España Barberá acepta dejar el PP pero defiende a muerte su escaño en el Senado

La exalcadesa de Valencia no dimite, eso sí. Después de la decisión del Supremo de abrir causa penal contra ella, y tras una mañana de tensión en el PP, la senadora y exalcaldesa ha decidido dejar el partido de forma voluntaria. "Una dolorosa decisión", asegura la senadora en un comunicado.

Lo deja... pero de momento solo a medias. Rita Barberá causa baja del PP, pero conserva a muerte su acta de senadora, después de que este martes el Tribunal Supremo decidiera abrirle causa penal por el blanqueo en el PP de Valencia y tras una mañana de tensión en el PP, donde se aguardaba con algo más que impaciencia una llamada de la exalcadesa que aclarase su situación. 

En un comunicado hecho público por la propia Barberá, la senadora y exalcaldesa de Valencia expresa su "voluntad de no dimitir del Senado y de permanecer en él, tal como me ampara la Ley porque de lo contrario podría entenderse como una asunción de culpabilidad". En dicha nota, Barberá asegura que ha solicitado su baja del PP "porque así me lo ha pedido el Partido y con ello, además de dar una muestra más de mi entrega a él, evito que nadie se ampare en mí para responsabilizarme de cualquier perjuicio o para esconder sus resultados políticos y electorales".  Según cuentan fuentes del partido a Vozpópuli, Barberá solo ha hablado con Cospedal, y no ha intercambiado llamadas ni palabras con el líder del partido y presidente en funciones del Gobierno.

"He solicitado la baja porque así me lo ha pedido el Partido y con ello, además de dar una muestra más de mi entrega a él, evito que nadie se ampare en mí para responsabilizarme de cualquier perjuicio o para esconder sus resultados políticos"

El martes, en pleno viaje a Madrid para participar en las comisiones para las que ha sido designada y las que no ha renunciado, se bajó del tren para "estudiar" el auto, y este miércoles, después de la oleada de voces pidiendo su dimisión, ha dado el paso -"una dolorosa decisión", dice en su comunicado-, pero solo a medias, lo que hace indicar que el culebrón Rita aún no ha terminado... así como tampoco los quebraderos de cabeza para Mariano Rajoy y los suyos.

Después del particular martes y 13 de Mariano Rajoy, que vio cómo desfilaban por los medios, aparte de Barberá, De Guindos y sus explicaciones sobre el caso Soria, Luis Bárcenas y Jaume Matas, es obvio que el PP no puede sostenerla en su puesto, aunque todavía no se ha tomado ninguna decisión en la formación popular al respecto. A pesar de que en un primer momento el ministro Rafael Catalá apuntaba que hasta que no fuera imputada no se le podían exigir responsabilidades, poco después las voces de Cristina Cifuentes y Alfonso Alonso reclamaban, con más o menos ambages, su dimisión. Sólo con ese paso podrá el presidente en funciones reeditar en otro intento de investidura su pacto con Ciudadanos, que el mismo martes sostenía que no volvería a apoyarle si Barberá continuaba en su puesto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba