España

El PP intenta recusar de nuevo a la jueza del caso de los discos duros por acusarle de "machismo"

Rosa María Freire, instructora del caso, rechazó hace dos días una recusación anterior en una resolución durísima, en la que escribía: "Desconozco si (...) a ojos del recusante (el PP) soy un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas".

La jueza Rosa María Freire
La jueza Rosa María Freire EFE

El PP ha planteado una nueva recusación para apartar de la causa a la jueza que investiga el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas, alegando "enemistad manifiesta" derivada de las acusaciones de machismo que le hizo al partido al rechazar el anterior incidente. En este nuevo escrito, al que ha tenido acceso Efe, el abogado del PP destaca que la titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, al rechazar de plano hace dos días la anterior recusación, emitió juicios de valor sobre el fondo del asunto que, a su juicio, demuestran "una preocupante predisposición peyorativa" hacia el partido al que representa.

Así se desprende, indica el escrito, cuando, al rechazar la recusación, la jueza se preguntaba en el auto si se trataba de "un eficaz instrumento de la acción política del PSOE" (al haber sido cuestionada su imparcialidad por posibles nexos con en ese partido), y añadía: "Desconozco si esto significa a ojos del recusante que soy extraordinariamente inteligente o que, por el contrario, soy un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas".

Insinuar en una resolución judicial que el PP "alega, realmente, como causa de recusación, que se halla sometida a 'mentes masculinas' es una afirmación con un contenido evidentemente ideológico y supone un prejuicio inaceptable en una causa como la que instruye. Y no puede caerse en la ingenuidad de pensar que el comentario ha sido vertido a la ligera", expone el escrito, que suscribe el abogado del PPAlberto Durán.

A su juicio, la argumentación sobre el posible machismo "es absolutamente gratuita y además innecesaria" en una resolución de este tipo y "resulta sorprendente, en efecto, que la respuesta a una causa de recusación consistente en la vinculación de la magistrada con el PSOE se responda, sin negar la vinculación, por medio de un ataque al recusante al que se le imputa un comportamiento machista".

"Interpretación maliciosa"

Considera por ello que lo que hizo la jueza fue "una interpretación maliciosa y prejuiciosa respecto de la exposición de unos hechos objetivos (con los que podrá estar más o menos de acuerdo), interpretados por esta parte desde el prisma de la exigencia de imparcialidad" a los magistrados. Asegura el abogado que todas las manifestaciones plasmadas en el primer incidente de recusación, planteado el pasado 14 de septiembre, "se hicieron desde el máximo respeto a la magistrada" sin intención de "'convertirla' en nada y menos aún en un 'instrumento en manos de mentes privilegiadas' que desde luego no entendemos por qué deben ser 'seguramente masculinas'".

El escrito recoge además los titulares que se dieron este jueves sobre la inadmisión de la recusación y en los que se concluye que la jueza acusaba de machismo y mala fe al PP, por lo que al abogado le "resulta clamoroso que todos los medios hayan entendido, como lo hace esta parte, que las afirmaciones van dirigidas a calificar de machista el ejercicio por el Partido Popular de su derecho a recusar a un magistrado en quien concurra una causa legal de recusación". Por ello, añade el escrito, "las insinuaciones en torno al machismo" por parte de la jueza "ponen de manifiesto una situación de enemistad manifiesta de la Sra. Instructora con el Partido Popular", lo que constituye causa de recusación.

"En definitiva, las manifestaciones contenidas en el Auto de 20/09/16 respecto del infundado e injustificado machismo del Partido Popular, así como los demás juicios de valor contenidos en dicho Auto evidencian la pertinencia de interponer este nuevo incidente de recusación" por enemistad manifiesta, explica el letrado.

Por otra parte, al PP también le resulta "francamente alarmante" que la jueza recusada decida directamente sobre el incidente de recusación, cuando la Ley Orgánica del Poder Judicial "es muy clara al establecer -con base en una elemental norma de prudencia- que no es el recusado sino el instructor de la recusación" quien debe decidir al respecto. Para el abogado esa manera de proceder, que considera irregular, "es una nueva muestra de la confrontación y de la enemistad manifiesta que hacia el Partido Popular evidencia la Sra. Instructora".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba