Juicio Gürtel

Rajoy aprueba, Lesmes cava su tumba

Rajoy no recibió con agrado testificar como testigo por la trama Gürtel y tiene un culpable: Carlos Lesmes, el mismo que él aupó como presidente para el Poder Judicial.

carlos-lesmes
carlos-lesmes EFE

El presidente del Gobierno Mariano Rajoydeclaró este miércoles en la Audiencia Nacional y salió victorioso del trance. El líder del PP se preparó a fondo el interrogatorio y, eso, se notó. Sin embargo, aunque Rajoy ha obtenido un aprobado en su prueba testifical es un secreto a voces que al presidente le sentó muy mal, más bien fatal, el ser citado como testigo en el juicio de la trama Gürtel, una de las mayores redes de corrupción que se han investigado en nuestro país en los últimos años.

Rajoy no se lo esperaba -a él Gürtel era una cuestión que no le preocupaba lo más mínimo, según trasmitió a los suyos en más de una ocasión- y el hecho de tener que comparecer ante un tribunal y encima tener que desplazarse a la Audiencia –porque la Sala no le permitió declarar por videoconferencia- le pilló completamente de improviso. No entraba en sus planes y lo descoloraron por completo.

Así las cosas, el presidente tiene ya un culpable de lo sucedido. Se llama Carlos Lesmes y es la persona que él mismo aupó como presidente para el Poder Judicial. Desde Moncloa no se le perdona que no haya "controlado" a los magistrados que componen el tribunal de Gürtel – Ángel Hurtado, Julio de Diego y José Ricardo de Prada, siendo el segundo de ellos el que ha tenido la sartén por el mango y equilibrado la balanza en contra de Rajoy- y evitado el mal trago al presidente.

"Rajoy no le perdona ni le va a perdonar a Lesmes el haber tenido que ir a declarar", afirma una persona muy allegada al presidente del Gobierno en conversación con Vozpópuli

"Era una imagen que no debería haberse producido nunca y el culpable es Lesmes", señalan desde el Gobierno. De hecho, el vaticinio que hacen desde Moncloa y que recorre ya los pasillos del Palacio de la Salesas, sede del Tribunal Supremo, es coincidente: que "Carlos se dé por muerto tras la declaración del gallego".

Así es la política de traicionera, señores. Si hasta hace tres meses en el Ejecutivo de Rajoy se veía con buenos ojos que en poco más de un año –cuando tocase renovar al nuevo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)- el presidente Lesmes fuera reelegido para el cargo, ahora no se le quiere ver “ni en pintura”.

Carlos Lesmes, decían en tiempo atrás fuentes del Ejecutivo lo había hecho "razonablemente bien", e iba camino de convertirse en el primer presidente del Alto Tribunal que repetiría un segundo mandato. Un hecho que no se veía como algo tan normal en la cúspide de la Carrera Judicial donde todavía, más allá de hacer favores al Gobierno y apagarle ‘incendios’, cuenta la antigüedad y el puesto en el escalafón –Lesmes era el número 57 en 2016, teniendo muy por delante a varios magistrados del Supremo- para ser la cabeza visible de un poder del Estado.

Pero ese escenario parece ahora mismo de todo punto improbable. "Rajoy no le perdona ni le va a perdonar el haber tenido que ir a declarar", afirma una persona muy allegada al presidente del Gobierno en conversación con Vozpópuli.

No en vano ya suenan nombres como su sustituto y las asociaciones judiciales también han comenzado a 'moverse'. La gran incógnita ahora es saber quién será el próximo presidente del Poder Judicial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba