España Page, sobre si Sánchez debe dimitir: "A lo mejor llegan a esa conclusión cuando me explique"

Tras las declaraciones de Felipe González, el presidente de Castilla-La Mancha ha pedido que Sánchez asuma responsabilidades. Ha asegurado que votará en contra de la celebración de primarias.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado este miércoles que "faltan de entrada disculpas" al expresidente del Gobierno Felipe González y, "por supuesto, algo de claridad" por parte del líder socialista, Pedro Sánchez. "Alguien tiene que empezar a hacer una reflexión profunda porque esto ya es muy serio y muy grave", ha recalcado García-Page antes de participar en el desayuno informativo organizado por el digital encastillalamancha.es a preguntas de los periodistas sobre las declaraciones de González, que ha revelado que Sánchez le dijo el 29 de junio que los socialistas se abstendrían en segunda votación de la investidura de Mariano Rajoy para no impedir la formación de Gobierno.

Durante el desayuno, García-Page, ha anunciado que votará en contra de la celebración de primarias y del Congreso Federal del PSOE en diciembre y ha pedido al líder de su partido coherencia, al recordar que hace semanas, él mismo lo descartó. El presidente de Castilla La Mancha ha declinado desvelar si pedirá la dimisión de Sánchez, pues esa opinión la dará "dentro de los órganos del partido y en el congreso cuando proceda". Preguntado antes por una periodista sobre si Sánchez debería dimitir, señalaba: "Ahora, cuando sea capaz de explicarme en el desayuno, a lo mejor llego a esa conclusión, o llegan ustedes a ella, pero ahora prefiero no improvisar".

Sobre si apoyaría a la presidenta andaluza, Susana Díaz, se ha mostrado "contrario a que se hable de sillas o poltronas internas" cuando aún no hay gobierno en el país. Por este motivo, ha explicado que personalmente no entiende "para nada el debate sobre la fecha del congreso" y ha admitido que se siente "personalmente engañado por Sánchez y por quienes, con él, hace unas semanas sostenían que no tenía que hablar la militancia, porque entonces era una indecencia convocar un congreso". "¿Por qué eso era antes, hace una semana, por qué todos jugamos a moderar que no hubiera un congreso? ¿Por qué nos pidió el secretario general que no apoyáramos un congreso y hoy hace lo contrario? Pido coherencia", ha reflexionado García-Page, que ha adelantado que él votará en contra de su celebración.

Además de votar en contra, ha dicho que pedirá "por favor que no se sientan insultados y despreciados los españoles, porque en la ansiedad que hay hoy en España, era un atentado e incomprensible dedicarnos a los problemas internos, cuando se está pendiente por resolver el gobierno". Asimismo, y ante el posible escenario de que los barones críticos presenten su dimisión si finalmente se convoca el Congreso Federal, ha asegurado: "Estoy dispuesto a no estar, no ser responsable por omisión de que el partido en el que creo se vaya por el precipicio". Antes, ante los periodistas, se había referido a la posibilidad de forzar de esa manera la salida del secretario general y que se haga cargo del partido una gestora: "Sería el último recurso", ha dicho.

En relación al anuncio de Podemos de romper el acuerdo de investidura con el PSOE en Castilla-La Mancha, "he escuchado a gente que piensa que Sánchez está en connivencia con Podemos para desestabilizar el Gobierno aquí", ha señalado García-Page. En este sentido, ha aseverado que no solo van "a arreglar lo de Castilla-La Mancha" sino que van "a intentar, además, poner de ejemplo el acuerdo" que hay en la comunidad con Podemos. "Por mucho que alguien lo dé por muerto, tendrá que convertirse a la resurrección", ha aseverado.

puig: "hay que adoptar consecuencias" 

Las palabras de Felipe González han causado revuelo en las filas socialistas. El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha sostenido: "No sé la conversación que se mantuvo, de ser así me parece que sí que tiene una cierta gravedad". Según Puig, hay que "adoptar también consecuencias".

Puig ha agregado que en estos momentos hay "una especie de carrusel" de declaraciones que se producen cada cinco minutos y que "hay que administrar adecuadamente", en el marco de "una situación en general de una cierta pasión que hay que controlar". "Creo que sinceramente en este momento lo primero es seguir aquello que acordamos, y es resolver la gobernabilidad a través de un debate serio y de un debate laico, no religioso", ha sostenido Puig, quien ha destacado que "aquí nadie está a favor de Rajoy" ni del PP.

"Quien ha visto mi acción política sabe perfectamente que no estoy en esa posición. Otra cosa es que el diálogo entre todas las fuerzas políticas es absolutamente necesario para salir de esta situación complicada", ha añadido Puig, que ha reiterado que todos los partidos "deben hacer un esfuerzo, no sólo el PSOE".

Según Puig, el que se celebre ahora un congreso en el PSOE "no es lo que se acordó" y no ve que hayan cambiado las circunstancias, ya que "sigue sin haber gobierno" y lo importante es "la gobernanza de España". Preguntado sobre lo que debería hacer Pedro Sánchez ha reiterado que "hay que abordar este debate con serenidad, con sosiego" y sin hacer "cortoplacismo ni buscar salidas de huidas hacia adelante".

A su juicio, primero hay que "responder a la gobernabilidad", y posteriormente ya se hará "el análisis necesario", que se debe hacer, "por supuesto", ya que el partido ha perdido "muchos apoyos electorales" y efectivamente se tiene que "resetear".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba