Sumario operación Taula

Los secretos de García Fuster, la mujer que manejaba el PP valenciano a las órdenes de Rita

Del sumario de la trama Taula se desprende que la persona que controlaba toda la operativa del blanqueo de capitales en torno al Ayuntamiento de Valencia era María del Carmen García Fuster, mano derecha de la ex alcaldesa Rita Barberá y secretaria del grupo municipal del PP. Su nombre aparece en los informes que tanto la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) como la Fiscalía Anticorrupción han enviado al titular del Juzgado de Instrucción Número 18 de Valencia, Víctor Gómez.

Su nombre es el más repetido del sumario: García Fuster coordinaba la operativa del 'lavado' de dinero y tenía firma autorizada en la cuenta bancaria del PP

La razón es que la mayoría de concejales y asesores del PP imputados en la operación Taula han declarado que García Fuster "era la encargada de realizar la operativa" del 'pitufeo', es decir, de coordinar los ingresos de 1.000 euros que debía hacer cada dirigente popular para sufragar la campaña electoral de las elecciones municipales de 2015 y que servían a la formación política para llevar a cabo presuntamente un delito de blanqueo de capitales puesto que esa cuantía de dinero era devuelta en dos billetes de 500 euros a los donantes.

García Fuster, persona "de absoluta confianza de Rita Barberá" -así la define la Fiscalía Anticorrupción-, era la responsable de las cuentas del grupo municipal del PP y quien manejaba el "dinero en efectivo" de esta formación. Tenía firma autorizada en la cuenta que recibió los 50.000 euros a través de 50 ingresos en la primavera de 2015, que han puesto en jaque al partido en Valencia.

"Pavor en el Ayuntamiento"

Además, tanto diferentes imputados como testigos de esta causa de corrupción, la señalan como la persona encargada de dar el número cuenta del banco Sabadell donde se 'lavaba' el dinero de la campaña electoral y de hacer el ingreso del PP. Era igualmente, la persona encargada de repartir los 1.000 euros en metálico una vez hechas la transferencias por parte de concejales y asesores 'populares'.

La mano derecha de Barberá, señalada como la 'jefa' de la trama por concejales y asesores, se ha acogido en todo momento a su derecho a no declarar 

Su poder además era mayúsculo dentro del Consistorio valenciano. No en vano uno de los cuatro testigos que los investigadores consideran como claves porque se negó a participar en el 'pitufeo', la ex asesora Nuria Diego García, contó en su declaración ante la Guardia civil que María del Carmen García Fuster "daba pavor en el Ayuntamiento, por su mal carácter y porque tenía mucho poder en su cercanía persona, política y profesional con la ex alcaldesa Rita Barberá". Enemistarse con ella era "condicionar la permanencia en tu puesto de trabajo", según narró Diego García.

Por otro lado, los investigadores han puesto la lupa en tres ingresos de dinero que García Fuster hizo en la cuenta del grupo municipal del PP en años anteriores: el 13 de mayo de 2011, un ingreso por importe de 28.500 euros; el 20 de noviembre de 2013, otro por importe de 5.500 euros; y el 11 de junio de 2014 por valor de 4.050 euros, todos ellos en concepto de "ingreso efectivo aportación".

Además, cuando el pasado 26 de enero la UCO registró su vivienda descubrieron que en ella María del Carmen García Fuster guardaba cerca de 6.000 euros repartidos en varios sobres entre su dormitorio y una pequeña caja fuerte. La mano derecha de Barberá se acogió en todo momento a su derecho a no declarar por lo que, de momento, se desconoce su versión de los hechos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba