LOS SECRETOS DEL SUMARIO

El ex diputado de Cifuentes admite al juez haber enviado a un concejal los wasap que precedieron al amaño de un contrato de 73 M.

Daniel Ortiz, investigado por su presunta participación en la presunta adjudicación irregular cuando era alcalde de Móstoles, niega su participación en los hechos y recalca que todo está avalado por el Tribunal de Contratación Administrativa.

Más de una hora. Ese es el tiempo que ha permanecido Daniel Ortiz Espejo, ex diputado de la Asamblea de Madrid y antiguo alcalde de Móstoles, ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, por el ‘caso Púnica’. Lo ha hecho como investigado (la anterior figura de imputado) acusado de seis delitos por su presunta implicación en el supuesto amaño de un contrato de más de 73 millones de euros para la trama. Durante su declaración, en la que ha contestado a todas las preguntas salvo las que ha planteado una de las acusaciones populares, Ortiz se ha esforzado en desligarse del proceso de adjudicación. Sin embargo, admitió haber sido el autor de los mensajes de wasap que recibió uno de sus ediles para evitar supuestamente que el concurso fuera ganado por una empresa rival de Cofely-GDF Suez, la multinacional salpicada por el escándalo. Eso sí, calificó los mismos de “comunicaciones ordinarias en la gestión entre un alcalde y sus concejales”.

Ortiz admite que es el autor de los mensajes de wasap que recibió uno de sus ediles para evitar supuestamente que el concurso fuera ganado por una empresa rival de Cofely-GDF Suez

Son precisamente estos mensajes, considerados claves por el juez y los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la imputación del político, los que han centrado buena parte del interrogatorio del magistrado. Son los que el dimitido diputado regional remitió el 12 de marzo de 2014 al concejal de su partido David Sánchez del Rey, responsable de Infraestructuras del consistorio y que, por tanto, participaba en el proceso de adjudicación del contrato bajo sospecha. En ellos, el entonces alcalde ordenaba a su edil que "no lleves mañana tema oferta económica... Ok?" "Recibido. Te refieres a que no demos lectura de informe del sobre 2 ni abrir el sobre 3?", fue la respuesta de este último. El entonces alcalde se lo confirmaba en otro wasap: "Eso... ya os cuento a ti y a Vanesa", en referencia otra integrante del equipo de gobierno del consistorio, Vanesa Martínez. Ese mismo día, los dos protagonistas del intercambio de mensajes de móvil mantuvieron una reunión en la que Daniel Ortiz puso sobre la mesa la que finalmente sería la excusa para anular la mejor oferta y darle el millonario contrato a Cofely: sus "dudas sobre la capacidad económica de Fulton [la otra empresa] para afrontar las inversiones".

El juez Velasco ha sido este martes muy incisivo en sus preguntas sobre estos mensajes incorporado al sumario gracias al concejal que los recibio. De hecho, el magistrado ha llegado a pedir a Daniel Ortiz que confirmarse si los había escrito él. Cuando el político le explicaba que los mismos formaban parte del trabajo diario con su equipo de Gobierno, que eran "comunicaciones ordinarias", el magistrado le ha pedido que no los “interpretase”y que se ciñera a la cuestión de la autoría. Una vez que el político ha confirmado que los escribió, el magistrado le ha pedido ver el teléfono móvil y leer en ese momento dichos wasap. En ese punto, Daniel Ortiz se ha escudado en que ese era el terminal que tenía cuando era alcalde Móstoles y que lo devolvió cuando dejó el cargo.

Avalados por el Tribunal de Contratación Administrtiva

Daniel Ortiz, que rechazó hacer declaraciones a la prensa tanto a su llegada como a su salida de la Audiencia Nacional, se empeñó en su declaración en negar que el millonario contrato de eficiencia energética bajo sospecha fuera fraudulento o que hubiera existido algún tipo de amaño durante su tramitación. Dicha afirmación la respaldó con el hecho de que supuestamente tuvo en su momento el dictamen favorable del Tribunal de Contratación Administración. No obstante, también se esforzó en desmarcarse de cualquiera de las decisiones que desembocaron en la supuesta adjudicación irregular ya que, aseguró, él se mantuvo al margen en todo momento de dicho proceso. También negó haber participado en la supuesta filtración de un documento interno del Ayuntamiento que apareció en poder de uno de los directivos de Cofely durante los registros. Daniel Ortiz aseguró que nunca había hecho tal cosa y que, de hecho, le parecía “fatal” si se había producido.

Un alcalde convertido en taxista

El último en declarar este martes ante el juez Velasco por el 'caso Púnica' ha sido Pedro Vicente Sánchez García, alcalde 'popular' de Puebla de Lillo (León). Acusado de pagar presuntamente con dinero público los trabajos de reputación 'online' que hizo el experto Alejandro de Pedro para el entonces presidente de la Diputación, Marcos Martínez Barazón, el regidor insistió al magistrado que detrás de esos abonos había un "trabajo real" y que contratos publicitarios similares a los que firmó con los diario web de De Pedro los hizo "con todos los medios" de la provincia. Sánchez García también fue interrogado por un viaje que realizó en compañía de otro de los imputados en la trama, José Antonio Alonso Conesa, para visitar las instalaciones de la estación invernal de San Isidro, situada en su término municipal y en el que supuestamente se iban a amañar los contratos de concesión de las cafeterías. El regidor del PP admitió ese viaje, aunque aseguró que él no participó en ningún tipo de negociación y que se limitó a acercar en su coche a los protagonistas ya que no sabían cómo llegar a las instalaciones deportivas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba