España

Miquel Iceta sobre un cambio del 'No' a la abstención: "Hoy es imposible. Pero si el PP da algún motivo, quizá"

El primer secretario del PSC tiene claro que, de existir un pacto alternativo, será después de las elecciones vascas y gallegas. 

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta. EFE

El primer secretario del Partido Socialista Catalán (PSC), Miquel Iceta, es muy de desmelenarse. Que igual Iceta baila al ritmo de Freddie Mercury con Pedro Sánchez como propone una consulta a la canadiense para abrir el diálogo en la gresca sobre la independencia catalana. Sí, Miquel Iceta es un hombre que no teme salirse del guión. A veces, claro. Porque en lo que a esta entrevista respecta, los resbalones están contados. Mucha cintura, eso sí. Bailarín o escapista de cualquier titular. Así se muestra Iceta. Erre que erre. No es no. ¿O sí? Aunque asegure que ni el PSC, ni mucho menos el PSOE, apoyarán a Mariano Rajoy en las negociaciones para la formación de gobierno, al momento de plantear una hipotética talanquera que vaya del No de la Abstención, dice: "Hoy es imposible. Pero si el PP, en algún momento, es capaz de dar algún motivo para que cambie, quizá. Sin embargo, por ahora yo no he visto ni un solo guiño que nos permita replantear nuestra posición política".

Sobre el paso del 'No' a la abstención, Iceta dice: "Hoy es imposible. Pero si el PP, en algún momento, es capaz de dar algún motivo para que cambie, quizá"

Aunque baile, a veces, al son a Pedro Sánchez, Miquel Iceta no es el único en la pista. Tras los pésimos resultados electorales -el PSC consiguió apenas 7 escaños-, hay quienes ansían su silla en el juego de la verbena. La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, ha anunciado que se postulará como candidata a liderar el Partido Socialista Catalán (PSC) en octubre. Elegido en las primarias de 2014 en las que se presentó como único candidato, Iceta se convirtió en primer secretario del PSC con el 85,04% de los votos. Ahora, podría tener que ser el más ágil de la pista para conservar su sitio y su silla. Para Iceta eso no es problema alguno, al contrario: es un signo de democracia. Sobre posibles divisiones en el PSOE... Erre que erre, otra vez. "En este momento, dentro del PSOE hay una amplia mayoría que no quiere ni oír hablar de un nuevo gobierno del PP en España -dice, al otro lado de una línea en la que no para de sonar su guasap-. A quien le cuesta entender eso es a la gente del PP y a los poderosos sectores económicos y de opinión que no comprenden que en el PSOE nuestro papel no es el de apuntalar un gobierno del PP". Sobre ese y otros temas conversa en esta entrevista concedida a Vozpópuli.

-Usted ha planteado un posible pacto PSOE-Podemos-Ciudadanos. Pero las circunstancias ya no son las mismas; no favorecen. El PSOE tiene 85 escaños frente a los 90 anteriores; Podemos también ha bajado ¿Qué luz real tiene este escenario?

-Aritméticamente es una mayoría que daría soporte a un gobierno. Es verdad que las condiciones son hoy un poco peores que hace unos meses, pero eso precisamente habrá hecho reflexionar a muchos y quizá permita que las posiciones puedan llegar a ser más flexibles y todavía más si tenemos en cuenta que la alternativa son unas terceras elecciones que nadie dice querer.

- Que ‘nadie dice querer’, ya. Claro.

-Nadie dice querer un escenario de terceras elecciones.

"Los debates no se pueden producir en el vacío, deben darse alrededor de propuestas políticas concretas"

-La contundencia de Sánchez es artificial y el resto de las federaciones del PSOE calla por miedo a parecer desleales ¿Convocarán un comité federal antes del 25 de septiembre para discutir este tema?

-Habrá que convocar un comité general cuando haya una propuesta concreta sobre la cual pronunciarse. Sigue siendo válido lo que el comité federal aprobó en la última reunión, así como la orientación general que dio en diciembre después de las anteriores elecciones. Los debates no se pueden producir en el vacío, deben darse alrededor de propuestas políticas concretas. Yo creo que en estos momentos, en el PSOE hay una amplísima mayoría que no quiere oír hablar de un voto de abstención favoreciendo a un gobierno del PP cuatro años más.

-De convocarse tal comité, ¿qué postura defenderá el PSC? ¿qué postura va a llevar usted?

-Llevaría la postura de explorar una mayoría alternativa. Creo que en estos momentos la continuidad del PP en el gobierno es una pésima noticia para España y los españoles. Lo que hay que hacer es trabajar para conseguir un gobierno alternativo.

-¿Qué debe pasar para que eso ocurra?

-Primero, habría que trabajarlo con la discreción y la calma que un asunto de esta naturaleza requiere. Y a partir de ahí, lo más probable es que todos los partidos esperen a que pasen las elecciones vascas y gallegas del 25 de septiembre, para tomar posiciones.

-La situación comienza a hacerse cíclica, y usted lo sabe.

-Lo que hay que hacer es hablar con todo el mundo; explorar otras posibilidades. Y quienes plantean ese dilema de ‘Rajoy o terceras elecciones’ están haciendo trampa, porque hay otras posibilidades y merece la pena explorarlas todas. La única forma de conseguirlo es, con discreción, hablando con todos los partidos.

"Quienes plantean ese dilema de ‘Rajoy o terceras elecciones’ están haciendo trampa, porque hay otras posibilidades y merece la pena explorarlas todas"

-Pero, señor Iceta, si en la primera negociación no fue posible cuajar un acuerdo, ¿por qué tendría que surgir ahora?

-Porque el riesgo de terceras elecciones ya es muy fuerte. Eso hará que mucha gente se plantee las cosas de otra manera. Nunca se reproducen las situaciones. El riesgo de que se repitan unas elecciones generales es un argumento muy poderoso. Y creo que ahora muchos partidos hacen una valoración distinta de su actitud.

-¿A qué se refiere? Mejor dicho, ¿a quién se refiere?

-Más de un partido habrá viso que si en as elecciones no le ha ido tan bien como pensaban, ahora acabarán de entender la posición que mantuvieron entonces. Hoy la situación es distinta. Y en todo caso hay que explorarla. Los que juegan a la idea de Rajoy o elecciones lo hacen con claro ventajismo. Es curioso que todo el mundo le pide al PSOE responsabilidades y todavía no hemos escuchado de Rajoy ninguna propuesta que sirva para acercar sus posiciones a la del PSOE.

-Rajoy ha hecho peticiones claras al PSOE, en repetidas ocasiones.

-La cuestión es muy sencilla: ¿qué ha propuesto Mariano Rajoy para que el PSOE pueda abstenerse? Pues nada, él quiere que le apoyemos como si tuviéramos la obligación de hacerlo. Y eso no es así.

- El PSC era el que más votos aportaba al PSOE y eso ha dejado de ser así. ¿Es el PSC un lastre para el PSOE? ¿Cuánto va a tardar en llegar la factura política por eso?

-Yo creo que hay que ir al fondo de la cuestión. Desde que se rompió la vía del pacto después de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el estatuto, ha habido una polarización y un crecimiento de las posiciones independentistas. Es verdad: el PSC ha perdido peso. Pero la mejor manera de arreglarlo es dando una alterativa y ese es un motivo adicional para no favorecer la investidura de Rajoy. Porque, entienda: Rajoy es un regalo del cielo para los independistas y por lo tanto un gran factor de inestabilidad para España. Por eso no quiero que siga de presidente, ni el PSOE puede apoyar su investidura.

"Porque, entienda: Rajoy es un regalo del cielo para los independistas y por lo tanto un gran factor de inestabilidad para España"

-Si el PSC ha perdido votos es porque ha perdido identidad. La gente no sabe a qué atenerse con el PSC. Pese a su experiencia, muchos dicen que usted no ha sabido conciliar las dos almas del PSC. ¿El problema de ustedes o del conjunto del PSOE?

-Desde que dirijo el PSC se ha estabilizado alrededor de medio millón de electores. El problema aquí es que, una vez planteada la discusión política en Cataluña contra la independencia, ha habido partidos (unos a favor y otros en contra) que han crecido, en cambio los que estamos pidiendo un nuevo acuerdo hemos disminuido. Pero esa no es la responsabilidad de uno u otro dirigente, es la incapacidad de abordar políticamente una nueva relación entre Cataluña y el resto de España. Por eso decimos que la continuidad del PP en el gobierno de España es echarle gasolina al fuego, un fuego que consume a los que queremos un acuerdo. Por eso somos beligerantes con una política que, en Cataluña, sólo está favoreciendo a los independentistas.

-De cara al próximo 15 de octubre, Núria Parlon está pujando por disputarle el liderazgo en unas primaras. ¿Cómo queda usted después de la pérdida de escaños e incluso con su propuesta de consulta a la canadiense?

- Que existan varios candidatos es una muestra de vitalidad en el partido. Y eso es muy positivo. Imagínese que no hay otro candidato: la gente diría que el PSC está muerto. Me preocupan los partidos cerrados como sectas, con un único líder que se comporta como un gurú. Imagínese si el PP presentara una alternativa a Rajoy. Eso abriría el juego político.

-EL PSOE está totalmente dinamitado, no hay ni una sola federación que este unida, ¿qué espera para el 39 congreso?

-Hay gente que confunde los partidos con iglesias. Cuanto más grandes son, es saludable una riqueza de planteamientos y un debate democrático. Eso no quiere decir que al momento de decidir, todos las apoyemos y trabajemos para desarrollarlas. En este momento, dentro del PSOE hay una amplia mayoría que no quiere ni oír hablar de un nuevo gobierno del PP en España. A quien le cuesta entender eso es a la gente del PP y a poderosos sectores de opinión y económicos que no comprenden que en el PSOE nuestro papel no es el de apuntalar un gobierno del PP. Es un grave perjuicio para España.

-Si hay gente en el PP que no quiere ni oír hablar de la continuidad de Rajoy, ¿existe en el PSOE gente que no quiere ni oír hablar de la continuidad de Pedro Sánchez?

-Yo no lo sé. Que yo sepa en el PSOE nadie ha icho que quiere presentarse contra él para aspirar a la secretaría general. 

"Que yo sepa en el PSOE nadie ha icho que quiere presentarse contra él para aspirar a la secretaría general"

-Insisto, ¿qué presiones internas y externas existen para desalojar a Pedro Sánchez?

-Desde que Pedro Sánchez ha mostrado su firmeza en contra de apuntalar un gobierno del PP, se ha afianzado internamente. Su liderazgo se ha hecho más fuerte. Y la gente respeta ese planteamiento de firmeza. La prueba es que los que levantaban la voz hablando de abstención, hoy son mucho más prudentes. Porque han comprobado que una inmensa mayoría de los militantes del PSOE no comparte esa posición política y sí la que sostiene Pedro Sánchez.

-De cara al escenario actual, ¿qué tan posible es pasar del No a la abstención?

-Visto a día de hoy es imposible. Pero si el PP, en algún momento, es capaz de dar algún motivo para que cambie, quizá. Sin embargo, por ahora yo no he visto ni un solo guiño que nos permita replantear nuestra posición política.

-En junio de este año pidió la continuidad de Pedro Sánchez al frente del PSOE al menos “un ciclo electoral entero”, entre los cuatro o cinco años. Parecía tener muy claro que teníamos elecciones para rato….

-No, sencillamente lo que digo es que el proceso de construcción de los liderazgos es largo. No es de unas solas elecciones. Es verdad que en España hemos tenido la anomalía de unas segundas elecciones y ahora alguien apunta el riesgo de unas terceras. Y por cierto: si vamos a unas terceras es porque hubo unas segundas. Todo el interés que hay hoy para que el PSOE se abstenga yo no lo vi antes. El PP hubiera podido proporcionar un gobierno a España y evitar todo esto. 

Y por cierto: si vamos a unas terceras es porque hubo unas segundas. Todo el interés que hay hoy para que el PSOE se abstenga yo no lo vi antes

-Aunque el PSOE se defendió del sorprasso tuvo unos resultados terribles. En política es importante la supervivencia,¿ pero incluso por encima del resto?

-Eso ya se verá. Habrá que esperar si surgen otras alternativas. Yo me miro los resultados electorales con mucha atención. Y le puedo decir que la mayoría de los españoles no votaron por la continuidad de Mariano Rajoy.

-Pero tampoco votaron por el PSOE.

-No. Hubo un voto por el cambio, por eso llamo a un entendimiento entre Podemos-Ciudadanos y el PSOE que pueda forjar una mayoría de cambio. Eso es lo que votaron los españoles.

-¿Pueden sentarse a hablar los socialistas con Ciudadanos y Podemos, dos partidos cuyos líderes no han parado de arrear al PSOE?

-Ya, y Ciudadanos dijo que nunca votaría a Rajoy… Mire: a día de hoy, cambian las circunstancias y hay un clamor bastante justificado para que los partidos hagan esfuerzos de entendimiento que den un nuevo gobierno a España.

-Pensando en el 25 de diciembre, y si cree usted en Papa Noel, ¿va a pedirle algo?

-Yo le pediría, primero, que quede clara una cosa: si alguien ha calculado este calendario para que coincidan unas eventuales terceras elecciones con un 25 de diciembre, que se sepa que ese ha sido Mariano Rajoy. Que un dirigente democrático haya jugado con los calendarios para intentar presionar al resto de las fuerzas políticas, es responsabilidad de Rajoy, Esa es razón suficiente para negarle gestora poyo. Por otro lado, hay mecanismos para modificar la ley y que no se produzca esa coincidencia, que es un disparate

-Ha dicho que Rajoy es un regalo para los independentistas, pero extender la provisionalidad del PP en un gobierno en funciones, ¿no le parece que eso le da oxígeno el independentismo?

-Creo que no. En España el Estado de Derecho es potente. Tenemos unas instituciones, unas leyes, un Tribunal Constitucional y desde ese punto de vista nadie debe preocuparse. Con un Estado fuerte es posible salir al paso a cualquier intento que se plantee. Aquí la cuestión es si tenemos en España un gobierno capaz de encausar ese problema con diálogo y negociación o no. Y Rajoy no ha sido capaz de hacerlo. Ese es el regalo para los independentistas.

Aquí la cuestión es si tenemos en España un gobierno capaz de encausar ese problema con diálogo y negociación o no. Y Rajoy no ha sido capaz de hacerlo. Ese es el regalo para los independentistas

-Si hay un pacto eventual con Ciudadanos y Podemos con el PSOE. ¿Cómo afectaría la posición, por ejemplo de En Comú Podem con respecto a la agenda catalana? ¿Qué exigencias no estaría el PSOE dispuesto a negociar?

-Ya lo hemos dicho. Nosotros no vamos a aceptar un referéndum por la independencia. Nosotros apostamos por al reforma de la Constitución y ahí existe una diferencia, pero, realmente, los acuerdos políticos los alcanzan los partidos que piensan de manera distinta. Ahora hemos pasado una etapa distinta, con nuevos actores. Eso requiere la negociación y reconocer las posiciones distintas.

-¿Está el PSOE como en la novela de Chirbes, En la Orilla? ¿El pantano está en sus niveles más bajos?

-En momentos de dificultad de aprecian debilidades pero eso es un reto para mejorar. No para tener una actitud melancólica y paralizante. Al contrario: hay que abrir a escuchar a los nuevos actores y entender las demandas sociales de cambio que tiene España.

-Pero ya sabe usted, así como en literatura los clásicos merecen siempre relecturas, ¿por qué el PSOE actual se resiste a escuchar a u clásico como Felipe González?

-Los clásicos tiene valor universal pero son clásicos y desde mi punto de vista, y mire que yo trabajé para Felipe González durante mucho tiempo en La Moncloa, sus opiniones siempre son de gran interés pero no tiene uno por qué compartirlas. Él es el primero que lo entiende. Su experiencia y lo que ha supuesto para el PSOE le da un gran valor. Pero no hay que coincidir con él.

-¿Pedro Sánchez no lo dejará a usted bailando solo o sí?

-A los líderes no se les debe dejar nunca solo, hay que acompañarlos. Los socialistas decidieron que Pedro Sánchez sería su líder. Y así será hasta que no se pida lo contrario. Así que todos debemos ayudarlo a desarrollar su programa político y su compromiso: que es no aceptar un gobierno del PP.

-Insisto, pensando en Sánchez como compañero de baile, ya sea de Fredy Mercury o de este son, ¿qué pasa con usted si cae Sánchez? ¿Cómo se ve?

-Pues aprendiendo a bailar con quien dirija el PSOE en ese momento. El primer secretario del PSC tiene la obligación de entenderse con el secretario del PSOE, sea quien sea. El PSC nunca ha conspirado con un secretario general del PSOE para colocar otro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba