Referendum de Cataluña Guardias y policías retiran el material electoral ante la pasividad de los mossos

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, explica que la Guardia Civil y la Policía Nacional han neutralizado más de 70 centros de votación.

Una persona entra con un paquete en la Escola Industrial de Barcelona, donde la afluencia de personas dispuestas a participar en el referéndum convocado por el Govern.
Una persona entra con un paquete en la Escola Industrial de Barcelona, donde la afluencia de personas dispuestas a participar en el referéndum convocado por el Govern. EFE

Policía Nacional y Guardia Civil han desplegado a sus agentes en varios colegios electorales de Barcelona para impedir el referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), para retirar el material electoral, como por ejemplo las urnas y papeletas, y ante la pasividad de los Mossos d'Esquadra, según fuentes policiales. Esta actuación policial ha originado momentos de tensión y algún forcejeo con las personas concentradas ante los locales.

En este sentido, el delegado del Gobierno, Enric Millo, ha acusado a los Mossos de poner "en riesgo de manera irresponsable" el prestigio de la policía catalana. Por su parte, la policía catalana ha asegurado por twitter que están "en la calle trabajando" par cumplir la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de cerrar los locales electorales del 1-O, "con proporcionalidad".

Los agentes antidisturbios de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han neutralizado más de 70 centros de votación de Cataluña, después de que los mossos pidieran apoyo, según las declaraciones realizadas por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a laSexta, en las que también ha relatado que los agentes han bloqueado el sistema diseñado para votar de forma electrónica en una actuación marcada por "la proporcionalidad". Fuentes policiales explican que la policía catalana ha aportado un listado de puntos de votación donde necesitan refuerzos.

Tal y como estableció el director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del InteriorDiego Pérez de los Cobos, que coordina la actuación policial en Cataluña. tal y como estableció la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Mercedes Armas,tanto la Guardia Civil como la Policía ayudarían a los Mossos a retirar las urnas y las papeletas.

La jueza Armas

Por eso la Policía Nacional y la Guardia Civil han superado el cordón establecido por personas concentradas frente a los colegios electorales para proceder a su cierre, como ha ordenado la magistrada Mercedes Armas.

En el colegio Ramon Llull de la Ciudad Condal se ha presentado medio centenar de agentes antidisturbios que han rodeado a un centenar de personas concentradas en las puertas para intentar evitar que cierren el colegio electoral, según ha podido comprobar Efe.

Agentes antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona
Agentes antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad en los alrededores del colegio Ramón Llull de Barcelona EFE

Agentes antidisturbios de la Policía Nacional también se han personado en el instituto Jaume Balmes, en la calle de Pau Claris de Barcelona, donde han logrado llegar hasta la puerta y crear una línea policial para impedir el acceso de personas.

En ambos casos se están produciendo escenas de tensión y algún forcejeo entre los concentrados y la Policía, que lleva material antidisturbios que no ha utilizado por el momento, como escopetas de pelotas de goma.

La Policía Nacional también ha entrado en el colegio Nostra Llar de Sabadell (Barcelona), donde tenía previsto votar la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y ha requisado las urnas y las papeletas del referéndum de independencia convocado por la Generalitat de forma unilateral.

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, saluda a un mosso a su llegada Escuela Sant Jordi de Barcelona para votar en el referéndum.
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, saluda a un mosso a su llegada Escuela Sant Jordi de Barcelona para votar en el referéndum. EFE

La Policía Nacional se ha activado después de que los Mossos d'Esquadra se personasen anteriormente en diversos colegios electorales de Cataluña para levantar acta pero sin impedir el operativo del 1-O en muchos colegios, una votación impulsada por el Gobierno de la Generalitat y las entidades independentistas.

El Gobierno ha asegurado que las fuerzas de seguridad ya han bloqueado el sistema informático anunciado a primera hora de la mañana por el conseller Turull.

Referéndum desbaratado

El Ejecutivo ha dado por "desbaratado" el referéndum ilegal y ha señalado que lo que se está viviendo en Cataluña es una jornada de "bochorno electoral".

Para el Ejecutivo de Mariano Rajoy, los cambios anunciados por la Generalitat certifican que "han liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática". "Sin censo, con papeletas de casa, sin sobres y en el colegio que a cada uno le de la gana. Si el 6 y 7 fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral", ha señalado el delegado del Gobierno en Cataluña.

Frente a las acusaciones de organizaciones sociales como la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium, que han criticado la "violencia del Estado" en el desmantelamiento de las votaciones, el Ministerio del Interior ha defendido la actuación "absolutamente profesional y templada" que están realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para impedir el referéndum.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba