Todos los ministros, salvo Guindos y Morenés, encuentran hueco de salida

Rajoy premia a Cospedal y castiga a Villalobos en unas listas sin renovación

Ni renovación ni sorpresas. Rajoy reduce el cambio en las listas del PP a un mero castigo a Celia Villalobos, quien pierde el número uno por Málaga. Lo demás son pequeños juegos de encaje de bolillos que se resume en la adapación de algunas nuevas piezas, como los vicesecretarios de la formación. Ni terremoto ni conmoción. 

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy EFE

El comité electoral del PP, presidido por Alicia Sánchez-Camacho, ha cerrado los cabezas de cartel para las elecciones generales, luego de una intensa labor de criba llevada a cabo por la secretaria general de la formación. Precisamente Dolores Cospedal es una de las novedades de la alineación conservadora, ya que abandona su escaño en las Cortes de Castilla-La Mancha, donde fue desalojada de la presidencia, para incorporarse al Congreso como cabeza de lista por Toledo. Pocos cambios y tan sólo alguna sorpresa como la de Celia Villalobos, esposa del gurú Pedro Arriola, quien sufre un castigo simbólico al ser desplazada al número dos de la lista García Urbano, un hombre de Moreno Bonilla, el líder regional, que ocupará ese puesto destacado en la parrilla de salida. Los grandes nombres, permanecen. Hay incorporaciones, hasta el punto de que más de la mitad de los cabezas de lista cambian de destino o son novedades. Pero los 'pesos pesados' siguen ahí, como resulta razonable. Ana Mato, que no se presenta y Celia Villalobos, eran dos 'casus belli' si se pretendía mostrar voluntad de cambio. Y así ha sido. En el partido confían en que se aprecie esta voluntad de evolución, en especial en algunas demarcaciones donde se ha designado gente joven y sin demasiados vículos con el pasado. En Madrid, Rajoy y Sánez de Santamaría encabezan un cartel que todavía está sin cerrar. Hay que dar cobijo a mucho desenganchado en otras plazas.

Tres de cada diez candidatos son mujeres, un detalle que el partido subraya como positivo, con relación a otras formaciónes. Equilibrio y no hacer sangre, fueron las instrucciones impartidas por el propio Rajoy a su equipo de Génova, donde se han llevado a cabo las labores de enjaretar las listas en un entorno enrevesado, ya que no hay puestos para todos. Algunos barones reclamaban un cambio más profundo, para que pudiera apreciarse la voluntad de renovación en el PP. No ha sido así, tal y como muchos apuntaban.

Javier Arenas seguirá como senador y Carlos Floriano se mantiene de número uno por Cáceres

En Andalucía hay otras novedades como Juan Ignacio Zoido, que se encarama en la lista de Sevilla, o José Antonio Nieto que ocupará Córdoba, Carlos Rojas en Granada, José Enríquez Fernández de Moya por Jaén y José María García Urbano por Málaga, el puesto tradicional de Villalobos... La veterana Teófila Martínez logra salvar su puesto en Cádiz en tanto que la ministra Fátima Báñez hace lo propio en Huelva.

Los ministros, tal y como estaba previsto, ocupan todos plaza de salida, con García-Margallo en Alicante, Jorge Fernández Díaz en Barcelona, Ana Pastor en Pontevedra, José Manuel Soria en Las Palmas y Rafael Catalá por Cuenca. Por Valladolid se da por hecho a Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social y no a la ministra Isabel García Tejerina, como se venía diciendo. También ha habido que acomodar a Cristóbal Montoro en Madrid, porque el PP regional no le quería al frente deSevilla. Hay demasiados escaños en juego en Andalucía como apara arriesgar. De ahí la relegación de Villalobos y el traslado de  del minsitro de hacienda, que produce demasiado rechazo. El recién llegado a Educación, Íñigo Méndez de Vigo, aparece por Palencia, donde no repite Ignacio Coisidó, que seguirá como director general de Policía. Morenés y De Guindos han optado por retirarse de la primera línea de la política para retornar a la empresa privada. 

Entre las novedades también aparecen como novedades los nuevos jóvenes dirigentes del partido. Así, Maíllo aparece por Zamora, Pablo Casado por Ávila y Javier Maroto sin destino conocido aún, también irán al Congreso en tanto que el veterano Javier Arenas se conforma con mantener su plaza en el Senado. Andrea Levy, que pergeña estos días el programa electoral, sigue en el Parlamento de Cataluña, donde acaba de ser elegida diputada en las elecciones del pasado septiembre.

Cospedal ha defendido con uñas y dientes a su leal Carlos Floriano, muchos años portavoz del partido, que irá de número uno por Cáceres, en contra del criterio del líder regional, José Antonio Monago, que ha tenido que dar su brazo a torcer. También se ha confirmado a Borja Sémper por Guipúzcoa, a Elena Bastidas en la fuerte plaza valenciana, Miguel Barrachina por Castellón y el actual presidente del Congreso, Jesús Posada, por Soria.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba