El presidente habla de 'un elemento importante a la hora del voto'

Rajoy ya no disimula: explotará el órdago de Mas para captar votos en las generales

La sublevación nacionalista va a ser la clave de los comicios generales. Rajoy lo ha dado a entender en La Valeta: "Será un elemento muy importante a la hora de decidir el voto". El PP aprecia ya una remontada en sus encuestas. El PSOE, por contra, aparece sumido en un océano de dudas.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy EFE

El proceso de sublevación soberanista en Cataluña ha levantado el tono de la campaña electoral del PP. El partido de Rajoy arrancó septiembre maniatado por la desidia, el desaliento y la convicción de que renovar mandato resultaría una misión imposible. Menudeaban las trifulcas internas, los reproches, la declaraciones venenosas y los codazos. Había puñaladas por hacerse un hueco en las listas electorales. Ante el pavor a no gobernar, al menos conseguir un escaño, era la ley del superviviente.

"Usted es el mejor agente electoral del PP", le espetó este jueves un portavoz de la oposición a Artur Mas, el 'president' demediado. La moción secesionista impulsada por el consorcio formado por Convergencia y ERC ha dado aliento al PP. En Génova se atienden con satisfacción creciente los datos que arrojan las 'catas' demoscópicas. El partido parece haber resucitado. El listón sociológico del 30 por ciento de los escaños parece asegurado. Ahora se trata de alcanzar el 30 por ciento.

La recuperación económica ha pasado a segundo plano en la campaña del PP para las generales

Rajoy no disimuló este aspecto al ser preguntado en Malta, donde asiste a una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno sobre inmigración. "Será un elemento muy importante a la hora de decidir el voto", señaló. No se había referido el presidente a esta cuestión en términos tan explícitos. En esta ocasión, no lo quiso evitar. Efectuó un mensaje evidente no sólo a su equipo, que es consciente de la relevancia del pulso secesionista en la campaña, sino, y en forma especial, al electorado catalán, donde el PP ha perdido respaldos en forma preocupante en los últimos tiempos.

Rivera se ha esfumado

Cataluña se ha convertido en el eje de la campaña electoral del Partido Popular. Es su gran baza para frenar la sangría de votantes rumbo al partido de Rivera. El líder de Ciudadanos se ha borrado estos días de la primera línea mediática. Efectúa una gira por diferentes capitales de provincia desde donde envía mensajes esporádiccos contra los nacionalistas. Pero no pisa el acelerador. Espe papel se lo ha cedido totalmente a Inés Arrimadas, quien está llevando a cabo una labor muy reseñable en el debate de la no investidura de Artur Mas. Ha sido la revelación de estas jornadas. 

Rajoy se ha convertido en el gran bastión del Estado frente a la acometida de Artur Mas y sus compañeros de golpe al Estado. Su gestión del incidente más grave que ha sacudido a España en los últimos tiempos está resultando un acierto pleno, de acuerdo con las mencionadas fuentes. Proporcionalidad y contundencia. Los mensajes del presidente suben de tono mientras la maquinaria jurídica del Gobierno avanza implacable, conforme el ritmo programado. 

Cataluña es la gran baza del PP para frenar la sangría de votantes rumbo al partido de Rivera

La recuperación económica ha pasado a segundo plano. Incluso Cristóbal Montoro, rescatado in extremis para las listas de Madrid, evita ya comparecer ante los medios en forma pública. Habla desde su departamento, con medidas orientadas a poner en evidencia las trampas financieras del Govern de Convergencia. Toda la artillería se ha orientado hacia los secesionistas. Una campaña sin tregua, pero midiendo con prudencia cada paso.

Un patinazo puede resucitar a la bestia secesionista, sumida ahora en un profundo galimatías y sin horizonte futuro claro. Las proclamas contra la actuación del TC ya no causan el efecto que en su día tuvieron esos plantes ante la Justica con motivo del referéndum apócrifo del pasado año. Rajoy aprovecha el viento a favor. En su parttido hablan de que se empieza a recuperar la confianza. Incluso ha bajado la obsesión enfermiza ante el empuje de Ciudadanos. De momento, el marcador, les es favorable. Lo importane es defender la unidad de España, no cabe duda. Pero los efectos colaterales de la campaña caen todos en territorio del PP.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba