España Quiroga dimite como presidenta del PP vasco tras su polémica oferta a Bildu, de la que no se arrepiente

Asegura volvería a presentar "una y mil veces" la moción que ha ocasionado su abandono de la dirección del partido en Euskadi porque el PP debe ser "vanguardia en la búsqueda de la convivencia, verdad y justicia con las víctimas". Suenan los nombres de Alfonso Alonso y Javier Maroto, entre otros, para su sustitución.

Arantza Quiroga ha anunciado en una rueda de prensa en San Sebastián que deja la presidencia del PP vasco, tras la polémica por el texto por la convivencia que presentó en el Parlamento vasco la pasada semana.

Quiroga ha afirmado que volvería a presentar "una y mil veces" la moción que ha ocasionado su abandono de la dirección del partido en Euskadi porque el PP debe ser "vanguardia en la búsqueda de la convivencia, verdad y justicia con las víctimas". La expresidenta ha asegurado además que, aunque "ahora no ha sido posible", dentro de un tiempo "se volverá a hacer" y ha deseado que quienes estén al frente del partido "sean valientes para verlo".

La propuesta que ha causado su dimisión incluía a Blidu en una defensa de valores cívicos, entre los que no estaba la condena a ETA

Ha pedido disculpas a los que se han podido sentir incómodos con su silencio estos días y especialmente a las víctimas que se "hayan visto ofendidas" o "no hayan entendido por qué lo hizo".

En busca de sustituto

El PP vasco designará al sustituto de Quiroga sin "tutelas" de la dirección nacional y, previsiblemente, en una Junta Directiva Extraordinaria, según ha asegurado su portavoz parlamentario y líder de los populares guipuzcoanos, Borja Sémper.

Sémper, en declaraciones a los periodistas en el Parlamento vasco, ha rechazado pronunciarse sobre posibles candidatos. Según ha explicado, su "intuición" es que la decisión sobre el relevo de Quiroga se tomará en una Junta Directiva extraordinaria. El sucesor de Arantza Quiroga podría ser nombrado en una semana , el mismo procedimiento por el que la expresidenta popular relevó a Antonio Basagoiti.

En cuanto a los posibles candidatos para sustituir a Arantza Quiroga, en el PP vasco se barajan los nombres de Sémper, que ha dicho hoy que "ahora" no se lo plantea, o a la actual secretaria general, la vizcaína Nerea Llanos.

Sin embargo, en el PP vasco creen más posible que el liderazgo del partido sea asumido por los alaveses, entre los que figuran el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso; el vicesecretario Sectorial del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto; el parlamentario y ex secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzabal; y el exdiputado general de Álava Javier de Andrés.

Maroto ha afirmado que no se va a postular como sustituto de Quiroga porque "nadie" se lo ha pedido y porque, a su juicio, "no tendría ningún sentido" porque es portavoz de este partido en el Ayuntamiento de Vitoria, ciudad a la que dice querer defender "allá donde esté", ha agregado el también exalcalde.

Según el político vasco, él "no podría hacer más cosas a la vez ni las podría hacer bien", por lo que no se considera "la persona adecuada", aunque, "afortunadamente" en el País Vasco hay "muchísimas personas que tienen la capacidad, las ganas y la ilusión para hacer ese proyecto", ha resuelto.

Se barajan los nombres de Alonso, Maroto, Sémper y Oyarzábal como posibles sustitutos

Por su parte, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha expresado su "máximo respeto" por la decisión de Quiroga, que considera "personal", en conversación con los periodistas en los pasillos del Congreso. 

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha denunciado que Quiroga ha sido "víctima del inmovilismo y la intransigencia" del PP, y ha lamentado que haya sido "expulsada" de ese partido por tratar de "construir puentes" para la convivencia.

Polémica propuesta

En dicha propuesta, el PP vasco proponía unir a todos los partidos en postura común por los valores cívicos y democráticos, entre ellos, el rechazo a la violencia de ETA, pero no su condena. Desde Madrid, el ministro de Sanidad y presidente del PP de Álava, Alfonso Alonso, criticó la iniciativa porque podría llevar a confusión e interpretarla como una rebaja de las exigencias del partido respecto a la banda terrorista. 

De hecho, EH Bildu, que no ha condenado los actos terroristas etarras, celebró el acercamiento del PP al resto de grupos políticos. Quiroga aseguró que su intención no era dar una excusa a la formación nacionalista para apoyar a la banda.

Tras la polémica, Quiroga no acudió al Pleno del Parlamento vasco ni se dejó ver por la prensa ni por sus compañeros de partido. La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, aseguró que la presidenta del PP vasco tenía el apoyo de la Dirección y que su ausencia se debía a que estaba "descansando".

Este martes, Quiroga viajó a Madrid para asistir a una reunión, sin concretar con quién se encontraría. A media tarde, el PP vasco anunció la convocatoria de una rueda de prensa de su entonces presidenta en San Sebastián.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba