Referéndum Cataluña 1-O Trapero dice al fiscal que precintar colegios puede poner en riesgo el orden público

El mayor de los Mossos ha trasladado al fiscal superior de Cataluña que esta acción podría tener "consecuencias no deseadas", aunque ha aclarado que el cuerpo autonómico cumplirá con las órdenes de la Fiscalía para impedir el 1-O.

Carles Puigdemont y Josep Lluís Trapero.
Carles Puigdemont y Josep Lluís Trapero. EFE

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha trasladado al fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, que precintar los colegios electorales de cara al 1-O, cumpliendo así su instrucción, puede poner en riesgo el orden público.

Así se ha expresado en un escrito presentado al fiscal durante la reunión mantenida este miércoles junto con los mandos de la Guardia Civil y Policía Nacional en Cataluña, y el coordinador del dispositivo policial del 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos, han informado a Europa Press fuentes de la policía catalana a Europa Press.

Según han informado los Mossos en su cuenta de Twitter, se ha explicado al fiscal que "el cumplimiento de instrucciones no excluye la responsabilidad profesional de contemplar que aplicarlas puede acarrear consecuencias no deseadas", como alteraciones del orden público.

Trapero, ha garantizado hoy que cumplirán con las órdenes de la Fiscalía para impedir el 1-O, pero ha alegado que se ajustarán a los principios de "oportunidad, proporcionalidad y congruencia", ante el riesgo de alteraciones en el orden público.

En la reunión de este miércoles, el Mayor de los Mossos ha explicado que la policía catalana pretende dar el "mejor y más adecuado" cumplimiento a las instrucciones del ministerio público, según las fuentes.

La Fiscalía entregó ayer a los Mossos d'Esquadra una instrucción en la que les ordena que desplieguen un "amplio dispositivo" policial para precintar los colegios electorales e impedir que el 1 de octubre se vote, incluso en un radio de cien metros de los colegios designados para albergar urnas.

Tras recibir ayer esta instrucción, la cúpula de los Mossos, con Trapero al frente, celebró una reunión de urgencia en la que constató su preocupación por estas medidas, al entender que se les puede estar empujando a ser partícipes de un grave problema de orden pública, extremo que hoy ha trasladado el mayor en la cumbre en la Fiscalía.

En su escrito, Trapero detalla que entre los puntos designados como locales de votación existen centros educativos, pero también ambulatorios, hospitales y centros médicos, bibliotecas, juzgados, geriátricos, pabellones deportivos, entidades religiosas, locales de medios de comunicación, asociaciones de vecinos, teatros, centros de ocio ("esplais") y guarderías.

El ministerio de Interior ha mostrado su satisfacción por el compromiso de los Mossos, expresado por Trapero en la reunión, de cumplir las órdenes del fiscal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba