Sumario operación Taula

Los cuatro testimonios claves que acorralan a Rita Barberá

En un informe del sumario de la operación Taula, la Fiscalía Anticorrupción sostiene que "resulta de suma importancia las declaraciones de los cuatro testigos, asesores del PP, que se negaron a realizar el ingreso de 1.000 euros porque de forma rotunda señalaron que era algo ilícito dado que el partido les iba a devolver dicha aportación en dos billetes de 500 euros".

Rita Barberá en una rueda de prensa.
Rita Barberá en una rueda de prensa. Archivo

Del sumario de la operación Taula se desprende que los testimonios de cuatro ex asesores del PP han sido claves para que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado la imputación de la ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, por un delito de blanqueo de capitales en esta causa de corrupción.

Se trata de los testimonios de Patricia Iserte, Nuria Diego García, María Aránzazu López y Jesús Gordillo. Todos ellos eran asesores del Ayuntamiento de Valencia cuando el Consistorio estaba capitaneado por Barberá y el valor de sus palabras reside en que los cuatro se negaron a realizar las prácticas del 'pitufeo'. Estos testigos declararon, primero, ante los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y, posteriormente, ante la Fiscalía Anticorrupción y el juez que se negaron a hacer el ingreso de 1.000 euros en la cuenta del grupo municipal del PP porque les obligaban a recibir posteriormente dicho importe en dos billetes de 500 euros. Los ex asesores del equipo de Rita Barberá añadieron que ellos sabían que "no era un donativo ni una aportación voluntaria" sino que desde el partido se les pedía "hacer algo ilegal".

Los cuatro ex asesores del PP se negaron a participar en el 'pitufeo' porque "no era un donativo ni una aportación voluntaria" sino que desde el partido se les pedía "hacer algo ilegal"

En un informe que forma parte del citado sumario, al que ha tenido acceso Vozpópuli, la Fiscalía Anticorrupción sostiene que "resulta de suma importancia las declaraciones de los cuatro testigos, asesores del PP, que se negaron a realizar el ingreso de 1.000 euros porque de forma rotunda señalaron que era algo ilícito dado que el partido les iba a devolver dicha aportación en dos billetes de 500 euros".

Además, los testimonios de estos cuatro ex asesores señalan de forma directa a personas de máxima confianza de Barberá como son Julio Valero, entonces jefe de prensa y asesor de la ex alcaldesa; el también ex asesor Juan Pedro Gómez; o, la secretaria del grupo municipal, María del Carmen García Fuster.

Grau sostuvo que el 'pitufeo' "no era tan grave"

Por ejemplo, en el caso de la testigo Patricia Iserte ésta explica a la Guardia Civil que a ella fue Juan Pedro Gómez quien le dio un recorte de papel con el número de la cuenta bancaria del grupo municipal del PP para que ingresaran los 1.000 euros destinados a sufragar la campaña electoral del 2015. Ante la negativa de Iserte de abonar el dinero, al día siguiente la llamó García Fuster a quien la ex asesora también anunció que no iba a ingresar dicha cuantía al partido.

Entonces, García Fuster le espetó "que Juan Pedro no debió explicárselo bien, puesto que el dinero que ingresara se lo iban a devolver". Como Iserte se volvió a negar, la mano derecha de Barberá le ofreció adelantarle ella los mil euros y le gritó que de no hacer el citado ingreso "iba a perder su trabajo" y que "fuera consecuente con lo que había hecho", echándola minutos después de su despacho.

El ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, le dijo a una de las testigos que "hiciera lo que hiciera podría tener problemas"

Acto seguido la testigo le contó el episodio vivido al ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, quien le dijo que "no era tan grave pero que hiciera lo que hiciera podría tener problemas". Patricia Iserte manifestó que, tras haberse negado a participar en el 'pitufeo', sus compañeros del grupo municipal les hicieron el vacío excluyéndolos en los eventos que organizaban en el Ayuntamiento valenciano.

Por otro lado, la testigo Nuria Diego García -otra de las asesoras del PP que se negó a participar en el blanqueo- contó cómo antes de la campaña electoral de mayo del año pasado Julio Valero, jefe de prensa de Barberá, fue a su despacho enviado por García Fuster "entregándole un pequeño papel rectangular de color blanco con un número de cuenta bancaria". Acto seguido, Valero le explicó que el partido necesitaba dinero para financiar la próxima campaña electoral y que todos los concejales y asesores iban a ingresar en esa cuenta 1.000 euros. Hasta ahí, la testigo pensó que se trataba de un aportación voluntaria. Pero entonces Valero le dijo que se pasara por el despacho de García Fuster que ella le devolvería esa cuantía en dos billetes de 500 euros.

Nuria Diego García explicó a los agentes de la UCO que ella se "preocupó" por la petición que le habían hecho desde el partido y que creyó en todo momento que se trataba de una "operativa ilícita" que incluso "podría llegar a ser constitutiva de blanqueo de capitales".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba