España

Carmena hace perder a Madrid 338.000 € en un día por prohibir el aparcamiento

El Gobierno de Ahora Madrid inhabilitó los 3.954 parquímetros distribuidos por la capital, una medida precipitada a juicio del Ejecutivo autonómico de Cristina Cifuentes (PP). Estas pérdidas no han sido recuperadas con el aumento de los viajes en Metro y autobuses municipales, pues el dinero de estos billetes va a manos del Consorcio regional.

Un parquímetro de Madrid inhabilitado con la pegatina "Alta contaminación / Prohibido estacionar".
Un parquímetro de Madrid inhabilitado con la pegatina "Alta contaminación / Prohibido estacionar".

¿Cuánto han dejado de ingresar las arcas municipales al prohibir el estacionamiento a los 'no residentes' en el centro de Madrid? ¿Cuál ha sido el coste de esta medida excepcional que ha adoptado el Gobierno de Manuela Carmena para combatir la alta contaminación? Tal prohibición, que el Ejecutivo regional de Cristina Cifuentes (PP) ha cuestionado por decretarse de manera precipitada e improvisada, lleva al Ayuntamiento de la capital a perder 338.000 euros en un día, según el cálculo aproximado realizado por este diario, que incluye la recaudación en parquímetros (278.000 euros) y las multas (60.000 euros).

El informe del Observatorio Español de Conductores-DUCIT, elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), recoge que el Consistorio ingresará alrededor de 87 millones de euros en 2015 gracias al sistema SER (Servicio de Estacionamiento Regulado), de los que 78 millones provienen de los parquímetros y el resto corresponden al abono de los residentes. El cálculo de esta cantidad se basa en la previsión que hizo el Ayuntamiento de mantener unos ingresos por tasa de aparcamiento similares a los de 2014. Para ello, se tienen en cuenta los baremos de pago en función de las emisiones del vehículo, así como el nivel medio de ocupación de la zona de estacionamiento, criterio que aplica el propio parquímetro.

Con la calculadora en la mano, si esos 78 millones se dividen entre los días del año en que está operativo este servicio (son descontados, por tanto, los domingos, los festivos y las tardes de los sábados y del mes de agosto), la recaudación en una jornada laborable habitual, como la de este viernes, asciende a 278.000 euros, en números redondos. Estas pérdidas no han podido ser recuperadas con el aumento del uso de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), dado que dinero por el pago de los billetes va directamente al Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), órgano dependiente del Ejecutivo autonómico.

Igual ocurre con lo recaudado en los viajes de Metro o en los autobuses interurbanos, que también se incrementaron este viernes. En el caso del Metro, el Ayuntamiento de la capital traspasó en 2011 -entonces bajo mandato del PP- la titularidad de sus acciones al Gobierno regional, que asumió íntegramente las necesidades de financiación de la compañía.

Cifuentes reclama un mayor diálogo al equipo de Gobierno de Ahora Madrid

Asimismo, el Ayuntamiento ingresa cada día unos 120.000 euros por las multas. Sin embargo, este viernes, según pudo saber Vozpópuli, las sanciones bajaron cerca de un 50%, por lo que se perderán unos 60.000 euros por esta jornada. Por su parte, fuentes del sector indicaron que las compañías que gestionan las multas dejarán de ingresar unos 220.000 euros por dicho día.

La norma es controvertida dado que permite a los coches entrar en Madrid a contaminar, pero no aparcar en la calle y sí en los aparcamientos públicos. Los concesionarios de estas empresas estaban 'encantados' con la contaminación que llenaba sus negocios.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, reveló este viernes en una comparecencia junto a la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés (Equo), que el aparcamiento en las zonas reguladas (verdes y azules) del centro de la ciudad se había reducido un 80% hasta el mediodía, tras activarse la segunda fase del protocolo contra la contaminación. El Gobierno de Ahora Madrid (Podemos, Ganemos, Equo y miembros de IU) ha inhabilitado los 3.954 parquímetros distribuidos por la capital. Los controladores adhirieron a buena parte de los aparatos una pegatina relativa a la alta contaminación y a la prohibición de estacionamiento. Otros dispositivos informaron de ello a través de sus propias pantallas. 

Pese a tales advertencias y a la imposibilidad de pagar para aparcar, hubo conductores 'no residentes' que dejaron sus vehículos en zona azul y en zona verde. Algunos lo hicieron por escasos minutos y otro por un tiempo mayor. Ante estas situaciones, Carmena señaló a mediodía que no disponían del dato de multas impuestas por aparcamiento (de 90 euros) ni de las relativas al incumplimiento de la reducción de velocidad (de 90 a 70 kilómetros por hora) en la M-30 y en la carreteras de acceso a Madrid. Esta limitación de velocidad fue activada un día antes, el jueves. La media fue de 72 kilómetros por hora en el día de ayer. El tráfico descendió un 6% desde las 10 de la mañana en esta vía.

Ambas restricciones fueron levantadas para este sábado por el Ayuntamiento cerca de la medianoche, evitando así un segundo día del llamado 'Escenario 2' del Protocolo ante episodios de alta contaminación, diseñado por el anterior gobierno de Ana Botella. Carmena pretende anunciar su propio plan, que podría incluir medidas más severas, a finales del este mes. 

La regidora se ha comprometido a estudiar caso por caso las infracciones cometidas por los conductores en estas jornadas inusuales, a analizar expediente por expediente, siendo conscientes "de la situación de excepcionalidad que estamos viviendo (...) estamos en una situación de emergencia", enfatizó. 

Polémica sobre la medición de NO2

En cuanto a las críticas recibidas por parte de la presidenta regional, Cristina Cifuentes, que hizo hincapié en el "caos", la "precipitación" y la falta diálogo del Ayuntamiento, Carmena manifestó que los responsables municipales se han reunido "con todas las autoridades" involucradas con este asunto, tanto del Estado como de la Comunidad de Madrid, como parte del Consorcio Regional de Transportes.

En concreto, Cifuentes había apuntado que los datos de medición de dióxido de nitrógeno (NO2) que se han publicado en la web municipal "entran dentro de la más absoluta normalidad", por lo que "el sentido común" le llevaba a pensar que si tales indicadores no eran alarmantes, "las medidas extraordinarias que se han tomado no se tenían que haber tomado".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba