EL ESCÁNDALO DE LAS 'VISAS OPACAS'

El juez Andreu se vuelve a liar con las 'black' y olvida por segunda vez pedir datos de 38 tarjetas

En un escrito enviado por Bankia para certificar los gastos de las polémicas 'visas opacas', la entidad financiera alerta al magistrado de que sigue sin reclamarle la certificación sobre 14 visas opacas usadas en el despilfarro y otras 24 que no tuvieron movimientos.

El juez Andreu, junto al su compañero Santiago Pedraz , a las puertas de la Audiencia Nacional.
El juez Andreu, junto al su compañero Santiago Pedraz , a las puertas de la Audiencia Nacional. EFE

El juez Fernando Andreu se vuelve a liar con el número de las 'tarjetas black'. Bankia ha remitido este miércoles un escrito a la Audiencia Nacional en el que alerta al magistrado de que, al pedirle un certificado sobre los gastos efectuados con las 'visas opacas', de nuevo ha vuelto a 'olvidarse' de algunas. En concreto, de 38, de las cuales 14 estaban a nombre de seis directivos de Caja Madrid que hicieron compras con las mismas. De las otras 24 'olvidadas' aclara que nunca fueron usadas pero que si estuvieron a nombre de consejeros investigados. La respuesta de la entidad financiera se produce después de que el pasado 6 de noviembre el juez Andreu dictara una providencia por la que solicitaba a Bankia que certificase "los cargos efectuados en la totalidad de las tarjetas de crédito utilizadas por los imputados" tras haber pedido en abril por 'error' que lo hiciera sólo de 110 de las 230 utilizadas por directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia entre 2003 y 2012. Ahora se ha vuelto a quedar corto y sólo ha incluido 84 de las que no incluyó en aquella primera relación, por lo que aún siguen sin estar certificados los "movimientos económicos" de cuatro decenas.

El escrito de la entidad detalla que de la relación sobre la que se le pide información faltan 14 tarjetas black con las que efectuaron pagos seis directivos. De ellos, tres siguen imputados

En el escrito de la entidad, al que ha tenido acceso Vozpópuli, ésta detalla que la última petición del magistrado se recibió en la sede de Bankia el pasado 12 de noviembre y que, tras comparar los datos que en su día se remitieron a la Fiscalía Anticorrupción y que permitieron iniciar la causa, con los que el propio Andreu reclamó en abril y de los que ahora pedía "certificación acreditativa de los cargos efectuados" ha detectado que siguen faltando un número elevado. Según detalla, "en ninguno" de estos dos últimos requerimientos, los que debían servir judicialmente para demostrar el despilfarro cometido con ellas, se habían incluido catorce con las que sí se habían hecho compras. Según detalla el banco, se trata de cinco a nombre de Mercedes de la Merced, consejera fallecida en 2013 antes de que estallase el escándalo; dos al de Guillermo Ricardo Marcos Guerrero, otro par al de Pedro Bugidos Garay, dos más al de José María Fernández del Río Fernández y una a los de Virgilio Zapatero Gómez y Miguel Muñiz de las Cuevas. De todos ellos, ya estan fuera de la causa desde abril por prescripción del delito Fernandez del Río y Muñiz, además de Mercedes de la Merced.

Bankia añade que tampoco se han incluido en la solicitud del magistrado otras "24 tarjetas que no han tenido movimientos monetarios durante el periodo de análisis" pero que en su día fueron expedidas a nombre de directivos, por lo que sí figuraban en la documentacion remitida en su día a Anticorrupción. De ellas, media docena estaban a nombre de Ildefonso Sánchez Barcoj, señalado como el muñidor de las 'black'. Además, el juez Andreu también se ha 'olvidado' de pedir la certificación sobre dos tarjetas inactivas de Rodrigo Rato, otras tantas de Francisco Baquero Noriega y un par más de Alejandro Couceiro Ojeda. Tampocos figuran una tarjeta de cada uno de estos doce directivos y consejeros: Antonio Romero Lázaro, Pablo Abejas Juárez, José María de la Riva Amez, Alberto Recarte García Andrade, Juan Gómez Castañeda, Mercedes Rojo Izquierdo, Cándido Cerón Escudero, Felix Manuel Sánchez Acal, Mariano Pérez Claver, Iñigo María Aldaz Barrera, Esteban Tejera Montalvo y Francisco Verdú Pons. De estos últimos, Verdú, Aldaz, Sánchez Acal y Tejera no utilizaron 'back' por diferentes motivos y, por ello, nunca han estado encausados.

Los otros errores del juez

En su respuesta al juez, Bankia incluso saca a relucir otros dos errores cometidos por el juez Andreu al solicitarle la información. En primer lugar, de una de las tarjetas sobre las que ahora le pedía datos porque supuestamente se le había 'olvidado' en su requerimiento de abril, le recuerda que sí la había incluido en aquella petición. Era la que estuvo a nombre del expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán. El segundo 'fallo', que en aquella petición de información de hace siete meses solicitó datos de un número de tarjeta que el magistrado adjudicó a Francisco Baquero Noriega cuando ése no era su titular, sino que pertenecía realmente Mercedes de la Merced. Ésta es una sobre las que, de nuevo, el magistrado no pedía la relación de cargos en su última providencia.

Bankia señala en su escrito otros dos errores cometidos por el juez: solicitar por partida doble los gastos de la 'visa' de Díaz Ferrán y adjudicar una de Mercedes de la Merced a otro directivo

Por todo ello, el banco le dice al juez que ha decidido remitir un nuevo CD con todos los datos, pero esta vez estructurada en tres carpetas "en aras a facilitar el manejo de la información". Así, en la primera ha incluido la información de los cargos realizados "en la totalidad de las tarjetas de crédito utilizadas por los imputados y número de las mismas comprendido en la denuncia de la Fiscalía [Anticorrupción] que dio lugar a la pieza separada de las tarjetas". En la segunda, Bankia ha incorporado la información sobre las 110 'black' sobre las que Andreu pidió los datos en abril pasado. Finalmente, la tercera carpeta es la que contiene la información sobre las 84 últimas 'visas opacas' de las que el magistrado ha reclamado la certificación de los cargos. Todo ello acompañado de una carta firmada por Carlos Torres, director corporativo de Tecnología y Organización de Bankia, en la que "certifica" la veracidad de la información remitida.

Los representantes legales de la entidad aprovechan al escrito para recordarle al juez que la información sobre las 'visas opacas' sigue teniendo un 'agujero negro'. En concreto, los datos sobre "los movimientos efectuados durante el mes de febrero de 2009". Bankia insiste en que "no fue posible recuperar esa información de los registros históricos de la entidad", como ya se recogía en el informe de auditoría que se remitió al FROB en junio de 2014 y que dio pie al inicio de la causa. "El único dato disponible es el importe facturado en el mes de febrero de 2009, obtenido de los ficheros soporte de la contabilización de la entidad", pero sin poder especificar quién y con qué tarjeta se hizo, añade el escrito.

EL ORIGEN DEL EMBROLLO

Todo el lío de las certificaciones de las tarjetas se remonta al pasado mes de abril. Entonces, muchos de los imputados en la causa habían remitido escritos a la Audiencia Nacional en los se cuestionaba la validez jurídica de la principal prueba de cargo contra ellos: los cuadros de Excel que detallaban todos los cargos y que sirvieron de base para la apertura de la causa. Ante la falta de otros documentos, como los resguardos de los pagos, el magistrado, con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, decidió entonces solicitar a Visa SA información sobre estos gastos. Sin embargo, la empresa de las tarjetas le contestaba poco después que dichos datos no estaban en su poder, sino en los de la entidad financiera a nombre de los que se emitían. Por ello, el 21 de abril, el juez Andreu dictó un auto en el que pedía a Bankia que remitiera "a este Juzgado certificación acreditativa de los cargos efectuados en las tarjetas de crédito por los imputados en la presente pieza durante el periodo comprendido desde el año 2003 hasta la cancelación de las mismas". En teoría, sobre todos. Sin embargo, a continuación el escrito incluía una relación de 81 titulares de visas y 110 numeraciones de tarjetas. De esta manera, dejaba fuera de la certificación 120 'visas opacas', más de la mitad de las 230 que figuraban en el listado de septiembre.

Según publicó Vozpópuli el pasado 27 de octubre, Bankia se ajustó literalmente a lo que el magistrado pedía que se le certificase en aquel escrito y no hizo ninguna mención a las otras 120 tarjetas que sí figuraban en el primer informe. De este modo, los gastos efectuados con estas últimas, y que pertenecían a 42 usuarios de las 'black', quedaban sin validar formalmente en el sumario. Entre los 'beneficiados' por ese error figuraban los tres principales implicados, los expresidentes Rodrigo Rato y Miguel Blesa, y el 'número 2' de ambos y señalado como presunto ideólogo del sistema, Ildefonso Sánchez Barcoj. Eso sí, de manera muy dispar. Así, al que fuera vicepresidente del Gobierno se le había excluido la última tarjeta que tuvo y con la que realizó 44 cargos. Sin embargo, de Blesa el 'olvido' era mayor. Sólo figuraban 193 cargos de los 1.650 que hizo. Es decir, seguían sin estar certificados 1.457, un 89 por ciento de sus pagos. Algo parecido ocurría con Sánchez Barcoj, que de los 1.849 pagos que hizo habían 'desaparecido' 649. Un error que el magistrado quiso subsanar el pasado 6 de noviembre con el nuevo escrito. Sin embargo, volvía a olvidarse de 38 tarjetas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba