España El correctivo de Iglesias a Errejón: "Hablando claro y siendo diferentes seducimos más"

Errejón e Iglesias muestran sus diferencias en las redes sociales sobre cómo seducir a los votantes perdidos en las pasadas elecciones generales. 

El ambiente en Podemos, con la guerra de guerrillas abierta en Madrid y la falta de sintonía de sus líderes nacionales, no es el mejor a la hora de encarar unos meses cruciales tanto para el partido como para la gobernabilidad de España. El penúltimo episodio que da fe de las aguas turbulentas en la formación morada ha sucedido este martes. El lugar, Twitter; los protagonistas, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón; la causa, los votantes perdidos en las pasadas elecciones generales del 26J. 

Todo comenzó con un tuit, bastante diáfano para lo que suele ser habitual, del número 2 del partido. "A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros", publicaba Errejón desde su perfil de Twitter.

Como dos viejos amigos y compañeros de trabajo, suelen recomendarse libros, citarse en fotos y hacerse bromas con más o menos intención oculta

Poco tardó en contestarle el líder del partido, Pablo Iglesias, en un tono cortante y con una indisimulada voluntad de sentar cátedra, que para eso es el jefe de todo: "Sí, compañero @ierrejon pero en junio dejamos de seducir a 1 millón de personas. Hablando claro y siendo diferentes seducimos más". En la respuesta de Iglesias, además, se percibe un ligero paternalismo.

Al 'tuit zasca' de Iglesias ya no contestó Errejón, pero sí Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado y reconocido 'pablista'. "No les da miedo un partido, les da miedo la gente. La clave es no ser partido, sino herramienta de la gente", contestaba apaciguador Espinar, quien hace apenas unos días presentó su candidatura para competir por Madrid. Iglesias y Errejón, las dos cabezas visibles de la hidra de Podemos, tienen a través de Twitter una relación fluida y correcta. Como dos viejos amigos y compañeros de trabajo, suelen recomendarse libros, citarse en fotos y hacerse bromas con más o menos intención oculta.

Poco después de este pequeño rifirrafe, Iglesias zanjaba la cuestión en su propia cuenta de Twitter, dándole la vuelta a la tortilla y criticando a aquellos que se mandan "mensajes subliminares" en vez de debatir en abierto como hacen ellos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba