España

Rivera se merienda a Iglesias en economía por segunda vez en un 'cara a cara'

En un ambiente distendido, ante más de 1.000 universitarios, el segundo 'cara a cara' mantenido por ambos dirigentes evidenció el talón de Aquiles del líder de Podemos, que Rivera ha aprovechado de nuevo para desmontar a su rival y su proyecto económico. El choque de las distintas visiones sobre la validez del Pacto Antiterrorista también fue significativo.

Debate en la Universidad Carlos III entre el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias
Debate en la Universidad Carlos III entre el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias EFE

La defensa del programa económico de Podemos para las elecciones generales de 20-D ha vuelto a jugar una mala pasada a su líder, Pablo Iglesias, en el debate con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, celebrado este viernes en la Universidad Carlos III bajo organización del Asociación Demos. En un ambiente distendido, ante más de 1.000 universitarios (otros tantos se quedaron fuera del auditorio), el segundo cara a cara mantenido por ambos dirigentes ha evidenciado una vez más que Iglesias tiene en la economía su talón de Aquiles y Rivera lo ha aprovechado de nuevo para desmontar a su rival y su proyecto económico como ya lo hizo en el cara a cara del programa Salvados (La Sexta).

El primer intercambio de golpes, aunque ligero, llegó después de que Iglesias defendiera que "hay que ingresar más para gastar más" y desarrollara su plan de aumento de impuestos. El líder de Podemos enfatizó aquí la inclusión de un "impuesto de solidaridad extra para las entidades financieras que fueron rescatadas con dinero público" y otro para las transacciones financieras. Rivera, por su parte, reprochó al secretario general de la formación morada que se limitara a "hablar de subir impuestos, cuando lo primero debe ser generar riqueza para repartirla". Así, apostó, entre otros medidas, por "acabar con los contratos basura", creando un "contrato único para todo el mundo", que va a beneficiar sobre todo, remarcó Rivera dirigiéndose a los universitarios allí presentes, a que la "nueva gente pueda incorporarse al mercado de trabajo". También se acordó el candidato de C's a La Moncloa de aquellos que han tenido que cerrar su negocio y puso en valor su propuesta de una ley de segunda oportunidad, tomando como ejemplo a países como Francia o Estados Unidos. También aludió a la idea de crear un "complemento salarial" para las rentas más bajas.

El 'cara a cara' de verdad empezó cuando Alsina puso sobre la mesa el complemento salarial de Ciudadanos frente a la renta básica de Podemos

Además, Rivera destacó el plan de lucha contra fraude fiscal que su formación llevará a los comicios del 20-D, porque "no podemos subir a la gente los impuestos", en otro recado a Pablo Iglesias, "si los que no pagan se libran mediante paraísos fiscales y empresas pantalla". Aquí quedó el primer roce entre los protagonistas del debate, que mantuvieron un tono comedido, una especie de pacto de no agresión, en estos compases. Fue entonces cuando intervino el moderador, el periodista Carlos Alsina, para poner sobre la mesa dos medidas distintas de ambos partidos (complemento salarial vs renta básica garantizada). Con ello, emplazó a sendos líderes a introducirse en un 'cara a cara' de verdad, con interrupciones mutuas. Pablo Iglesias, como ha hecho durante días, volvió a acusar a Rivera de querer subir el sueldo del presidente del Gobierno a 300.000 euros anuales, cuando, a su juicio, no merece cobrar más que un inspector de Hacienda.

Rivera contestó que su partido lo que plantea es una tabla salarial donde el el sueldo más alto sea el del presidente del Gobierno, que debería cobrar, indicó, al menos lo mismo que un eurodiputado: entre 10.000 y 12.000 euros al mes. El líder de Ciudadanos señaló entonces que salario del jefe del Ejecutivo tenía que ser similar al percibido por Pablo Iglesias durante su etapa en la Eurocámara. Ante ello, Iglesias quiso sacar pecho y señaló que los diputados de Podemos sólo han cobrado tres veces el salario mínimo interprofesional, destinando el resto a entidades sociales a través del proyecto Impulsa. Rivera preguntó entonces a Iglesias si entre esos beneficiarios estaba el programa La Tuerka, que protagoniza el líder de Podemos, quien contestó que uno cosa es el destino de las dietas y otro el del sueldo que donan. "Tú juegas al populismo y el populismo se te vuelve en contra", subrayó el presidente de C's, que también hizo hincapié en que Podemos tiene asesores en el Parlamento europeo que cobran más que el presidente del Gobierno. 

"Pero el populismo no es el debate, volvamos a la economía", prosiguió Rivera, quien insistió en que "no nos podemos conformar con un 21% de paro, queremos más flexibilidad mediante el contrato único, no queremos contratos basura", remachó. La rebaja del IRPF y la aplicación del complemento salarial que contempla Ciudadanos supone un gasto de 9.900 millones al Estado. Sin embargo, la renta básica garantizada que quiere Podemos costaría, según detalló Rivera, un total de 15.000 millones de euros al año, una cantidad, que dejó claro, sería inasumible por el Estado. "Si luego no puedes pagarles la renta, esa gente puede quedar frustrada", advirtió el líder de C's a Iglesias.

Contra las cuerdas, como en el 'cara a cara' de hace unas semanas en La Sexta, el secretario general de Podemos dijo que podrían aplicar este modelo con una reforma fiscal y ralentizando la reducción del déficit, "haciéndolo un poco más despacio que el PP", señaló Iglesias. Rivera, cuya formación también pediría a Bruselas un aplazamiento del ajuste, pero para bajar los impuestos un 3%, ha explicado al exeurodiputado que no se puede prometer lo que no se puede pagar y tampoco aumentar la presión tributaria sobre "la clase media trabajadora". Iglesias, en cambio, replicó que su subida de impuestos sólo afectará a un "5% de los contribuyentes, a los que cobran entre 60.000 y 300.000 euros".

Iglesias defiende que su subida de impuestos sólo afectará a un "5% de los contribuyentes, a los que cobran entre 60.000 y 300.000 €"

El otro enfrentamiento más significativo se produjo con el tema del Pacto antiterrorista de fondo. El moderador se vio obligado a introducir otra pregunta para no caer en el aburrimiento de escuchar a cada candidato formulando propuestas ya conocidas. Así, Alsina planteó: ¿existe alguna guerra justa que pueda ser cursada como tal? Iglesias dijo que sí y puso el ejemplo de quienes "libraron la guerra contra el fascismo". En cambio, calificó de "operaciones militares ineficaces" las intervenciones en Irak, Afganistán, Libia o Siria que, a su juicio, "no han hecho que los europeos estemos más seguros". De este modo, cuestionó la validez del Pacto antiterrorista español, al que se sumó ayer Ciudadanos, entre otras fuerzas, y dijo que "hacer política no es sólo estampar un sello en un texto con medidas que no han servido para nada". 

Por su parte, Rivera recordó que "cuando sacamos el terrorismo del debate, vencimos a ETA" y apostó por "estar juntos, sin politiqueos, pancartas o eslóganes". Todo un dardo al líder de Podemos, cuya dirección asistirá este sábado a una manifestación de 'no a la guerra' y contra el terrorismo. Asimismo, el líder de Ciudadanos enfatizó que "si los terroristas atentan en París, nos duele también en España, por lo que es equivocado mirar hacia otro lado. 

Iglesias contrarrestó con otro recurso repetido estos días, el de acusar a Rivera de haber dicho que enviaría a las tropas españolas a Siria, titular que le adjudicó un diario generalista empeñado en una intervención militar española en Siria. El líder de Ciudadanos volvió a señalar que él no dijo eso exactamente, sino que, en realidad, se mostró partidario de actuar siempre dentro del marco de la OTAN, algo que no implica presencia de tropas en suelo sirio. Además, el presidente de C's señaló a Iglesias que entendía que "Podemos no esté a gusto en el Pacto antiterrorista porque esto no ha sido nunca su política". Puso como ejemplo que Podemos concurre junto a Bildu en su candidatura al Senado por Navarra. Iglesias contestó que su partido va dentro de una agrupación de electores donde se ha pedido a sus integrantes la condena de la violencia, incluida la de ETA. No quedó satisfecho y acusando todavía el golpe recibido, el líder de Podemos echó otra vez la vista atrás y recordó que Ciudadanos se presentó a las europeas de 2009 en una alianza con Libertas, un partido de "extrema derecha". 

Además, Iglesias presumió de contar en sus listas, entre otros, con el anterior Jemad, el general del aire José Julio Rodríguez, o el exportavoz de la AUGC Juan Antonio Delgado Ramos. "Esto no va de qué profesionales van en las listas", respondió Rivera, poniendo el acento en que "no se puede ser presidente del Gobierno sin firmar el Pacto Antiterrorista". "Frente al Estado Islámico se necesita ver fortaleza de los demócratas", apostilló el líder de C's. De todas las cuestiones que quedaron el aire, muchas de ellas podrán abordarlas en el debate de Atresmedia del próximo 7 de diciembre, donde también participarán la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

De la "Ética de la razón pura" al "liberalismo social de Rawls"

La anécdota de la contienda en la Universidad Carlos III fue la respuesta que dieron Rivera e Iglesias a la pregunta de un espectador, que les pidió que recomendaran un libro de filosofía. El líder de Podemos se refirió a "Ética de la razón pura", pero falló en el título de la obra de Immanuel Kant que, en realidad, es "Crítica de la razón pura". El presidente de C's, a continuación, señaló que todo el mundo ha estudiado y leído las teorías de Kant y recomendó sus escritos, pero no llegó a concretar ningún título. También invitó a la lectura de "liberalismo social de Rawls".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba