LOS SECRETOS DEL SUMARIO

Una juez se adelanta a la Audiencia Nacional para investigar la trama americana de Púnica

La titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid cita a declarar como testigos a dos imputados por la red de corrupción en un supuesto caso de estafa con varios notarios como víctimas que implica a Promodico, la 'inmobiliaria de cabecera' de Francisco Granados, por unas inversiones inexistentes en México, Brasil y República Dominicana.

El juez Eloy Velasco, instructor del 'caso Púnica', en una imagen de archivo.
El juez Eloy Velasco, instructor del 'caso Púnica', en una imagen de archivo. EFE

El caso Púnica se expande a otros juzgados más allá de la Audiencia Nacional. Dos de los empresarios imputados en el sumario que investiga la trama liderada por Francisco Granados y su amigo el constructor David Marjaliza, acudirán el próximo martes al Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid para declarar en condición de testigos en una causa abierta por una supuesta estafa presuntamente cometida a través de la empresa Promodico SL, una sociedad intervenida precisamente por el juez Eloy Velasco dentro del 'caso Púnica' al considerarla la 'inmobiliaria de cabecera' del dirigente 'popular' encarcelado.

La magistrada centra las pesquisas en una inmobiliaria de la Púnica y ha citado como testigos a dos constructores imputados por el juez Velasco

Se trata, en concreto, de Julián Jiménez de los Galanes Romero del Hombrebueno y Francisco Colado Sánchez-Camacho, cofundadores del Grupo DICO, matriz de Promodico y una de las principales constructoras bajo sospecha en la red de corrupción. Junto a ellos también comparecerán el hermano del primero y David Merino Morena, director de operaciones de la compañía y quien denunció hace años el supuesto pago de 'mordidas' al que fueran secretario general del PP madrileño. Todos ellos han sido citados por la magistrada María Sagrario Herrero Enguita en una providencia del pasado del pasado 2 de noviembre dictada dentro de las diligencias previas 3724/2013.

Este sumario fue iniciado hace dos años después de que varios notarios de Madrid presentaran una denuncia en la que aseguraban haber sido engañados por la empresa Promodico SL para que invirtieran importante cantidades de dinero en proyectos inmobiliarios internacionales. En concreto, en promociones situadas en Veracruz, Huatulco y Chetumal (México), además de en Brasil (Maricá) y República Dominicana (Samaná) que fueron valoradas en 2.000 millones de dinero y que, finalmente, nunca se realizaron.

Un solo imputado hasta ahora

La cifra que los afectados aseguran haber entregado a la inmobiliaria es superior a los dos millones de euros, según las fuentes jurídicas consultadas, que añaden que el procedimiento ha estado prácticamente paralizada hasta hace pocos meses. De hecho, por el momento sólo hay una persona imputada, Álvaro Q., directivo de Promodico SL. Sin embargo, el caso parece reactivarse ahora, sobre todo con la citación de estos cuatro directivos y, sobre todo, por las evidentes vinculaciones de la empresa acusada de la estafa y varios de sus directivos con la trama de corrupción que investiga en la Audiencia Nacional el juez Velasco.

Promodico SL aparece en la sospechosa venta a bajo precio de dos viviendas a Francisco Granados y una tercera a unos familiares del político 

De hecho, Promodico SL ocupa un lugar destacado en el sumario del 'caso Púnica'. Fue, de hecho, la promotora que vendió a Granados dos viviendas, entre ellas la de 350 metros de Valdemoro en la que vivía y donde fue detenido en octubre de 2014. La investigación intenta aclarar si ésta, escriturada en 468.000 euros, fue realmente abonada por el dirigente 'popular' o se trató de un 'pago en especie' por los supuestos favores que el político hizo a la constructora y sus filiales en el municipio donde fue alcalde, Valdemoro.

Tercer inmueble para el 'clan Granados'

Además, un informe de la Agencia Tributaria incorporado a la causa también llama la atención sobre otra venta de Promodico al 'clan Granados', en este caso a los cuñados del exsecretario general del PP en Madrid. Formalizada en 350.000 euros, los expertos de Hacienda destacan que su valor real se acercaba al medio millón de euros. Por todo ello, cuando se produjeron las detenciones, la mercantil fue intervenida, y todos sus bienes y cuentas corrientes embargados.

La inmobiliaria, en concurso de acreedores desde 2008, ha pedido en dos ocasiones al juez Velasco que le levante el embargo para vender sus pisos

Los representante legales de la empresa, que se encuentra en concurso de acreedores desde 2008, también se muestran activos en el sumario de la Púnica. Así, los pasados 23 de junio y 4 agosto remitieron al magistrado sendos escritos en los que le solicitaban que se levantase el embargo judicial que pesa sobre sus inmuebles para poder venderlos. Su argumento es que de no autorizar dichas operaciones, peligra "la supervivencia de la empresa" y, por tanto, la posibilidad de que la Justicia pueda recibir de ella hipotéticas responsabilidades económicas si finalmente se demuestra su participación en la trama. 

LA 'CONEXIÓN' COSTARRICENSE

Hasta ahora, sólo se conocía que la trama Púnica hubiera saltado el Océano Atlántico con dirección a Costa Rica, el pequeño país centroamericano donde están inscritas dos empresas 'pantalla' de David Marjaliza, el socio y amigo de Granados. Allí creó, en febrero de 2006 la sociedad Sheraton Trading SA, a la que el juez Velasco situó desde sus primeros autos en el epicentro de la red creada presuntamente por ambos para el lavado de capitales ya que a nombre de ella figuraban depósitos bancarios millonarios en Suiza. Para crearla, el constructor se valió de una firma especializada en registrar empresas 'pantalla' en paraísos fiscales, como en aquel momento era Costa Rica. Se trataba de CAC Management, regentada entonces por el abogado español Antonio Guerrero -posteriormente fallecido- y su hijo Xavier. Éstos, a su vez, utilizaron a un familiar y otras personas de su entorno como testaferros para que figurasen como cargos de la misma. Como sede social, dieron la dirección de una humilde vivienda particular a las afueras de la capital costarricense donde no residía nadie, según mostró en su día la televisión local Teletica.

Sólo unos meses después, Marjaliza registró una segunda mercantil en el mismo país. En esta ocasión, recibió el nombre de Droz & Co SA y, aunque se intentó inscribir en agosto de ese mismo año, formalmente no estuvo operativa hasta un mes después por culpa de un problema de traducción de su denominación, según refleja el acta del registro al que ha tenido acceso este diario. De nuevo fue la compañía CAC Management la que se encargó de los trámites y, otra vez, utilizaron los nombres de los mismos familiares y conocidos para 'rellenar' los cargos de las mismas. En 2007, sólo unos meses después de ser inscrita en el registro mercantil, Marjaliza la utilizó para abrir un nuevo depósito en el UBS en el que el beneficiario final era él mismo. También a Costa Rica hizo un 'viaje express' de sólo 38 horas Francisco Granados en abril de 2013, aunque los investigadores aún no han sido capaces de descubrir el motivo real del mismo.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba