España

Agenda de los barones: ‘matar’ a Sánchez en el despacho, fuera primarias y nombrar otro candidato

Alarmados por el coraje que demuestra Pedro Sánchez y por su amenaza de adelantar el 39º Congreso, los barones persiguen dar un golpe de mano después de este domingo, enterrar las primarias y controlar la renovación del PSOE desde una gestora.

Pedro Sánchez y Susana Díaz junto a otros dirigentes regionales del PSOE.
Pedro Sánchez y Susana Díaz junto a otros dirigentes regionales del PSOE. EFE

La tempestad que sacude al PSOE arreciará después de las elecciones vascas y gallegas del domingo, referencia a partir de la cual Pedro Sánchez y los barones que piden su cabeza manejan agendas diferentes. El primero busca presentarse ante el comité federal del 1 de octubre con un acuerdo de Gobierno bajo el brazo con Podemos, la antigua Convergencia, Esquerra Republicana y el PNV, sin descartar una convocatoria anticipada a octubre del 39º congreso. Los segundos esperarán a ver como respiran el lunes los nacionalistas vascos, una de las llaves con las que Mariano Rajoy puede volver a abrir las puertas de La Moncloa. Si éstos no están por la labor de facilitar su investidura, estudian poner en marcha un plan para que el PSOE pueda presentarse con otro candidato en caso de terceras elecciones.

El PSOE esperará primero a ver como respira el PNV tras las elecciones vascas, antes de ir a una guerra fratricida

Para conseguir este objetivo, los dirigentes territoriales que encabeza la presidenta andaluza, Susana Díaz, intentarán 'matar' a Sánchez en su despacho mediante la formación de una gestora encargada de organizar el 39º Congreso. Este golpe de mano llevaría aparejado el entierro de las elecciones primarias, puesto que el actual secretario general ha dejado pruebas sobradas, en al menos dos ocasiones, de tener un amplio apoyo entre los 180.000 militantes y, por tanto, competiría con una clara ventaja frente a otros aspirantes a ocupar el cartel electoral simplemente demostrando el ímpetu que ha puesto desde el pasado 20 de diciembre en desalojar a Mariano Rajoy de La Moncloa.

El método de las primarias para la elección de los candidatos electorales es detestado por la mayoría de los barones regionales y los miembros de la vieja guardia. Desde Felipe González hasta Alfonso Guerra, pasando por Guillermo Fernández Vara o Emiliano García-Page, todos opinan que lo único que han logrado las primarias es debilitar al PSOE, pues no le han aportado más votos ni tampoco más  militantes, todo lo contrario.

Los tiempos van a ser muy importantes en esta guerra fratricida que libra el Partido Socialista, por lo que no se pueden descartar sorpresas. Una de ellas podría llegar con el anuncio de Sánchez de una consulta a la militancia a partir de este lunes con el fin de decidir qué hacer para superar el bloqueo político, apoyar a Mariano Rajoy en su investidura o comparecer de nuevo en Las Cortes proponiendo un Gobierno alternativo al del PP. La respuesta de la militancia posiblemente pondría en un serio aprieto al comité federal, donde al menos seis presidentes regionales piensan alzar la voz para impedir que el PSOE comparta Gabinete con Podemos y las fuerzas independentistas.

Ciudadanos es prescindible en la aritmética de Ferraz

Pedro Sánchez podría prescindir, incluso, de Ciudadanos si consiguiera el respaldo de ERC y de Bildu. La suma de los 85 diputados socialistas, los 71 de Podemos y sus confluencias, los 9 de Esquerra Republicana, los 8 del Partido Demócrata Catalán, los 5 del PNV y los dos de la izquierda abertzale, refleja el apoyo de 180 diputados, por lo que la aritmética no sería problema para que el líder socialista consiguiera su objetivo. Esta operación implicaría una gran incoherencia: ayer mismo, Sánchez pidió en el País Vasco el voto para su partido con el fin de anteponer la agenda social a la soberanista del PNV y Bildu.

Estas complicidades originarían un incendio muy difícil de sofocar en el Partido Socialista, por lo que buena parte de los barones cree que Sánchez las utiliza más como amenaza que como una opción real de Gobierno. La otra vía que explora, la de un acuerdo con Podemos bendecido por Albert Rivera, parece también cegada a la vista de la firme resistencia del líder de Ciudadanos. De ahí que la utilización del PNV como solución para despejar la investidura de Rajoy sea la más esperada por todos los sectores del PSOE, pues evitaría la fractura del partido en dos mitades y posibilitaría el arranque real de la XII legislatura.

Los barones críticos con Sánchez aspiran a crear una gestora que controle el 39º Congreso antes de que anticipe su convocatoria a octubre

La otra sorpresa con la que puede madrugar Pedro Sánchez a partir de la semana entrante es la convocatoria anticipada del 39º Congreso, forzando los tiempos que maneja Susana Díaz para postularse como candidata alternativa y garantizándose así un proceso de primarias. La formación de una gestora echaría por tierra sus planes y ya se habla del barón asturiano JavierFernández para presidirla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba