España

La Audiencia de Madrid deja en libertad sin fianza a Portuondo, el conseguidor de Rato

Los magistrados consideran que ha disminuido el riesgo de que el empresario pueda fugarse. No obstante, se le ha retirado el pasaporte y tiene la obligación de comparecer diariamente en el juzgado.

Alberto Portuondo a su llegada a los Juzgados de Plaza Castilla
Alberto Portuondo a su llegada a los Juzgados de Plaza Castilla EFE

La Audiencia Provincial de Madrid ha dejado en libertad al empresario Alberto Portuondo, uno de los conseguidores del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato y el único que por ahora ha entrado en prisión, al considerar que ha disminuido el riesgo de que pueda fugarse. 

En un auto, los magistrados de la Sección 23 del tribunal madrileño estiman el recurso de su abogado y explican que "nuevas circunstancias personales" justifican que abandone la cárcel de Soto del Real, en la que ingresó el pasado agosto, como la cancelación del alquiler de su vivienda en México, país en el que residía, y el cese de su relación laboral con la empresa en la que trabajaba. 

Tras la imputación de Fernández Norniella, la causa suma ya alrededor de una docena de investigados

Según la Audiencia, que no obstante le retira el pasaporte y le obliga a comparecer diariamente en el juzgado, Portuondo atraviesa una difícil situación económica "tras el empobrecimiento padecido en su actividad empresarial", a lo que añade su arraigo familiar en España y un problema de salud por el que ha recibido tratamiento.

Con ello, señala que se ha reducido "sensiblemente" el riesgo de fuga que en un primer momento apreció el instructor Antonio Serrano-Arnal. Portuondo fue arrestado el pasado 16 de agosto en el aeropuerto de Barajas de Madrid cuando se disponía a regresar a México, y cuatro días más tarde el titular del Juzgado de Instrucción número 31 acordó su prisión incondicional

Según la investigación, el empresario habría cobrado, a través de la empresa Albisa Inversiones, dos millones de euros de las compañías Publicis y Zenith a cambio de haber favorecido presuntamente que Bankia las contratase para el lanzamiento de la campaña de su salida a bolsa. Parte de ese dinero, 835.000 euros, acabó en el epicentro del entramado societario del exministro de Economía, la sociedad mercantil Kradonara, que, a su vez, destinó una parte, 450.000 euros, a Bagerpleta GmbH, cuya única actividad es la explotación de un hotel en Berlín, en el que Rato posee un 50%. 

El conseguidor hizo este pago cuando ya había recibido una comisión de dos millones de Zenith y Publicis y mientras realizaba trabajos de asesoramiento para Bankia en la época de Rato, por los que cobró 1,8 millones más. La causa suma ya alrededor de una docena de imputados, ya que Serrano-Arnal decidió imputar ayer al que fuera "número dos" de Rato en Bankia, el exconsejero José Manuel Fernández Norniella

La Audiencia Provincial de Madrid considera que ha disminuido el riesgo de que Portuondo pueda fugarse

Además de Rato y Portuondo, en esta causa están imputados la secretaria personal del exbanquero, Teresa Arellanos; otro de sus presuntos testaferros, Miguel Ángel Montero, y el que fuera su "mano derecha" en la entidad, José Manuel Fernández Norniella, así como una de las empleadas del empresario ahora libre, Beatriz Colomer, y el abogado Domingo Plazas. 

También están el exdirector de Comunicación externa de Bankia Miguel Robledo y cuatro cargos de las empresas de publicidad, como la directora general de Zenith, Candi Rodríguez, y el consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal, entre otros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba