España

Sánchez y otros 16 diputados mantienen el plan de pensiones con cargo al Congreso

Parlamentarios de PP, PSOE, CDC y UPN conservan estos fondos, que suman más de 200.000 euros de dinero público. Desde el año 2012 las aportaciones que la Cámara baja realizaba a este 'privilegio' permanecen suspendidas. 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el último Pleno de investidura en el Congreso.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el último Pleno de investidura en el Congreso. EFE

Las declaraciones de bienes que han realizado los diputados de la XII Legislatura reflejan que, al menos, 17 parlamentarios, entre ellos el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantienen un plan de pensiones con cargo al Congreso. La suma de estos fondos, costeados con dinero público entre 2007 y 2012, supera los 200.000 euros. Desde prácticamente el arranque de la X legislatura (2011-2015), la Cámara baja tiene suspendidas estas aportaciones mensuales por razones de austeridad. Y es que el Parlamento destinaba a este plan, cuya gestión fue adjudicada al BBVA, unos 280 euros al mes por cada diputado, cantidad equivalente al diez por ciento de la asignación constitucional. En total, más de 1,1 millones al año. 

En teoría, aquella decisión de suspender tales concesiones se tomó a iniciativa del entonces presidente del Congreso, Jesús Posada (PP), en base al decreto-ley de 30 de diciembre de 2011 que había dictado el Gobierno y que incluía la eliminación de las aportaciones que las administraciones, entidades y sociedades públicas venían realizando a los planes de pensiones o contratos de seguro colectivos de los funcionarios. Sin embargo, en realidad, habían sido los diputados de IU, con Cayo Lara al frente, y los de UPyD los que habían marcado el camino a Posada, renunciando voluntariamente a este plan en el mismo momento de formalizar su acta.

El plan de pensiones del Congreso permite a los diputados "movilizar sus derechos a otros sistemas de previsión social" cuando dejen la Cámara

Casi cinco años y dos legislaturas después, 17 parlamentarios de PP, PSOE, CDC y UPN todavía conservan estos fondos, tal y como han reconocido en sus últimas declaraciones de bienes registradas en la Cámara. Ocho de ellos pertenecen a la bancada socialista, incluido su jefe, Pedro Sánchez, que admite poseer 14.525,34 euros concedidos. No obstante, el candidato del PSOE a la Presidencia, diputado desde la IX Legislatura, también cuenta con planes de pensiones privados por valor de 87.515,48 euros.

Los otros siete socialistas son Miguel Ángel Heredia, el que más acumula (21.049,58 euros), Meritxell Batet, Pedro Saura, Antonio Trevín, María González Veracruz, Juan Luis Gordo y Luis Carlos Sahuquillo. Estos dos últimos precisan que a los fondos recibidos del erario han efectuado además "aportaciones voluntarias" de su propio bolsillo. El pliego de prescripciones técnicas del contrato firmado por las Cortes con el BBVA establece en su cláusula sexta que "podrán realizarse aportaciones voluntarias por los asegurados".

Igual ocurre con el secretario general del Grupo Parlamentario Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, que dice haber destinado "a título individual" un total de 8.000 euros en el ejercicio 2015 al "antiguo plan de pensiones del Congreso de los Diputados". Los otros seis populares que sigue vinculados al mismo son María Teresa de Lara, Ana María Madrazo (ambas con 25.000 euros), María Jesús Bonilla, Ana Belén Vázquez, Pablo Matos y Jaime de Olano. Cabe reseñar que hay diputados del PP que sólo hablan en sus fichas de poseer "un plan de previsión social" o "planes de pensiones" en general, sin más detalle, y que podría haber sido ser beneficiarios de estas concesiones del Congreso.

La lista la cierran dos integrantes del Grupo Mixto, también con un amplio bagaje en la Cámara: Carles Campuzano (CDC) y Carlos Salvador (UPN). Los dos coinciden en la cantidad indicada: 21.049,58 euros.

Ocho de cada diez españoles no tienen planes de pensiones

Es llamativo que Pedro Sánchez no haya renunciado aún a este 'privilegio' del Congreso, cuando dispone de planes de pensiones privados por 87.515,48 euros. En cambio, hay ciudadanos, la mayoría de los españoles (ocho de cada diez), que no disponen de ningún plan, ni sostenido con dinero público ni privado. En concreto, aunque siete de cada diez españoles consideran necesario ahorrar para la jubilación y son pesimistas sobre el futuro del sistema público de pensiones, solamente dos de cada diez afirman estar guardando dinero para cubrir con garantías su retiro. Así lo indica la segunda edición del estudio Los españoles ante el ahorro y la jubilación publicado por el Instituto Aviva. 

Además, especial atención merece la cláusula octava del contrato entre las Cortes y el BBVA, según la cual "en caso de pérdida de la condición de parlamentario, el asegurado podrá, a elección propia, permanecer en el Plan o movilizar sus derechos a otros sistemas de previsión social". De esta forma, si alguno de estos 17 diputados deja de serlo al corto-medio plazo, todavía lejos de la edad de jubilación, podrán llevarse el dinero que les asignó el Congreso entre 2007 y 2012, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, a sus planes privados. Todo son ventajas para sus señorías.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba