En el encuentro celebrado este miércoles por Interpol en Sevilla para abordar, precisamente, este fenómeno se barajaron elevadas cifras. Los expertos policiales de los 39 países participantes aseguraron que hay al menos 25.000 combatientes de un centenar de países que se han desplazado a Siria e Irak a sumarse a la organización terrorista. De ellos, sólo 5.600, un 20%, han sido identificados. En España hay constancia de que los desplazados son 139, de los que 25 ya han regresado. De estos, quince han ingresado en prisión, mientras que el resto, en su mayoría mujeres y menores de edad, están siendo vigilados. Un informe de la pasada primavera también constataba que otros 25 residentes en España desplazados habían muerto en atentados suicidas o en combates dentro de las filas del ISIS desde que éste comenzó a combatir a las tropas de Bachar el Asad. Estas cifras son, sin embargo, mucho menores que las que presentan otros países europeos. Así, Francia habla de 1.400 ciudadanos que han viajado a Siria e Irak, de los que al menos 300 ya han regresado. Un consuelo menor dada la peligrosidad de todos ellos, según fuentes policiales consultadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba