España

Iglesias avisa a Sánchez: no renuncia a ministros en un gobierno proporcional

La jefa de gabinete del líder de Podemos, Irene Montero, sostiene que “no nos han votado cinco millones de personas para regalarle un gobierno al PSOE”. Desautoriza al senador Ramón Espinar en explorar un acuerdo con Ciudadanos y admite que las “diferencias” internas con los ‘errejonistas’ no les impiden “trabajar” juntos.

Pablo Iglesias, líder de Podemos.
Pablo Iglesias, líder de Podemos. EFE

A través de su jefa de gabinete, Irene Montero, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lanzado un mensaje claro a Ferraz: su partido no renuncia a tener ministerios en un gobierno proporcional presidido por el PSOE. Vuelta a la casilla de salida, al escenario posterior al 20D, cuando Iglesias exigió medio Ejecutivo a Pedro Sánchez para dar el sí al dirigente socialista. En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces en el Congreso, Montero ha repetido en varias ocasiones que “no nos han votado cinco millones de personas para regalarle un gobierno al PSOE”.

En plena tormenta interna sobre el rumbo que debe tomar el partido, sobre si se acerca al espacio electoral del PSOE como proponen los leales a ÍñigoErrejón o si se aleja como defiende el aparato, la diputada y portavoz adjunta de Podemos ha comparecido en la Cámara baja cuando, en realidad, correspondía al secretario Político al ser el portavoz parlamentario. Pero Montero ha justificado su sustitución en que Errejón andaba ya de camino al País Vasco para hacer allí campaña.

Con un tono que ha recordado a aquella petición de ministerios del pasado enero, Montero ha enfatiza que dentro de un acuerdo de gobierno también se debe negociar quién forma ese gobierno, porque “las políticas van unidas a personas, a unas personas y sus equipos”, ha recalcado. De esta manera, ha dejado entrever que la formación de Iglesias no está dispuesta a conformarse con una presencia reducida en un eventual Gobierno de Sánchez, en caso de que el secretario general del PSOE quiere sondear esta posibilidad. Tras el 20D, Iglesias reclamó la vicepresidencia del Ejecutivo, de la que ahora depende el CNI, así como los ministerios de Economía, Educación, Sanidad, Servicios Sociales, Defensa e Interior.

 "No hay otra forma de echar al PP del Gobierno que un pacto entre el PSOE y nosotros", ha subrayado la diputada de Podemos, dejando fuera a Ciudadanos

Tras la investidura fallida de Sánchez, escenificó un paso atrás, “renunciando” a algo que nunca había tenido, y dijo que retiraba su exigencia de ostentar la vicepresidencia. Pero mantuvo firme la petición de esas otras carteras dentro de un gobierno “proporcional” porque, según enfatizó, así lo había marcado el resultado de las urnas (con Podemos como tercera fuerza a escasa distancia del PSOE). Asimismo, Montero ha desautorizado este miércoles al senador Ramón Espinar, quien horas antes había declarado en la cadena Ser que prefería un acuerdo de gobierno entre PSOE y Podemos que incluyera a Ciudadanos antes que ir a terceras elecciones. Espinar también manifestó que “formar gobierno no es un fin en sí mismo”. “No hay otra forma de echar al PP del Gobierno que un pacto entre el PSOE y nosotros. Cosa distinta es que después en la búsqueda de los apoyos parlamentarios necesarios hablemos con todas las fuerzas, incluido Ciudadanos”, ha afirmado la diputada.

Sin embargo, la jefe de gabinete de Iglesias marcó la posición oficial de su partido y destacó que Podemos no entrará en ninguna negociación a tres con Ciudadanos, con “la filial del PP, con la marca blanca del PP”, para la formación de gobierno, más allá de entendimientos puntuales a nivel parlamentario. Montero ha recordado que la ‘mesa a tres’ de la pasada legislatura evidenció desde el principio las diferencias en materia económica que separan a su partido de Ciudadanos, motivo esencial de la ruptura de aquel encuentro. “Ni siquiera llegamos a debatir otras cuestiones”, ha confesado Montero, al ser preguntada sobre si Podemos estaría dispuesto a ceder en su exigencia del 'derecho a decidir'.

Una consulta a la militancia como freno a los 'errejonistas'

En relación a las diferencias de proyecto que Iglesias y Errejón evidenciaron en Twitter, Montero ha admitido que la existencia de tales visiones no es nueva y ha insistido en que las “diferencias” internas “no nos impiden trabajar” juntos. Además, la dirigente de Podemos ha restado importancia a que este choque de posiciones entre pablistas y errejonistas pueda pasarles factura en las elecciones vascas y gallegas del domingo. Interrogada también sobre si los postulados de los colaboradores de Errejón podrían definirse como “más permisivos”, esto es, favorables a una abstención de Podemos para dejar gobernar a Pedro Sánchez, Montero ha contestado que “si hay alguna propuesta de acuerdo, lo tienen que decidir los inscritos” en el partido. Ha sugerido así que la corriente moderada de su formación tendría muchas posibilidades de perder en una consulta a la militancia.

La portavoz adjunta ha remarcado que “es bueno” debatir en público y que ello es mejor que las “intrigas palaciegas”, en referencia a la pugna entre los barones del PSOE y Sánchez. Montero ha vaticinado que tal discusión en el seno de Podemos no se zanjará antes de unas hipotéticas terceras generales y ha apuntado a la próxima Asamblea Ciudadana estatal, todavía sin fecha, como el lugar adecuado donde dirimir tales cuestiones estratégicas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba