EL SUMARIO SOBRE LA 'CAJA B' DEL PP

El sustituto de Bárcenas pide al juez un 'sueldo' de 2.270 euros, más del triple del salario mínimo

Cristóbal Páez, procesado en el caso de la caja B del partido, solicita al magistrado que le desbloquee dicha cantidad todos los meses de las cuentas bancarias que tiene embargadas por la fianza de responsabilidad civil de 6,8 millones de euros que se le impuso. El que fuera su jefe llegó a pedir en 2013 como asignación 5.000 euros, pero el juez Ruz sólo admitió entonces a entregarle 300 euros.

Cristóbal Páez, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional en agosto de 2013. Meses después sería imputado.
Cristóbal Páez, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional en agosto de 2013. Meses después sería imputado. GTRES

Cristóbal Paéz Vicedo, la persona que sustituyó a Luis Bárcenas en la gerencia del PP cuando éste asumió la tesorería del partido en 2008, ha pedido al juez José de la Mata que le desbloquee mensualmente 2.269,98 euros para hacer frente a sus gastos. Paéz reclama, en concreto, que cada treinta días se le permita disponer de dicha cantidad, que representa exactamente tres veces y media el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), de las cuentas que tiene embargadas desde el pasado verano para hacer frente a la fianza de responsabilidad civil de 6,8 millones de euros que el magistrado le impuso al procesarle en la causa de la 'caja B' del partido. Sigue de este modo los pasos de su antecesor, quien en su día llegó a reclamar al juez Pablo Ruzel desbloqueo de 5.000 euros al mes para los "gastos corrientes" de él y su familia. Sólo se autorizó la entrega de 300 euros.

Páez, para quien Anticorrupción pide año y medio de cárcel, sigue así los pasos de su jefe Bárcenas, que llegó a pedir 5.000 euros de asignación mensual

La petición del antiguo gerente del PP se conoce gracias a una providencia del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 dictada el pasado martes, y a la que ha tenido acceso Vozpópuli. En la misma, el magistrado deja constancia de la entrada en la Audiencia Nacional de un escrito de Cristóbal Páez en el que éste solicita que "se le autorice la disposición" de esa cifra "a cargo de sus cuentas bancarias embargadas en el Banco Mare Nostrum SA". De la Mata ha dado traslado de la petición a la Fiscalía Anticorrupción para que ésta dé su parecer antes de tomar una decisión. La petición de Cristóbal Páez se produce cuando acaban de llegar al Juzgado diversos informes referidos, precisamente, a los bienes y valores que puso a disposición de la Justicia para hacer frente a la millonaria fianza que se le impuso en el auto de apertura del juicio oral de mayo pasado.

Así, acaba de entrar un informe de los peritos de la propia Audiencia Nacional con la valoración "de los inmuebles embargados". También figuran escritos de nueve empresas y bancos en los que el exgerente del PP tenía acciones (poseía 6.649 de Telefónica, 40.000 de Mapfre y 190.000 de Bankia, entre otras) y que éste había ofrecido para hacer frente a la fianza. También se incluye la comunicación del Banco Mare Nostrum, donde están las cuentas de las que Páez quiere disponer los 2.269,90 euros mensuales, detallando los saldos y sendas transferencias de 100.000 y 30.000 euros realizadas a la cuenta de depósitos y consignaciones del propio Juzgado. Finalmente, figura un escrito judicial en el que se corrigen los errores existentes en los datos registrales de dos viviendas que se habían puesto como garantía por parte de Cristóbal Páez y que hasta ahora no se habían podido bloquear por dicha circunstancia.

De testigo a procesado

Cristóbal Páez entró en la causa como testigo al figurar en los apuntes contables del extesorero como receptor de 12.000 euros de la 'caja B', algo que confirmó ante el juez Ruz en agosto de 2013. Sin embargo, el magistrado terminó imputándole en diciembre de ese mismo año después al considerarle implicado en el supuesto pago con dinero 'negro' de la remodelación de Génova 13 desde su puesto de gerente. Pese a ello, él siempre ha negado haber tenido ninguna responsabilidad. De hecho, el pasado mes de marzo, poco antes de su procesamiento, presentó un recurso de apelación en la Audiencia Nacional en el que, además de negar que él hubiera tenido ninguna responsabilidad sobre las supuestas irregularidades contables detectadas, aseguraba que antes de salir del PP en 2010  informó por escrito al presidente, Mariano Rajoy, y a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, del secretismo con el que su entonces jefe, Luis Bárcenas, llevaba la contabilidad de la formación. Y lo hizo, recalcaba en dicho texto jurídico, a "requerimiento" del propio Rajoy.

En un escrito presentado en marzo, Páez aseguraba que informó por escrito a Rajoy y Cospedal de los manejos de Bárcenas con la contabilidad del PP

Páez se presentaba en aquel recurso, de hecho, como un abnegado trabajador del PP que en las obras de remodelación bajo sospecha siempre se esforzó en "obtener mejores precios de los presupuestos" y en exigir el "cumplimiento de plazos y correcta ejecución de los trabajos". "Una actitud profesional de defensa de los intereses de su empresa", añadía para calificar una labor en la que siempre intentó conseguir "el mejor precio posible en beneficio del Partido Popular". Pese a ello, el antiguo empleado de la formación fue finalmente procesado. La Fiscalía Anticorrupción pide para él un año y medio de prisión por los delitos de falsedad documental y contra la Hacienda Pública, además de sendas multas de 4.500 y 98.000 euros. En el auto de apertura de juicio oral, el juez De la Mata le impuso también una fianza millonaria que fijó en un primer momento en 7,4 millones de euros, pero que un mes más tarde rebajó a 6,8 millones al reconocer un error en los cálculos.

Baqueira, el todoterrEno y los 300 euros de Bárcenas

El 4 de septiembre de 2013, con Luis Bárcenas ya encarcelado, su mujer, Rosalía Iglesias, pidió al entonces juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz el desbloqueo mensual de 5.000 euros de las cuentas que el matrimonio tenía en Bankia y La Caixa, y que habían sido intervenidas. El fin era entonces hacer frente a los "gastos personales y familiares", entre los que incluía desembolsos para la adquisición de "ropa, calzado, peluquerías, libros y farmacia", además de "los estrictos de comida". El magistrado rechazó entonces dicha pretensión y consideró la mayor parte de éstos superfluos, por lo que fijó finalmente la cantidad a entregar mensualmente en 300 euros. En aquel escrito, Ruz ponía de manifiesto su sospecha de que la familia tenía acceso a dinero de "procedencia desconocida" con el que había estado pagando un coche "opulento" valorado en 91.936 euros. La decisión del juez fue ratificada por la la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional que poco después calificó de "notoriamente excesiva" la cantidad que entonces pedía Iglesias ya que "el ritmo de vida anterior de la familia" ha cambiado ydebe "reducirse a otra más acorde tanto a las circunstancias procesales, como a las de índole personal y familiar" de la imputada.

En febrero de 2015, y con Luis Bárcenas ya en libertad, la mujer del extesorero remitió otro escrito al juez. En este caso para pedir que los 300 euros de asignación mensual se elevasen hasta los 900 euros. "Uno más en un domicilio supone necesariamente un incremento en dichos gastos cotidianos y propios", señalaba en dicho escrito, que se conoció cuando la pareja disfruta de unos días de "descanso" en la estación de esquí de Baqueira. El juez Ruz rechazó de plano dicha petición al considerar que los 300 euros iniciales eran “suficiente para hacer frente a las necesidades ordinarias de la familia Bárcenas-Iglesiaspor cuanto, tal y como consta en las actuaciones, les permite incluso realizar viajes sin que para ello haya debido solicitarse un aumento de tal asignación”, en referencia, precisamente, a su desplazamiento al Pirineo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba