España

Irene Montero cobró 3.400 € de una beca estatal mientras trabajaba para Podemos

La jefa de gabinete de Pablo Iglesias estuvo varios meses percibiendo una asignación de la Universidad Autónoma de Madrid como investigadora y a la vez desempeñando una tarea de coordinación en la formación morada.

 

Las declaraciones de bienes de los diputados que acaba de publicar el Congreso revela, según ha podido contrastar Vozpópuli, que la jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero (Madrid, 1988), estuvo varios meses percibiendo una beca de postgrado de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) mientras ejercía como coordinadora de área de la formación morada. En concreto, según las sucesivas declaraciones que ha ido realizado Montero tanto en la web de transparencia de su partido como en la Cámara baja, entre abril y diciembre de 2013 percibió 10.278 euros de la UAM como "nómina-dotación en régimen de FPU", en 2014 la cantidad alcanzó los 13.704 euros y en el ejercicio de 2015 quedó en 3.407,64 euros, el equivalente a tres meses. 

Esos meses se correspondieron con los primeros de 2015 y para entonces Irene Montero ya llevaba tiempo dedicada a la organización de Podemos. Como mínimo, desde el 15 de noviembre de 2014, según consta en la información pública de Podemos. A partir de esa fecha comenzó a desempeñar el cargo interno de "coordinadora del área de Sociedad Civil" que encabezaba Rafael Mayoral. Pero Montero no tuvo relación salarial con el partido hasta entrado ya 2015 cuando asumió la "secretaría de Coordinación de áreas" y equipos de trabajo estatales. A partir de aquí tuvo un sueldo bruto mensual de 2.270 euros. En base a esta remuneración, al cierre de 2015 ganó 16.504 euros netos (o lo que es lo mismo, nueve mensualidades de unos 1.800 euros), que es la cifra que aparece en la declaración conocida ayer. 

La propia Montero reconoció a finales de 2015 que había renunciado a la beca de la UAM para "reforzar mi dedicación a Podemos"

Aunque no hay indicios de ilegalidad, ya que Montero fue contratada por el partido con posterioridad a su beca, desde un punto de vista ético la actitud de la dirigente de Podemos sí es cuanto menos cuestionable. Sobre todo, porque estuvo percibiendo dinero de una beca estatal para una investigación universitaria, en la rama de Psicología, y a la vez ocupaba su tiempo trabajando para la formación morada prácticamente como lo haría después (gestión interna, tertulias de televisión, ruedas de prensa...). ¿Cuántas horas dedicaba a su obligación académica y cuántos a las funciones del partido? Eso sólo lo sabe ella y debería saberlo también el responsable de su beca en la Universidad Autónoma de Madrid.

El Estatuto del Personal Investigador en Formación de la UAM obliga a los alumnos a presentar "una declaración jurada en la que conste que no están realizando otras actividades que le impidan su dedicación prioritaria a la realización de la Tesis". Según esta normativa, "se considerará que una actividad impide la dedicación prioritaria a la realización de la Tesis cuando el doctorando tenga, con cualquier entidad pública o privada, una relación laboral o estatutaria que implique una jornada semanal superior a 20 horas". En su caso, Montero, como reconoció en la ficha web de su candidatura a las elecciones del 20D, terminó renunciado a la beca de la UAM para "reforzar mi dedicación a Podemos". Pero antes de ello, hubo varios meses en que tuvo un ojo en el partido y otro en su investigación, ésta sostenida con dinero público. 

La diputada triplica su saldo en cuentas bancarias

Sin percibir ya la beca de la UAM, con cargo al Ministerio de Educación, Montero señala que todavía "compatibilizo mi compromiso con Podemos con la realización de mi tesis doctoral (un estudio sobre una experiencia innovadora de inclusión educativa y colaboración docente)". Licenciada en Psicología por la citada universidad y máster en Psicología de la Educación, obtuvo la beca FPU como investigadora en formación en el año 2013. Ya por entonces también ejercía como portavoz en Madrid de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), donde coincidió con Rafael Mayoral, quien sería después su mentor en las filas de Podemos.

Su participación en movimientos populares comenzó cuando tenía 16 años. Etapa que ella define como "una experiencia que me ha enseñado a no rendirme jamás y a trabajar duro para construir un país para su gente". En mayo de 2014, participó en el escrache organizado a la entonces delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. La activista defendió la protesta "para señalar a los culpables de los desahucios y la privatización de la vivienda pública, que son también los responsables de la violencia que se ejerce en la ejecución de los desahucios".

La última declaración de bienes de Montero incluye también un saldo de 22.313,72 euros en tres cuentas corrientes y un turismo Volkswagen adquirido en junio de 2008. En su anterior declaración en el Congreso, la realizada tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, la cantidad que tenía en el banco era sustancialmente inferior: 6.823 euros. Por tanto, del ejercicio fiscal de 2014 al 2015, Montero triplicó su saldo bancario.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba