Tras la retirada de Bárcenas

El PP recusa a la instructora del caso de los discos duros por su "evidente cercanía" con el PSOE

Los 'populares' han solicitado a la Audiencia de Madrid que la magistrada Rosa María Freire sea apartada de la causa de los discos duros por su "relación más que evidente" con el Partido Socialista y sus "inclinaciones ideológicas". 

La tesorera del PP Carmen Navarro.
La tesorera del PP Carmen Navarro. EFE

La defensa del Partido Popular ha presentado este miércoles un incidente de recusación ante la Audiencia Provincial de Madrid para apartar a la titular del Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid, Rosa María Freire, del procedimiento abierto por la destrucción de los discos duros de Bárcenas antes de que la magistrada dicte el auto de apertura de juicio oral contra el que no cabe interponer recurso. 

En el documento, al que ha tenido acceso Vozpópuli, el PP argumenta que la "imparcialidad" de la magistrada ha quedado en entredicho por su "evidente cercanía" con el Partido Socialista y prueba de ello es que ésta ha sido "debatida" este verano en las tertulias de determinados medios de comunicación. Los populares argumentan, en primer lugar, que la magistrada fue designada por el grupo parlamentario socialista como ponente en la Comisión de Justicia del Congreso para debatir la Ley de Enjuciamiento Criminal. "Una intervención que, por lo demás, fue especialmente crítica con el proyecto de reforma del Partido Popular", añaden.

De la misma forma, el partido de Mariano Rajoy sostiene que la juez Freire no cumple con los cánones de imparcialidad "que la más reciente jurisprudencia nacional y europea configuran como estándar mínimo que debe cumplir el titular de un órgano jurisdiccional" porque -según argumentan- el PSOE trató de promocionarla para que ocupase el Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional. Esa "promoción profesional" habría venido de la mano del vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Álvaro Cuesta, "significadísimo miembro del PSOE que no se limitó a votar en contra del nombramiento de otra persona distinto sino que al parecer puso un voto particular y además denunció públicamente que la recusada era la candidata más idónea, lo cual parece ciertamente excesivo para la simple provisión técnica de una plaza de un órgano jurisdiccional aunque es suficiente para explicitar de manera pública quien es la candidata del PSOE a ocupar puestos de relevancia en la Carrera Judicial".

En el escrito presentado ante el Juzgado el PP argumenta que la imparcialidad de la jueza Freire ha sido "debatida" este verano en tertulias de determinados medios de comunicación

Asimismo, los 'populares' sostienen que "cualquier observador independiente podría legítimamente pensar, en definitiva, que las legítimas aspiraciones de promoción profesional de la recusada están íntimamente vinculadas al éxito político del PSOE. (…) No deja de ser significativo a estos efectos que haya sido precisamente la recusada quien ha dirigido por primera vez en España la acción penal contra un partido político lo cual resulta evidente a ojos de un observador independiente, produce un rédito político indiscutible para el PSOE, con el que mantiene una vinculación”.

Además, en el incidente de recusación -firmado por el representante legal del PP, Alberto Durán, también investigado en esta causa- se explica que "cualquier observador independiente, sin un gran esfuerzo, advierte de inmediato que los avatares de la causa en la que interviene la recusada, dirigida contra el Partido Popular y otras personas vinculadas al mismo, es a día de hoy un arma político que trasciende del plano meramente jurídico".

En el escrito remitido a la Audiencia de Madrid, de 16 folios, el Partido Popular argumenta además que existen "paralelismos" entre el caso de los discos duros y la juez Freire y el caso Gürtel y los papeles de Bárcenas y los magistrados de la Audiencia Nacional y ex vocales del CGPJ a propuesta del PP, Enrique López y Concepción Espejel, ambos recusados en dichos procedimientos por el Pleno de la Sala Penal de dicho tribunal.

En el citado incidente de recusación, la formación de Rajoy manifiesta que "por enorme similitud de supuestos" la juez de Madrid Rosa María Freire debería haberse abstenido en el caso de los discos duros y, ya que no lo ha hecho, el PP considera que debe ser apartada del mismo. "Resultaría francamente difícil de comprender para la ciudadanía que recientemente fuesen recusados dos de los tres magistrados que conocían del procedimiento seguido en la Audiencia Nacional, entre otros hechos, por los llamados 'papeles de Bárcenas' -por haber sido propuestos por el Partido Popular para ocupar un cargo de vocal en el CGPJ, siendo la situación del PP la de mero responsable civil a título lucrativo- y que no se aplicasen con la misma rigidez los cánones de imparcialidad cuando el juez cuya imparcialidad se cuestiona ha sido propuesto para ocupar una vacante en la Audiencia Nacional por un vocal del Consejo nombrado a propuesta del PSOE y ha sido llamado por el mismo para emitir una opinión desfavorable de una ley -iniciativa del PP- en el Congreso de los Diputados, donde es evidente que las tendencias políticas son parte fundamental de su funcionamiento", apostillan.

El PP ha registrado este escrito en el Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid apenas 24 horas después de que el ex senador del PP, Luis Bárcenas, decidiera no presentar escrito de acusación contra la formación de Rajoy por los delitos de daños informáticos y encubrimiento de cara al posible juicio oral.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba