España

Comienza el acoso a las reformas del PP: Sánchez va de la mano de Podemos para derogarlas

PSOE y Podemos han presentado proposiciones no de ley para solicitar en el Congreso la derogación de las principales reformas del PP: la ley mordaza, la Lomce, la reforma laboral o la prisión permanente revisable.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. EFE

Pese a que la investidura de Pedro Sánchez haya supuesto un ‘no’ rotundo al secretario general de los socialistas por parte de Podemos, la formación de Pablo Iglesias no parece dispuesta a mantener ese rechazo en temas concretos si éstos son acabar con las políticas llevadas a cabo por el Partido Popular. Los dos partidos han presentado de esta forma proposiciones no de ley para solicitar en el Congreso de los Diputados la derogación de las principales reformas promulgadas por el PP en la pasada legislatura: la ley de educación (Lomce), la reforma laboral, la ley de seguridad ciudadana -conocida como ley mordaza-, la prisión permanente revisable del pacto antiyihadista o la Ley de Enjuiciamiento Criminial (LeCrim), entre otras.

La posibilidad de que estas proposiciones lleven a la derogación de las reformas es prácticamente imposible antes de que se celebren unas nuevas elecciones

Pese a que esta acción por parte de la segunda y tercera fuerza política no tenga de por si capacidad para derogar las reformas impulsadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, se trata de un acto simbólico que busca el pronunciamiento del Ejecutivo, instándole de esta forma a dar marcha atrás en las medidas aprobadas en la pasada legislatura, y que debido a la situación en la que se encuentra el país, estarán destinadas a convencer no al Ejecutivo del PP, sino a convencer al nuevo Gobierno, según publica este domingo el diario El País.

La posibilidad de que estas proposiciones lleven a la derogación de las reformas es prácticamente imposible antes de que se celebren unas nuevas elecciones, que previsiblemente tendrán lugar el próximo 26 de junio si los partidos no apoyan a un candidato a la presidencia. Pese a ello, con este movimiento, el PSOE intenta tender puentes a la formación de Pablo Iglesias, que desde que Sánchez presentara su acuerdo con Ciudadanos ha encontrado en el líder de la formación morada un adversario más que un apoyo sobre el que impulsar el cambio de Gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba