España

Jordi Sevilla abandona a Pedro Sánchez harto de sus frivolidades y prepara la venganza contra Podemos

El equipo de Pedro Sánchez empieza a tener sus primeras bajas, ante el tiovivo en el que ha convertido su obsesión por llegar al Gobierno. El exministro Jordi Sevilla busca trabajo de nuevo en el sector privado.

Jordi Sevilla, entre Luis Garicano, de Ciudadanos, y José Enrique Serrano.
Jordi Sevilla, entre Luis Garicano, de Ciudadanos, y José Enrique Serrano. EFE

El bombo con el que Pedro Sánchez anunció el fichaje de Jordi Sevillaen junio del año pasado contrasta ahora con el silencio que rodea su tocata y fuga del equipo que le acompañó para intentar auparle al Gobierno. Sevilla ha puesto el cartel de “se busca trabajo” en el mundo de la consultoría ante las dificultades que ha encontrado para volver a PricewaterhouseCoopers (PwC), la firma en la que aterrizó en 2009 tras dejar su escaño, gracias al ahora ministro de Economía, Luis de Guindos. De esta compañía no se fue con excedencia y el posible regreso del exministro la originaría un problema reputacional debido a la sensibilidad que ahora existe en la atmósfera política con las llamadas “puertas giratorias”.

Jordi Sevilla ha vuelto a poner el cartel de "se busca trabajo" entre las grandes consultoras

Según fuentes de Ferraz, Sevilla ha decidido distanciarse del actual equipo dirigente del PSOE harto de las frivolidades con las que Pedro Sánchez ha gestionado su obsesión por llegar a La Moncloa, a pesar del esfuerzo personal que invirtió en la elaboración del programa electoral y en convencer a importantes empresarios y banqueros de que el proyecto defendido por el actual líder socialista distaba mucho del que ampara Podemos. El ex ministro de Zapatero acompañó a Sánchez a numerosas reuniones e hizo de embajador suyo en los ambientes financieros para que calara el mensaje de que, en caso de auparse al Gobierno, el PSOE no haría ninguna tontería.

El trabajo de Sevilla fue parcialmente eficaz ya que tras conocer al secretario general del PSOE, algunos empresarios respiraron, mientras que otros concluyeron que es un político sin sustancia ni criterio. En todo caso, Sevilla supuso para la mayoría una cierta garantía de que los socialistas podían encarar con cierto fundamento una alternativa de Gobierno en el ámbito económico, sobre todo a los ojos de quienes se atrevieron a imaginar la capacidad de un tándem como el del propio Sevilla y el asesor de Ciudadanos,Luis Garicano.

El ex jefe de Gabinete de González y Zapatero también se distancia

Altos cargos del PSOE informan de que la distancia entre Sevilla y Sánchez ha corrido paralela a la que también se ha dado entre este último y el exjefe de Gabinete de Felipe González y Zapatero, José Enrique Serrano. Ambos coinciden en subrayar la amarga prueba que supuso para ellos la negociación mantenida después de las elecciones del 20D con Podemos para intentar formar un Gabinete “progresista”. Se encontraron con jóvenes muy radicalizados e inexpertos a los que han llegado a definir como “indios Cheyennes” por la dificultad de entenderse y hablar el mismo lenguaje. Ahora, tanto Sevilla como Serrano defienden en privado que lo más razonable sería una abstención de los socialistas en la investidura de Mariano Rajoy. El primero, ya ni siquiera es llamado a Ferraz a las reuniones de estrategia.

Hasta tal punto impactó en Jordi Sevilla esta fallida negociación con Pablo Iglesias e Iñigo Errejón antes de las elecciones del 26J, que ha llegado a reflejarla en un libro todavía sin publicar. La voluntad de Pedro Sánchez de continuar flirteando con Podemos y el tiovivo en el que ha convertido la relación con sus dirigentes, ha llevado al secretario de Organización del PSOE, César Luena, a pedir a Sevilla que retrase su edición para no cerrar ninguna puerta y, en estos momentos, mantener viva todavía la ficción de que es posible un Gobierno diferente al del PP mediante un acuerdo con Pablo Iglesias que merezca la abstención de los 32 diputados de Ciudadanos. Misión imposible. 

El exministro de Zapatero ha escrito un libro donde compara a los miembros de Podemos con los "indios Cheyennes"

Algunos medios del Grupo Socialista sitúan la dificultad de regreso de Jordi Sevilla a Price en los perfiles tan diferentes de su expresidente Carlos Mas, bajo cuya etapa entró el exministro en la firma, y los del actual responsable de la firma en España, Gonzalo Sánchez. Fuentes de PwC señalan, no obstante, que la relación de éste último con Sevilla “sigue siendo fluida”.

Jordi Sevilla lo niega

El exministro socialista ha negado este miércoles la información publicada por Vozpópuli. El político socialista ha escrito en la red social Twitter que "sigo trabajando para Pedro y el PSOE". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba