España

El programa de Podemos olvida la "normalización" en Euskadi y acercar los presos

La crisis interna en la delegación vasca del partido de Iglesias es visible en el ideario morado para la cita del 20-D. No profundiza en temas espinosos como el Concierto Económico, el cupo o la "autodeterminación", palabra ausente en todo el documento. Podemos sólo asegura, frente a la postura que sostienen PNV y EH-Bildu, que no rompería la caja única de la Seguridad Social.

El jefe de campaña de Podemos para el 20-D, Íñigo Errejón, presentando el programa.
El jefe de campaña de Podemos para el 20-D, Íñigo Errejón, presentando el programa. Podemos

La moderación de Podemos con respecto a antiguos planteamientos propios también alcanza al País Vasco, al que dedica un espacio breve en su programa electoral para el 20-D. La falta de concreción sobre determinadas cuestiones es patente, un perfil bajo que también estuvo detrás, junto a los dedazos de Madrid en la confección de las listas, de la reciente dimisión de la cúpula de Podemos Euskadi. El exsecretario general de la delegación vasca, Roberto Uriarte, esgrimió la "falta de sintonía y de claridad de algunos posicionamientos de miembros de Podemos sobre cuestiones vascas" entre ellas la relativa al Concierto económico o "una especialmente relevante como es la normalización", en referencia a la gestión del final del terrorismo.

Uriarte manifestó en septiembre que su partido debía apostar por "la reconciliación y la normalización", sin que supusiera ello "trabajar para el PNV". En declaraciones a Radio Euskadi, afirmó que estas políticas no son exclusivas de los peneuvistas, sino que tiene que desarrollarlas "cualquier gobierno". En la misma línea apuntó una de las resoluciones avaladas por el Círculo Podemos-Ahal Dugu Bilbao Noroeste y presentadas a la Asamblea fundacional del partido. Dicho texto, titulado Consolidar el proceso de paz en Euskal Herria, apostaba por que "todos los agentes políticos y sociales hemos de implicarnos sin ningún temor para hacer definitivos los logros de estos años sin violencia de ETA". Además, instaba a Podemos a "no eludir el papel que como movimiento ciudadano puede tener contribuyendo a la resolución del conflicto".

Desde el Círculo de Podemos-Ahal Dugu Bilbao Noroeste afirmaban que "la necesaria normalización del presente exige el impulso por parte del Gobierno de los procesos de reinserción así como el fin de la dispersión y el inicio de procesos de acercamiento de los presos vascos a las cárceles vascas, la normalización al acceso a los beneficios penitenciarios y la aplicación de medidas humanitarias para los presos enfermos como la excarcelación". Sin embargo, el programa electoral de Podemos para el 20-D omite estas cuestiones. Sólo dedica dos puntos concretos a Euskadi, uno donde promete una "regeneración del tejido productivo de las zonas industriales" y una "apertura de un proceso de diálogo para la ampliación de competencias transferidas al País Vasco".

En esta segunda actuación, señala que "instaremos a las Cortes Generales a avanzar en materia de transferencias al País Vasco, y en este sentido otorgaremos prioridad a las competencias relativas a la inspección de trabajo y a la Administración, así como a la gestión de lo relacionado con la Seguridad Social, sin que esto suponga la ruptura de la caja única".

Pablo Iglesias se mostró partidario de "revisar" el Concierto vasco, pero no va en el programa

De este modo, el compromiso de no romper la caja única de la Seguridad Social es el único asunto en materia económica del País Vasco donde el partido de Pablo Iglesias fija una posición clara, haciéndolo además en contra de las tesis de PNV y EH-Bildu. En cambio, Podemos no precisa qué haría con el Concierto Económico vasco ni con el cupo. En el cara a cara que mantuvo Iglesias con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el programa Salvados, se mostró partidario "revisar" el actual Concierto Económico vasco, pero sin derogarlo, algo que sí defiende la formación naranja. De esa "revisión" no hay ni rastro en el ideario de Podemos para el 20-D.

En lo referente a la financiación territorial, el partido morado no dedica ningún apartado al País Vasco y sólo recoge una promesa abierta y genérica: "Llevaremos a cabo un proceso de evaluación de los sistemas de financiación de las comunidades autónomas, con la finalidad de promover un consenso sobre las reformas necesarias para que mejore su eficacia en cuanto al cumplimiento efectivo de los principios de autonomía, solidaridad interterritorial y lealtad institucional, en el marco de una Hacienda federal".

Ubasart y Uriarte reclamaron ir más allá

Tampoco aparece en el programa de las generales la palabra "autodeterminación" cuando alude a País Vasco o Cataluña. Si bien en el caso de esta última comunidad, Podemos ha tenido que aclarar que promoverá la "convocatoria de un referéndum con garantías" -el texto hablaba en un principio de "consultas"-, respecto a Euskadi no se ha incorporado adenda alguna.

La formación morada se limita a prometer un debate sobre el ejercicio del "derecho a decidir" en el marco de un cambio constitucional. Los exlíderes de Podemos en Cataluña y País Vasco, Gemma Ubasart y Roberto Uriarte, respectivamente, firmaron el pasado febrero un artículo en el diario Público donde no se quedaban sólo en defender "el derecho a decidir", sino que pedían ir más allá y avanzar hacia el denominado "derecho de autodeterminación". Ninguno está ya en la primera línea de Podemos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba