España Rivera todavía otorga la iniciativa a Rajoy pese a exigir otro candidato al PP

El líder de Ciudadanos mantiene que el desbloqueo pasa por la obligación que tiene el presidente popular de buscar los apoyos suficientes. Sólo entonces, la formación naranja reactivaría el pacto. El partido centrista no ve futuro a la última pirueta de Sánchez.

Después de la investidura fallida, la relación entre PP y Ciudadanos, entre Mariano Rajoy y Albert Rivera, no experimentará, como ya se había apuntado desde este diario, grandes sobresaltos. La estrategia que perfilará este lunes la Ejecutiva nacional de la formación naranja pilotará sobre los trazos que ya marcó el propio dirigente centrista en su intervención parlamentaria el pasado viernes, día de la segunda votación. El pacto ad hoc suscrito por populares y naranjas ha quedado sin efecto, pero Rivera, y así se lo ha transmitido a los suyos, según fuentes internas, cree que todavía corresponde a Rajoy "llevar la iniciativa". Ello, pese a que el propio presidente de C's emplazó a la bancada popular a buscar recambio para un candidato del que "no nos fiamos", dijo Rivera desde la tribuna del Congreso. "El grotesco episodio del exministro Soria (salpicado por los papeles de Panamá y propuesto ahora para ocupar asiento en el Banco Mundial) nos da la razón", señalan tales fuentes.

En la cúpula naranja, la percepción estos días es que el Rey apostará por un "periodo de reflexión" hasta después de las elecciones vascas y gallegas, evitando cualquier injerencia en la campaña de dichos comicios. En este contexto, las fuentes próximas a Rivera sostienen que, a juicio del líder naranja, el desbloqueo institucional pasa por la obligación que tiene el jefe del Gobierno en funciones de buscar los apoyos suficientes para salir investido. Sólo entonces, apuntan, sólo "cuando exista la certeza" de que el presidente popular cuenta con tal respaldo, la formación naranja reactivaría el acuerdo de 150 compromisos para mejorar España. Rivera, al que Rajoy telefoneó la noche del viernes en un gesto de cortesía por el 'sí' de sus 32 diputados, volverá a tener al líder del PP como principal interlocutor en las próximas semanas, un tiempo en que el inquilino de la Moncloa piensa seguir emplazando a Pedro Sánchez a actuar con responsabilidad y dejar de ser "el obstáculo" que impide al país ponerse en marcha. 

Si no hubo investidura y el acuerdo expiró, "¿por qué sacar la conclusión de que seguimos apoyando al PP?", dice el argumentario interno de C's

El objetivo que sí se han fijado los dirigentes naranjas, y que este lunes será remarcado en la Ejecutiva nacional, es el de enfatizar que "C's ya no apoya al PP", que tal alianza, conseguida tras arrancar a los populares medidas anticorrupción y un ambicioso plan de choque social, decayó el pasado viernes con la investidura fallida. El equipo de Rivera sí mantuvo el entendimiento con los socialistas tras el fracaso de Sánchez el 4 de marzo y lo alargó hasta el 3 de mayo, cuando Felipe VI disolvió las Cortes y convocó de nuevo elecciones. Desde la formación centrista esgrimen que entonces pactaron "un acuerdo de legislatura, no sólo de investidura". No obstante, el texto que sellaron con los populares también incluye actuaciones a largo plazo, hasta 2020, con las respectivas partidas presupuestarias.

Es junto dentro de esa pretensión por quitarse el estigma de "muleta del PP", con elecciones vascas y gallegas a la vuelta de la esquina, donde se enmarcan tanto la altisonante petición de otro candidato popular que hizo Rivera en el hemiciclo como su insistencia en que el pacto con los populares "ha caducado". "Lo que no han caducado son las reformas que contiene", recalcan las fuentes citadas. Prueba de que a Ciudadanos le preocupa ahora más que nunca que el electorado pueda percibir a la formación emergente como una "marca blanca" de los populares es el contundente argumentario propagado entre su militancia. Según ha podido saber Vozpópuli, C's ha transmitido a los suyos que con el último pacto, que "murió el viernes", "no apoyamos a un partido, ni tan siquiera a una persona". Añade que tal acuerdo se alcanzó de "forma puntual", que C's "será oposición en el Congreso" y que "sólo pacta por facilitar la gobernabilidad del país y evitar terceras elecciones". Si no hubo investidura y el acuerdo expiró, "¿por qué sacar la conclusión de que seguimos apoyando al PP?", es la pregunta retórica que se hacen los dirigentes centristas a modo de consigna interna.

Un "experimento" sin "futuro alguno"

Respecto a la última pirueta del secretario general del PSOE, consistente en establecer contactos con Unidos Podemos y Ciudadanos para explorar una "vía alternativa" a Rajoy, la dirección naranja lo tiene claro. "Ni vemos futuro alguno a tal experimento, ni estamos dispuestos a participar del mismo", aseguran a este diario las fuentes próximas a Rivera. Un posicionamiento que C's no trata de ocultar, sino todo lo contrario. El secretario general del Grupo Ciudadanos en la Cámara baja, Miguel Gutiérrez, declaró que cuando su formación dice que España necesita un "proyecto viable" y "una persona capaz de liderar un Gobierno", no están pensando en acuerdos de "20 o 30 partidos". "No creo que tenga viabilidad ninguna", sentenció.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba