España

Sánchez chulea a los barones y aplaza el debate sobre cómo superar el bloqueo político

El pulso entre Pedro Sánchez y los dirigentes territoriales del PSOE vivió este lunes un nuevo capítulo al rehuir el primero la convocatoria del comité federal y aplazar el debate interno sobre cómo salir del bloqueo político.

El líder socialista, Pedro Sánchez, ayer en la sede de su partido.
El líder socialista, Pedro Sánchez, ayer en la sede de su partido. EFE

Los dirigentes territoriales del PSOE que piden debatir ya en el comité federal qué debe hacer el partido para contribuir a la superación del bloqueo político y evitar nuevas elecciones, tendrán que elegir. O se resignan a aplazar este debate, como quiere imponerles Pedro Sánchez, o comienzan la recogida de firmas para forzarlo y se arriesgan a pasar por unos “desleales” que ni siquiera respetan los intereses del PSOE en la campaña electoral gallega y vasca. Este grupo de barones se sienten "chantajeados" por la actitud de su secretario general.

La reactivación del calendario judicial del PP y el pánico de Rivera a otras elecciones juegan a favor de Sánchez

Con el objetivo de desviar la atención sobre este contencioso y maniatar a los barones regionales, Sánchez anunció ayer el arranque de una nueva ronda de consultas con todos los partidos, el PP incluido, utilizando unos argumentos que a ojos de los socialistas extremeños y andaluces, al menos, están llenos de contradicciones. El líder socialista avanzó que iniciará este diálogo sin líneas rojas, al tiempo que descartó toda posibilidad de apoyar la investidura de Mariano Rajoy. También se comprometió a no crear “falsas expectativas”, como si después del 20D no hubiera comparecido a una investidura que de antemano sabía fallida. En tercer lugar, negó su intención de liderar ahora una alternativa de Gobierno para matizar a continuación que solo daría el paso si tuviera garantizado el éxito. Por último, alegó ignorancia sobre la actitud de las diferentes fuerzas políticas cuando acaba de salir de un debate de dos días en el Congreso. ¿Y qué propondrá usted al resto de los partidos?, le preguntaron los periodistas. Respuesta: “el cambio”.

El líder socialista juega con la cobardía de los barones

En el PSOE se reconoce la necesidad imperiosa que tiene Sánchez de cubrir durante 20 días, los que restan hasta las elecciones gallegas y vascas, una agenda que no desea centrar en el “no es no” a Rajoy. Fuentes socialistas creen que juega con varias cartas a favor: la reactivación del calendario judicial que salpica al PP, el pánico deAlbert Rivera y Ciudadanos a una tercera convocatoria electoral y, por último, la firme intención del Gobierno de rechazar todas las iniciativas parlamentarias que en este largo paréntesis político presente el PSOE y el resto de los grupos de oposición y violenten los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas o quebranten las líneas maestras de las principales reformas aprobadas en la X legislatura.

Sánchez cuenta con que la cobardía de los barones críticos les llevará a guardar silencio o, como máximo, a “marear la perdiz”. Esto fue, precisamente, lo que hizo ayer la presidenta andaluza, Susana Díaz, cuando después de la ejecutiva regional condicionó la abstención del PSOE en otra sesión de investidura a que Rajoy ceda el paso a otro candidato, una propuesta que no logró disfrazar el fuerte malestar que ha provocado en su federación la frivolidad con la que Sánchez ha vuelto a jugar con la posibilidad de llegar al Gobierno con el apoyo de Podemos y la abstención de Ciudadanos, enjuague que el conjunto del PSOE ve materialmente imposible.

Los socialistas andaluces insinúan que si hay terceras elecciones, Pedro Sánchez no será el candidato

De forma sutil, los socialistas andaluces han deslizado la conveniencia de que, en caso de ir a unas terceras elecciones, Sánchez ya no sea el candidato de su partido. Esta es una de las armas que no dudarán en empuñar los barones críticos con el secretario general en el supuesto de que éste se aferre a su ‘no’ a Rajoy después de las elecciones del 25 de septiembre, aunque no es descartable que vuelva a repetirse una película parecida a la de la anterior convocatoria electoral cuando bajo el lema de “que se coma él el marrón”, el comité federal le dejó que se estrellara nuevamente en las urnas y perdiera cinco diputados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba