España El fiscal Horrach denuncia las "coacciones" de las defensas de la Infanta, Urdangarin y Torres sobre Tejeiro

El abogado de Torres pretendía que el exasesor fiscal de Nóos y testigo clave no pudiera testificar por su obligación de guardar secreto profesional. La presidenta del tribunal ha rechazado esta pretensión.

El tribunal que juzga el caso Nóos ha asegurado que el asesor fiscal del Instituto Miguel Tejeiro no está dispensado por secreto profesional de declarar como testigo sobre temas patrimoniales y le ha citado de nuevo para el próximo martes. "No está dispensado de prestar declaración respecto de aquellas cuestiones de contenido patrimonial y por lo tanto no existe deber de confidencialidad", ha dicho la presidenta del tribunal, Samantha Romero, después de que el juicio haya estado interrumpido durante casi cuatro hora.

Durante ese tiempo el tribunal ha estado deliberando sobre la obligación de Tejeiro, testigo clave en el juicio y exasesor fiscal de Nóos, de guardar secreto profesional. La polémica se suscitó durante su declaración del jueves, cuando el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, advirtió de que Tejeiro, como abogado, "tiene obligación de guardar secreto profesional sobre todo aquello que conozca directa a indirectamente respecto a sus clientes".

Por ello, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach denunció este viernes las "coacciones" que están ejerciendo las defensas de la Infanta Cristina, Iñaki Urdangarin y el exsocio de este, Diego Torres, con el objetivo de que Tejeiro no pudiera declarar sobre las cuestiones más delicadas, y que podrían ser fundamentales, que afectan a sus clientes.

En la jornada del jueves, Tejeiro subrayó tajante que la entidad liderada por Iñaki Urdangarin y Torres "era una asociación con ánimo de lucro", pese a la imagen que ambos exsocios querían proporcionar del Instituto ante las Administraciones públicas, de cuyas arcas desviaron más de seis millones de euros.

Tejeiro subrayó que la entidad liderada por Urdangarin y Torres "era una asociación con ánimo de lucro"

"Tanto es así que Nóos tributaba en el régimen general y no por el de asociaciones y fundaciones. Lo que hacía eran funciones de consultoría", ha remarcado Tejeiro, quien ha señalado que, además de contar con trabajadores ficticios para dar una apariencia real al Instituto y a otras empresas vinculadas, Urdangarin y Torres se repartían el 50% de los beneficios que obtenían.

La Fiscalía sostiene cómo para ello ambos exsocios urdieron una maraña de empresas entre las que giraban facturas falsas por servicios que no respondían a servicio alguno. Un informe de la Agencia Tributaria incorporado a la causa eleva el importe total de las facturas que se cruzaron dentro del conglomerado empresarial a ocho millones de euros.

Una 'ONG' como cobertura

Es más, apunta a que "la única finalidad perseguida" por Urdangarin y Torres con la toma del control de Nóos era "contar con la cobertura de una asociación que formalmente no perseguía ánimo de lucro, una especie de ONG dedicada a proyectos sociales", cuando en realidad muchas de las facturas "responden a conceptos ajenos a los eventos contratados". "La ausencia de ánimo de lucro que se pregona de Nóos no se corresponde con la de sus directivos que facturaron contra aquel importantes sumas de dinero", abunda el Ministerio Público.

Al ser preguntado por el fiscal Pedro Horrach sobre si Urdangarin, en marzo de 2006, abandonó el Instituto Nóos por recomendación de la Casa Real, ha subrayado que la salida fue sólo "formal" puesto que "he oído y he visto que durante unos meses continuó, pero hubo al final disensiones entre los socios y fue cuando se separaron"


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba